Internacional

Seis catástrofes mundiales a las que se han enfrentado los niños en 2022

Una confluencia de factores que está poniendo en peligro la vida y el futuro de los niños en todo el mundo. Las guerras, la pandemia y el cambio climático son algunos de los más preocupantes en las próximas décadas.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
29
Dic
2022
2022

Artículo

Conflictos, desplazamientos forzados, la pandemia o el cambio climático han llevado a los niños y niñas este 2022 a enfrentarse a verdaderas catástrofes. Especialmente los que viven en los lugares más difíciles del mundo, una confluencia de factores que está poniendo en peligro la vida y el futuro de los niños en todo el mundo. Estos son los más preocupantes.

Los conflictos

Con los conflictos que existen actualmente en Ucrania, Etiopía, Yemen y otros muchos lugares, los niños y niñas sufren consecuencias devastadoras. Aparte de las claras amenazas de lesiones o muerte, también existe el riesgo de una serie de impactos menos obvios, pero increíblemente dañinos, que pueden paralizar su bienestar en los años venideros: el trauma, la falta de elementos esenciales (incluyendo alimentos, agua, refugio y atención médica), la interrupción de la educación, el desplazamiento forzado y la pérdida o separación de los miembros de la familia les empujan a situaciones de extrema vulnerabilidad.

La crisis mundial del hambre

El mundo se enfrenta actualmente a la peor crisis de hambre del siglo, afectando a 45 millones de personas en 43 países. Se calcula que, este año, 274 millones de personas han estado necesitadas de ayuda humanitaria. Además, el número de personas en riesgo de hambruna es ahora un 60% mayor que antes de la pandemia, y con Rusia y Ucrania produciendo una cuarta parte del trigo mundial, la seguridad alimentaria del mundo se ve amenazada.

Los precios de los alimentos, por otro lado, han alcanzado los niveles más altos de la última década. En las zonas de conflicto, las cosechas, los ingresos y la estabilidad económica son algunas de las primeras víctimas de la guerra y los disturbios en Ucrania están haciendo mella en los precios del petróleo, el gas y los alimentos.

La violencia, los abusos y la explotación

​​Los efectos económicos del conflicto, la pandemia y la crisis mundial del hambre hacen que muchas familias tomen medidas desesperadas para llevar un plato a la mesa. Cada vez son más los niños y niñas que se ven abocados a situaciones peligrosas, como ser enviados a trabajar, a mendigar o incluso a contraer matrimonio. Para agravar los riesgos, el cierre de las escuelas debido a los conflictos o a la pandemia les ha alejado sus redes de protección habituales.

Educación interrumpida

En todo el mundo, más de 25 millones de niños y niñas han dejado de ir a la escuela. En estos momentos, muchos niños de zonas de conflicto como Ucrania, Etiopía, Myanmar y otras se ven privados de la posibilidad de aprender y de crear oportunidades para el futuro. Pero no es solo un problema de estos territorios: más de 1.200 millones de niños en 186 países se han visto obligados a abandonar las aulas por la pandemia y muchos todavía no han regresado.

El informe Estado de la Crisis Mundial de la Educación estima que los estudiantes de hoy en día corren el riesgo de perder 17 billones de dólares en ingresos a lo largo de su vida (alrededor del 14% del PIB mundial actual) solo como resultado de los cierres de escuelas. Además, se estima que el 70% de los niños de países con ingresos bajos y medios podrían ser clasificados como que viven en la pobreza de aprendizaje, incapaces de leer un texto simple a los 10 años.

La salud general sin prioridad

Aunque tragedias como la guerra y las catástrofes naturales son una clara amenaza para la seguridad de los niños y niñas, la principal causa de muerte de los menores de cinco años siguen siendo las enfermedades infecciosas. Cuando los países están en conflicto o luchan por salvar vidas de la covid, muchas otras prioridades sanitarias, como la vacunación, pasan a un segundo plano, especialmente en países donde los sistemas ya se enfrentan a importantes problemas de recursos y personal.

Cambio climático

Junto con la inestabilidad económica y los conflictos, es el principal multiplicador de la amenaza del hambre, ya que supone un peligro directo para el acceso de las personas a los alimentos nutritivos. Con el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, que hacen que la inseguridad alimentaria aumente por primera vez en una década, más de 300 millones de personas se enfrentarán a la inseguridad alimentaria aguda en 2030.

Para los niños y niñas pequeños, cualquier periodo sin una nutrición adecuada puede tener consecuencias para toda la vida, afectando a su salud, su aprendizaje y sus oportunidades de obtener ingresos, privando a su comunidad de todo su potencial. El cambio climático puede ser el desencadenante de un círculo vicioso de pobreza que corre el riesgo de empeorar con cada generación, con efectos catastróficos a nivel local y mundial.


Este es un contenido elaborado por World Vision.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.