Cultura

Abstracta Latinoamérica

Una exposición que pone de manifiesto la abstracción geométrica de América, enseñando al mundo la renovación de sus invenciones y construcciones frente a las mismas corrientes europeas.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
12
May
2011

Artículo

Ethic

Este fin de semana todavía estamos a tiempo de acercarnos a la Fundación Juan March para disfrutar de la exposición ‘América Fría. La abstracción geométrica en Latinoamérica (1934-1973)’. Y recomendamos no perdérsela, porque esta muestra ha conseguido reunir casi 300 piezas de pintura, fotografía, escultura y arquitectura de más de 60 artistas latinoamericanos, de Argentina, Brasil, Colombia, cuba, Uruguay Venezuela y México.

Las obras de estos artistas al otro lado del charco llega con un único objetivo: cartografiar la historia –compleja y fragmentada- de la abstracción geométrica de esta parte del continente americano, para enseñar la renovación de sus invenciones y construcciones frente a las mismas corrientes europeas.

La exhibición muestra al visitante una América Latina diferente del estereotipo. Así, frente a la imagen cálida, espontánea y nativa que de ella tenemos (tal vez más propia del Trópico y el Caribe), se descubre una Latinoamérica fría, objetiva, geométrica y racional. El resultado, una abstracción sorprendente y fascinante.

Como asombroso ha sido también el esfuerzo de los organizadores para poner en marcha una exposición de este calibre. Las piezas más selectas de museos y colecciones privadas de Europa, Estados Unidos y América Latina han sido traídas hasta aquí para ofrecer al público europeo la primera panorámica de las corrientes abstractas americanas.

La muestra abarca un arco temporal definido por dos viajes de retorno de Europa a América: 1934, cuando Joaquín Torres–García regresa a Montevideo, y 1973, año de la vuelta del venezolano Jesús Rafael Soto para la inauguración de su museo en su ciudad natal, Ciudad Bolívar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.