Cultura

«La mujer tiene que huir absolutamente del victimismo»

La escritora Julia Montejo ha publicado este año la novela ‘Violetas para Olivia’ en la que explora la psicología y el espíritu de tres generaciones de mujeres.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
27
Jun
2011

Artículo

Pablo Blázquez

La escritora Julia Montejo ha publicado este año la novela ‘Violetas para Olivia’ en la que explora la psicología y el espíritu de tres generaciones de mujeres. En esta entrevista reflexiona en torno al papel de la mujer en el siglo XXI. «La mujer tiene que huir absolutamente del victimismo», afirma esta autora de éxito que ha conseguido colocar su novela en las listas de las más vendidas.

Su novela narra la historia de una mujer del siglo XXI qué se enfrenta  a su pasado. ¿Cuál es el motor de la historia?

En el planteamiento de la novela hay un descubrimiento relacionado con el sentido de la vida y es la importancia de tomar conciencia de que somos eslabones de una cadena. Es decir, somos quienes somos por las personas que nos han precedido. En este caso es una historia sobre tres generaciones de mujeres y sobre las herencias invisibles. Además, es un análisis honesto de lo que han sido las relaciones entre hombres y mujeres a lo largo de los siglo XIX y XX. Y mis mujeres no son mujeres víctimas; creo que la mujer del siglo XXI tiene que huir absolutamente del victimismo y de esos tópicos de que los hombres nos obligan a quedarnos en casa. El rol muchas veces nos lo damos nosotras mismas que somos, por cierto, las principales educadoras de nuestros hijos. El victimismo no ayuda.

Aunque la mujer huya del victimismo, la realidad es que las mujeres aún cobran menos que los hombres y, por tanto, están peor valoradas profesionalmente. En el mundo de la literatura, ¿también es más difícil ser mujer y escritora?

Creo que sí, pero es algo que pasa en todos los sectores. Excepto en contadas profesiones  tradicionalmente ocupadas por mujeres, como enfermería o servicio doméstico, creo que sí que es más difícil, sobre todo las que están más valoradas intelectualmente, que tradicionalmente han sido ocupadas por hombres. Sí que creo que es más difícil ser mujer escritora, igual que lo es ser piloto y mujer o arquitecto y mujer. Aunque vivimos un momento único en la historia de la humanidad en el que la mujer por fin está empezando a ocupar el lugar que se merece, cuando se forma una familia  profesionalmente afecta más a la mujer. Creo que la próxima revolución debería ser la masculina. Las mujeres creo que sabemos hacia dónde vamos y cuál es nuestro papel. La liberaciones social, religiosa y económica son las que han sacado a la mujer del trabajo en casa. Con estos cambios el  hombre queda en una nueva posición y tiene que encontrar también su papel porque ahora las reglas del juego son distintas. La sociedad ahora mismo no está ayudando al hombre a que asuma su nuevo papel en la casa o en la crianza de los hijos. Se ve mal que un hombre acceda a una baja por el nacimiento de sus hijos o que se ausente por enfermedad de sus hijos, mientras que se asume que la mujer lo haga. Es un tema social. El hombre tiene hacer su revolución.

¿Qué piensa sobre las fórmulas de discriminación positiva que establecen cuotas para conseguir la paridad entre el hombre y la mujer?

En principio estoy en contra de la paridad. Pero también es verdad que la mujer cuando decide tener hijos se queda rezagada. Las mujeres siguen cobrando menos y estando menos valoradas. Y la crisis está afectando más a las mujeres. Las que llegan a puestos directivos muchas veces han decidido no tener hijos. Hay que seguir trabajando para mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar.

Usted ha reflexionado en torno a la violencia y la mujer. ¿Cuál ha sido su aprendizaje?

Mi aprendizaje ha sido que la violencia contra la mujer hay que analizarla tanto física como psicológicamente. La violencia psicológica contra la mujer ha sido incluso un valor en nuestra sociedad y eso es algo que se pone de manifiesto en la novela.

¿Qué mensaje lanza a las nuevas generaciones de mujeres?

Que no caigan en la comodidad. Que investiguen cómo han vivido las mujeres de su familia y de su entorno, y cuáles han llevado una vida feliz y por qué.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.