Sociedad

Viviendas asequibles, o cómo acabar con el sinhogarismo

El objetivo marcado por la Agenda 2030 de cara a resolver el sinhogarismo pasa por abrazar viviendas en alquiler asequible para dar techo a las 33.000 personas que viven actualmente en las calles españolas.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
08
Abr
2021

Artículo

En las calles de nuestras ciudades viven o, mejor dicho, malviven, miles de personas que no tienen hogar. Personas para las que conseguir una vivienda en la que retomar de nuevo las riendas de su vida es prácticamente imposible. Seguro que, en más de una ocasión, al salir de su casa o de camino al trabajo, usted se ha encontrado con alguna de estas personas y se ha preguntado cómo podría ayudarla. Y decimos seguro, porque en España son más de 33.000 las personas se ven afectadas por el sinhogarismo, un problema estructural, vinculado de forma directa con el acceso a la vivienda y que supone graves violaciones de los derechos humanos. 

Tradicionalmente, el sinhogarismo se ha enfocado desde una perspectiva basada en la emergencia y el asistencialismo. Un modelo ineficaz en el que las personas quedan atrapadas y difícilmente logran salir de la calle. Este modelo gestiona el problema, pero no lo soluciona. Prueba de ello es que, por más que se ha invertido en este sistema en los últimos años, no se ha conseguido reducir el número de personas afectadas por el sinhogarismo en España.

En HOGAR SÍ trabajamos un grupo de profesionales que estamos convencidos de que, con el enfoque adecuado y la implicación de todos los sectores de la sociedad, es posible conseguir que ninguna persona viva en la calle. Para ello, estamos en constante búsqueda de soluciones innovadoras, eficaces y eficientes al problema del sinhogarismo. Junto a otros actores, estamos promoviendo un cambio en la forma de abordar este fenómeno.

«’Primero H’ es un proyecto que busca facilitar el acceso a viviendas en alquiler asequible»

Una transformación hacia un modelo basado en dos elementos clave: el enfoque de derechos y el enfoque de soluciones. Es decir, alejarnos del asistencialismo buscando reestablecer a estas personas en sus derechos fundamentales de vivienda, salud y empleo, fortaleciendo su autonomía y capacidades. Y, al mismo tiempo, generamos proyectos innovadores y eficaces dirigidos a solucionar el problema, contribuyendo a derribar las barreras estructurales que originan y cronifican el sinhogarismo, especialmente la falta de acceso a viviendas dignas y asequibles.

En este contexto, y tras más de seis años de experiencia desarrollando soluciones de vivienda como Housing First, hemos creado Primero H, la primera socimi social de España. Una joint venture entre HOGAR SÍ y ASOCIMI que busca mejorar el acceso a la vivienda de colectivos en riesgo de exclusión residencial y, especialmente, de personas en situación de sinhogarismo. Queremos que todas las personas tengan acceso a un Primero H.

Primero H es un proyecto que implica la colaboración entre dos entidades muy distintas que buscan salir de su zona de confort para generar un verdadero impacto social. Esta iniciativa busca garantizar y facilitar el acceso a viviendas en alquiler asequible para personas en situación de sinhogarismo y pretende lograrlo a través de la atracción de inversión privada. Un proyecto de inversión con impacto social cuyo retorno es doble. Por una parte, ofrece un retorno financiero, esperado en toda inversión y, por otra, un retorno social dirigido a solucionar de forma eficaz una problemática no cubierta.

«En un contexto como el actual, las oenegés tenemos que atrevernos a trascender la cultura subvencionada»

Estamos convencidos de que, en un contexto socioeconómico como el actual, las oenegés tenemos que trascender la cultura de la acción subvencionada y atrevernos a operar en el mercado, con sus reglas, para utilizarlas a favor de nuestro propósito y, por qué no, mejorarlas si es posible. Y esto es lo que hacemos con Primero H: utilizar un mecanismo existente en el mercado para proponer una transacción distinta.

Este escenario también nos lleva a replantear las relaciones que hemos tenido los diferentes actores y nos señala la necesidad de colaboración, de generación de alianzas y de apuesta por la innovación a la hora de resolver problemas sociales. Y en este camino, creemos que las empresas, como agentes de cambio social, también deben transcender sus estrategias de RSC y buscar un impacto real en la sociedad. 

Y este es el espíritu que inspira a Primero H. Una idea que ya está en marcha a nivel internacional y que se ha llevado a cabo, aunque no con un foco específico en el sinhogarismo, en países como Reino Unido y Australia. Primero H es la primera socimi social de España, pero espera no ser la única, porque también busca demostrar su viabilidad, su eficacia y fomentar su escalabilidad. Si el sinhogarismo es un problema de vivienda, debería ser evidente, apostemos por el acceso a vivienda.


Marian Juste es presidenta de HOGAR SÍ. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Cómo venció Taiwán a la covid

Patricia Fitzpatrick

La eficiencia en la detección de casos y la aplicación de cuarentenas selectivas han sido la clave del éxito.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.