La farmacia, refugio de salud para los pacientes crónicos

«Cuando un paciente crónico acude a una farmacia no solo obtiene la correcta dispensación de sus fármacos o una indicación farmacéutica, sino que, además, recibe ayuda para la adherencia terapéutica», señala Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
03
Dic
2020
farmacéuticos

La relación que los pacientes crónicos tenemos con nuestra farmacia habitual suele ser muy cercana, a la vez que necesaria. Ésta forma parte de la cotidianeidad que supone ser paciente crónico y genera un vínculo de confianza con una persona que sabe aconsejarnos y tener en cuenta nuestras circunstancias personales y clínicas. Acudir a la farmacia puede ser un mero trámite muy puntual en la vida de cualquier persona, pero para muchos de nosotros, las personas con patologías crónicas, es algo fundamental que, sin duda, repercute en nuestra calidad de vida y ayuda en la gestión de cada enfermedad.

Reflejo de ello son alguno de los datos que pudimos extraer del último Barómetro EsCrónicos 2019, que realizamos desde la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid. Gracias a este informe descubrimos, por ejemplo, que el 89% de las personas con alguna patología crónica han recurrido a los servicios farmacéuticos de su zona en el último año, siendo el servicio más utilizado por nuestro colectivo. Estoy convencida de que el siguiente que presentemos, donde tendremos los datos de este periodo de pandemia, reflejará la importante labor de apoyo que han hecho las farmacias a los pacientes crónicos, a sus familias y cuidadoresen plena crisis de la Covid-19.

El 89% de las personas con alguna patología crónica han recurrido a los servicios farmacéuticos de su zona en el último año

Desde el inicio de la pandemia, hemos visto la necesidad de aunar fuerzas y nos reunimos con el Consejo General de Colegios Farmacéuticos a fin de intercambiar impresiones sobre cómo estaba afectando la crisis previa los pacientes y así trasladar de primera mano sus necesidades para que desde la profesión farmacéutica pudieran responder con iniciativas concretas.

Cuando un paciente crónico acude a una farmacia no solo obtiene la correcta dispensación de sus fármacos o una indicación farmacéutica, sino que, además, recibe ayuda para la adherencia terapéutica. Ésta ha peligrado en medio de una pandemia sin precedentes. Así lo pudimos comprobar con el ‘estudio del impacto de COVID-19 en las personas con enfermedad crónicas’ que realizamos durante los primeros meses de la pandemia y gracias al cual conocemos datos como que, durante el estado de alarma, cerca del 25% de los encuestados olvidaba, a veces, tomar la medicación, la gran mayoría de ellas, mujeres.

Asimismo, es importante destacar la labor de información específica que desde las farmacias se ha dado a las personas con una enfermedad crónica sobre los diferentes aspectos que les han ido preocupando desde el inicio del desconfinamiento, concretamente sobre toda aquella información referente a la Covid-19 que han podido necesitar. Han sido muchas las personas que han acudido a su farmacia para entender la situación actual, solventar miedos y aprender cómo deben protegerse de forma correcta.

Por ello, desde que comenzó esta crisis, hemos querido poner en valor la importancia de trabajar todos unidos para cubrir las necesidades de los pacientes crónicos ante una situación tan complicada. En ello han entrado los farmacéuticos, con quienes aplaudimos algunas de las nuevas medidas que se han conseguido a fin de favorecer la protección de la salud de los pacientes crónicos, evitando exponerles a contagios en centros sanitarios. Sobre esto, es importante destacar que se haya hecho posible la entrega de medicamentos hospitalarios a través de las farmacias comunitarias en algunas Comunidades Autónomas, ya que con ello se ha conseguido reducir enormemente el riesgo de contagio de muchos pacientes, no teniendo que desplazarse a los hospitales a por los tratamientos, y pudiendo acceder a ellos en una acción coordinada y profesional entre profesionales.

También es importante valorar otras medidas, como la renovación de los tratamientos en la tarjeta sanitaria mediante llamada telefónica y previa valoración del médico o la prorrogación durante 90 días de los tratamientos para personas con enfermedades crónicas y o síntomas cronificados.

Al final de todo esto está un fin común, el de proteger al paciente crónico y ayudarle a superar esta situación sin precedentes. Esperamos que las medidas que han llegado con la pandemia se queden para seguir afianzando esta confianza entre la farmacia y el paciente, continuando con la búsqueda de nuevos protocolos que siempre protejan y cumplan con las necesidades del paciente crónico.


Carina Escobar es presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.