Diversidad

Niñas en pie de ciencia: este es el futuro del talento femenino

Según la ‘Alianza STEAM’, dependiente del Ministerio de Educación, en España solo el 1% de las mujeres empleadas son especialistas en TIC y únicamente un 1,7% de las niñas se ven trabajando en este sector. Reducir la brecha de género en ciencia y tecnología es una cuestión de igualdad, pero también de necesidad: la diversidad ayudará a que las soluciones que desarrollen realmente atiendan a las necesidades de todos los estratos sociales.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
30
Mar
2022

Para hablar del mundo de la tecnología y la ciencia se puede todavía, tristemente, reciclar algún eslogan de la publicidad más pasada de moda. El universo científico y tecnológico es todavía «un mundo de hombres», recuperando uno de los eslóganes más típicos de esa antigua corriente publicitaria que ya ha quedado rechazada por la sociedad. La presencia del talento femenino en el sector STEAM sigue siendo minoritaria: los datos del Gobierno español demuestran que solo el 1% de las mujeres trabajadoras lo son como especialistas en TIC y que únicamente un 1,7% de las niñas se ve desempeñando en el futuro una profesión en ese sector. 

A primera vista las cifras pueden invitar al pesimismo, pero no pintan la foto completa. Porque, aunque la presencia de mujeres profesionales en ciencia y tecnología es muy baja –y los efectos de la pandemia no han hecho más que complicar sus carreras: han sido ellas (y no ellos) quienes han publicado menos papers en estos años, debido al incremento de las necesidades de cuidado que la sociedad tiende a asignarles–, la conciencia colectiva de que las cosas deben cambiar es cada vez mayor. Se necesita reducir la brecha de género en ciencia y tecnología. Es una cuestión de igualdad, pero también de necesidad, ya que la diversidad entre quienes desempeñan esas profesiones ayudará a que las soluciones que desarrollan sean realmente representativas de las necesidades de todos.

Por tanto, es fundamental conseguir que las niñas se interesen en las ciencias y en la tecnología. Son las niñas de hoy las que van a cambiar cómo se hará la ciencia del mañana. En este contexto, son varias las iniciativas que están trabajando para transformar la realidad, logrando que las niñas no abandonen los estudios científicos y tecnológicos. «Es importante por muchos motivos: para reducir la brecha entre sexos en el mundo STEAM, para no crear desigualdades en estos ámbitos, para que vean (tanto niñas como niños) que nosotras también estuvimos, estamos y estaremos ahí», apunta María García, una de las coordinadoras de la Iniciativa 11 de Febrero, cuando se le pregunta por qué es tan importante seguir trabajando para motivar a las niñas en el entorno STEAM. Como muestra, un botón: ahora que la inteligencia artificial o los sistemas predictivos son tan importantes, «si todo esto está desarrollado por hombres (en la mayoría de los casos sin perspectiva de género), todo el ‘mundo informático’ va a estar sesgado». «Necesitamos que haya igualdad y que los códigos desarrollados se creen en igualdad de condiciones», indica.

La ‘Alianza STEAM’ es una iniciativa del Ministerio de Educación que busca inspirar a las niñas para estudiar carreras de ciencias y tecnología

La Iniciativa 11 de Febrero es una de las que buscan que visibilizar el talento de las mujeres en ciencia y tecnología y motivar a las niñas en este terreno, usando como plataforma el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia. No es la única. En los últimos años, muchas otras propuestas se han ido incorporando a la lucha por la igualdad en el universo STEAM, partiendo de la propia comunidad científica, de las empresas o de los propios poderes públicos. Es el ejemplo de la Alianza STEAM, una iniciativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional a la que ya se han sumado más de cien entidades en busca de «impulsar cualquier iniciativa, proyecto, acción, campaña… que inspire a las niñas, desde muy pequeñas, hacia la ciencia y la tecnología».

La iniciativa, además de contar con un espacio colaborativo en internet, espera lograr en los próximos años más apoyos, más vocaciones científicas o más aliados que cooperen en este trabajo. Como señala la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, resulta crucial «desmontar los roles de género» que frenan la presencia de las mujeres en este entorno. «A pesar de obtener iguales o mejores notas que sus compañeros en asignaturas como las matemáticas, se perciben trabajadoras pero no brillantes en estas materias», recuerda.

Dar más referentes a las niñas es una de las cuestiones clave para mantener las vocaciones científicas. Si en el imaginario colectivo solo visualizamos científicos, resultará mucho más difícil reducir la brecha de género. El ya clásico estudio del sociólogo David Chambers demostró que, cuando se pedía a las estudiantes de 16 años que dibujasen a una persona científica, solo 1 de cada 4 dibujaba a una mujer. A los seis años, dibujaban científicas el 70% de los escolares. Cambiar el ciclo –y demostrar a los alumnos que la ciencia es para todos– es crucial. «Cada vez se visibiliza más a las mujeres STEM; cada vez tenemos un poco más de espacio para poder hacerlo, además de darnos voz para ello», indica María García, destacando de forma especial lo que ocurre en medios. La brecha «sigue siendo grande», pero las cosas están cambiando.

De hecho, el impacto de todo este tipo de programas y de los cambios en la cultura en ciencia y tecnología pueden ser notables. Si se trabaja en ello, se logran resultados y se consigue aumentar la presencia del talento femenino en el universo STEAM. Las cuentas más recientes de Accenture y Girls who Code señalan que, si se hace un reajuste la cultura de la industria tecnológica para hacerla más inclusiva, se lograría aumentar en tres millones las mujeres que trabajan en TIC antes de 2030. Sus cuentas usan solo el mercado estadounidense como referencia, por lo que la cifra global sería mucho más elevada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.