Recicla

POWERED BY

Hacia un futuro circular y sin residuos

Gracias a su apuesta por el ecodiseño, Coca-Cola en España ha logrado que hoy el 99,6% de sus envases sean totalmente reciclables.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA

Aunque la existencia de un mundo sin desechos aún sea una utopía, paso a paso, cada vez estamos más cerca de conseguir que sea realidad. Y, en esa misión, la humanidad cuenta con un aliado imprescindible: la economía circular, que busca estirar hasta el infinito la vida de aquello que utilizamos, dando a todo un nuevo uso y eliminando el concepto residuo de la ecuación.

En ese proceso, el ecodiseño es el primer y gran paso para reducir la huella ambiental del producto desde el momento en el que se idea su envase. Esto afecta, por ejemplo, a la elección de materiales –desde el plástico reciclado a aquel procedente de fuentes orgánicas– o las técnicas de fabricación. Gracias a la aplicación de estos preceptos, Coca-Cola en España ha logrado poner en el mercado envases cada vez más sostenibles: ahora son más ligeros y contienen un porcentaje mayor de materiales reciclados y de origen vegetal, con lo que se minimiza el uso de recursos. Por ejemplo, la icónica botella Contour, de vidrio rellenable, ha reducido su peso un 21% con respecto al año 2000, y las latas hoy pesan hasta un 60% menos que hace tres décadas.

Coca-Cola centra sus esfuerzos en mejorar las características de los envases en su totalidad para que sean más fáciles de reciclar

Sin embargo, debido a su gran impacto ambiental, uno de los materiales en los que Coca-Cola en España centra especialmente su trabajo es el plástico, cuya gestión y tratamiento supone uno de los mayores retos ambientales a los que nos enfrentamos. Así, hoy las botellas de plástico de la firma tienen un 25% de material reciclado –hace apenas tres años el porcentaje era del 13%– y su objetivo es que en 2022 ascienda al 50%. En esta aceleración, por ejemplo, las botellas de Glacéau Smartwater ya están fabricadas completamente con plástico reciclado.

Con ese objetivo en el horizonte, los esfuerzos se encuentran también en mejorar las características del envase en su totalidad para que sea más fácil de reciclar, apostando por nuevos materiales o eliminando las cloraciones de las botellas. Así, hoy el 99,6% de los envases de la marca son totalmente reciclables, y se han invertido 180 millones de euros en proyectos de innovación y ecodiseño, convirtiendo a Coca-Cola en líder de algunos de estos esfuerzos tecnológicos que ya han dado sus frutos: hace unos meses, lograron presentar la primera botella elaborada con plástico reciclado procedente de basura marina.

Ya que cada año se arrojan más de seis millones de toneladas de plástico a los océanos, en ellos se centra la iniciativa Mares Circulares –cuya nueva edición de su concurso está en marcha–, que no solo se limita a limpiar las playas y los fondos marinos, sino que impulsa la investigación contra el problema de la basura marina mediante soluciones en el marco de la economía circular.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.