Medio Ambiente

POWERED BY

La pandemia no frenó el reciclaje… ni los avances en economía circular

Ecoembes presenta su Memoria Anual 2020, en la que confirma que su actividad va más allá del reciclaje: alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la organización da pasos decisivos para ser más digital y más circular que nunca.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
13
Feb
2021
reciclaje

Artículo

El año 2020 ha sumergido a la sociedad en una crisis sanitaria de la que aún hoy estamos saliendo. Entre los muchos estragos que ha provocado, existía la incertidumbre de que afectara al reciclaje y, en especial, a los logros conseguidos en los últimos años por la ciudadanía, que ha mostrado una increíble capacidad de concienciación y compromiso activo, como han demostrado unas cifras de reciclado que no han dejado de aumentar año tras año.

La realidad, por suerte, ha sido bien distinta, como alumbra la memoria anual de Ecoembes, organización sin ánimo de lucro que cuida del medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases en España. «En medio de la crisis sanitaria, la recogida y el reciclaje de residuos fueron actividades declaradas como esenciales, y ciudadanos, administraciones y empresas respondieron con un mayor compromiso», señala Óscar Martín, CEO de Ecoembes. Los datos avalan esta afirmación: en 2020 se entregaron a recicladores homologados casi un millón y medio de toneladas de envases domésticos, lo que supuso un ahorro de casi dos millones de toneladas de emisiones de CO2 y 20,29 millones de metros cúbicos de agua, así como más de seis millones de toneladas menos de megavatio/hora de gasto energético. La aportación del ciudadano, una vez más, ha aumentado considerablemente respecto a años anteriores: los ciudadanos usaron el contenedor amarillo un 8,5% más que en 2019.

Más circulares, más digitales

Sin embargo, los objetivos de Ecoembes fueron más allá de mejorar sus resultados en medio de una crisis sanitaria. «Este año nos ha enseñado que la protección del medio ambiente significa un entorno saludable, y la sociedad es más consciente ahora que nunca. Es hora de acelerar la respuesta», apunta en la memoria el presidente de la organización, Xavier Orriols.

Esto se ha traducido en que su máxima durante 2020, «más circulares, más digitales», ha impregnado definitivamente a todas y cada una de las capas de la organización, que ha interiorizado la economía circular como palanca aceleradora de las transformaciones necesarias en el proceso de reconstrucción y regeneración socioeconómica y medioambiental.

Un laboratorio circular con la digitalización en el centro

A pesar de las vicisitudes encontradas, la actividad en TheCircularLab, el centro de innovación de Ecoembes, ha sido frenética. Con más de 150 proyectos puestos en marcha entre 2016 y 2020 junto con 200 colaboradores externos y 30 universidades y centros tecnológicos de toda Europa, se ha confirmado un año más como referente europeo de innovación abierta en la transición hacia la economía circular.

En 2020 se entregaron a recicladores homologados casi un millón y medio de toneladas de envases domésticos

En este laboratorio nace Reciclos, un sistema de devolución y recompensa (SDR) implantado en España, que premia el compromiso de la ciudadanía a través de incentivos sostenibles y sociales por el reciclaje de latas y botellas de plástico de bebidas. Ya está disponible en las 17 comunidades autónomas tanto con contenedores amarillos, a los que se ha incorporado tecnología, como con más de 60 máquinas en espacios como mercados, centros de ocio y estaciones de transporte. En TheCircularLab trabajan también en la plataforma Smart Waste para la gestión de los procesos de recogida, selección y reciclado de envases en un modelo efectivo de ciudad inteligente.

El software Packaging Circular Design, que se encuentra en fase piloto, aporta a las empresas información técnica sobre cómo aplicar el ecodiseño a sus productos; y el chatbot AIRE, el primer asistente virtual de reciclaje, fue clave en el con- finamiento: recibió un 30% más de consultas que en 2019.

En Ecoembes ya no hablan de una sola actividad principal. «Nos seguimos esforzando por reciclar más y mejor», señala la organización en su memoria. «Pero reciclar conlleva un nuevo modelo de desarrollo económico basado en generar un impacto positivo en nuestro entorno, en la creación de empleo y, en definitiva, en contribuir a la consecución de los ODS». Y concluye: «Nos comprometemos con la educación en valores, la inclusión social y la innovación como palanca para la circularidad y el cuidado del planeta, unos retos que han cobrado más valor, si cabe, en un año en que la pandemia nos ha dado unas cuantas ‘lecciones vitales’».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.