Energía

Receta contra la crisis energética

Conseguir que nuestro país utilice fuentes libres de emisiones antes de 2030 es posible si nos lo proponemos, pero ¿hay otra forma de hacerlo sin el protagonismo de la energía solar?

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
18
Ago
2022
energía solar

Artículo

¿Somos capaces de imaginar una única ciudad en la que convivamos los 10 mil millones de personas que llegaremos a ser en 2050? A principios de 1950, el arquitecto griego Costantinos Dioxasis acuñó el término «ecumenópolis» para referirse a la idea de una gran ciudad mundial como resultado del crecimiento urbanístico del planeta. 

Una visión de futuro compartida por el biólogo estadounidense Edward O. Wilson y el director de cine y arquitecto australiano Liam Young, quienes argumentan que una buena solución para frenar la emergencia climática pasaría por agrupar a toda la población en una megaurbe, liberando al resto del planeta de la presencia humana con el fin de restaurar la biodiversidad. 

Young no tiene dudas en afirmar que el desarrollo urbanístico, la sobreexplotación del territorio, el uso de combustibles fósiles en la industria y el transporte han cambiado de una manera irreversible la composición de la atmósfera, la tierra y los océanos. No hay discusión tampoco en la necesidad urgente de avanzar a velocidad de crucero hacia la transición energética como una de las pocas soluciones que nos quedan. 

En España ya han fallecido 360 personas a causa de las temperaturas extremas

El cambio climático es la mayor de las amenazas a la que nos enfrentamos, y sus consecuencias ya son devastadoras: en lo que llevamos de olas de calor en España ya han fallecido 360 personas a causa de las temperaturas extremas. En esta batalla a contrarreloj, el papel de la energía solar va a ser determinante. 

El australiano también plantea que la emergencia climática se libre en un escenario que él considera la arena del debate social. Al fin y al cabo, ¿qué mejor que una transición energética que pone, por primera vez en la historia, al ciudadano en el centro? Cualquier persona que cuente con un tejado puede cubrirlo con una capa de silicio y convertirse en generador de energía renovable. Y quien esté a 500 metros de un tejado elegible también podrá beneficiarse de esa energía, convirtiéndose en consumidor próximo a través de la red eléctrica.

Y la cosa no queda aquí. El autoconsumo es imprescindible para la transición energética, pero no suficiente: necesitamos realizar plantas sobre terreno, de diferentes tamaños, para poder ir sustituyendo progresivamente la generación fósil. La ciudadanía tiene un rol fundamental, y es cada vez más frecuente encontrar proyectos íntegramente realizados por los agentes locales. 

Necesitamos seguir avanzado en un cambio de mentalidad social que, con el impulso de voluntad política, logre un profundo giro cultural para implementar una forma de vida más sostenible sin renunciar a todos los avances sociales conseguidos. Y para ello, la energía solar es determinante. 

Conseguir que nuestro país utilice una energía libre de emisiones antes de 2030 es posible si nos lo proponemos. Frenar el avance de las olas de calor y los incendios forestales es viable si nos unimos y tomamos decisiones contra el cambio climático. Las excusas y planteamientos que desafían a la ciencia sólo servirán para que individuos como Liam Young sigan creando mundos imaginarios y soluciones extravagantes para llamar nuestra atención dentro de su personal lucha artística contra el cambio climático. ¡Actúa ya!, nos grita a través de sus cortos y películas, desde el otro lado de la pantalla.


Cristina Moreno es directora de Comunicación en UNEF.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Sanar la esperanza herida

Víctor Viñuales

El presente muestra ya algunas de las peores consecuencias climáticas, pero ¿acaso está todo perdido?

Los primeros pasos de la COP26

Carmen Contreras Tellez

La cumbre da sus primeros pasos entre altas expectativas, desengaños, contratiempos logísticos y ausencias importantes.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.