https://bs.serving-sys.com/serving/adServer.bs?cn=display&c=19&mc=imp&pli=29515431&PluID=0&ord=[timestamp]&rtu=-1

Opinión

Erradicar el virus de la violencia contra la mujer

Nadie sobra en la lucha contra la violencia machista: cuantos más seamos y actuemos, antes daremos con la solución.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
06
Mar
2020

«Me da miedo pensar que aún puedo ser feliz. No me atrevo a soñar que mi vida puede cambiar. Porque el aire puede escuchar mi deseo y romper la magia de mi fuerza. Puede atraer la maldición de todo aquello que paralizó mi destino». Estos aldabonazos han sido inspiración en estos 10 años de trabajo en visibilizar y sensibilizar a la sociedad a través de Madrid Woman’s Week, la Semana Internacional de la Mujer. Son frases que redoblan en mi interior. Seguramente, son pensamientos que redoblan en las mentes de esas mujeres destrozadas, enganchadas a un mundo para ellas sin esperanza, encarceladas por la dependencia de sus maltratadores.

Son las mujeres víctimas de violencia de género. Mujeres maltratadas, llamémosle por su nombre con todo lo que implica esa palabra: golpeadas, humilladas, anuladas. ¡Qué contradictoria es la realidad! Estas mujeres creen aquello de lo que se las acusa sin poder pensar en ellas, sin analizar la realidad fríamente. Claro, cómo van a analizarlo fríamente si las mantienen continuamente acosadas y anuladas sin un mínimo respiro de claridad y sin espacio para analizar.

Recuerdo unas jornadas sobre mujeres con diversidad funcional víctimas de violencia de género, que organizó el Instituto Canario de Igualdad. Pude entrevistar a dos grandes mujeres que sobrevivieron y lograron no perder la vida en la lucha con sus ex parejas porque algo dentro de ellas les hizo seguir luchando, porque debían dar ejemplo, porque quieren dar su vida para otros menesteres como ayudar a otras mujeres que han pasado o están pasando por su misma situación, porque buscaron dentro de su interior la fuerza necesaria para defenderse agarrándose a la vida.

«La violencia sobre la mujer se sustenta en una base ideológica y se fundamenta principalmente en la desigualdad»

Testimonios que hacen crecer la esperanza en la lucha contra una lacra que lleva mucho tiempo entre la humanidad y que hay que luchar contra ella siguiendo el ejemplo de estas mujeres que defendieron su vida. Debemos entre todos acabar con el problema, no podemos cruzar los brazos y dejar que la solución venga sola, porque no vendrá. No podemos escudarnos en el ‘qué puedo hacer yo, si no tengo medios’.

No podemos satisfacer nuestra conciencia pensando en que hay otros que se dedican a ello y son expertos. Nadie sobra en esta lucha y cuantos más seamos y actuemos, antes daremos con la solución. Hoy me siento una privilegiada teniendo este espacio para despertar conciencias, para llamar la atención en un tema que no es agradable, que no suscita adeptos; pero, si conseguimos entre todos poner cerco a los maltratadores, apoyar a las víctimas, acompañarlas, detectar la violencia antes de que se produzca una sola víctima más, sentiré que ha valido la pena. No podemos dejar solo en manos de las administraciones tal responsabilidad. Aportemos soluciones, unidos todos para erradicar la  violencia de género.

Busquemos en la educación, la solución. Preparemos a nuestros jóvenes con herramientas necesarias para combatir la desigualdad. Porque  la violencia sobre la mujer se sustenta en una base ideológica y se fundamenta principalmente en la desigualdad. Herramientas que, desde las aulas, en su entorno, los provea de dignidad, como los valores, la tolerancia, el compromiso.

Así, pasito a pasito formaremos una sociedad más justa y en igualdad. Así, pasito a pasito, romperemos mitos, creencias inútiles, modelos desfasados que se han de adaptar a un mundo real.


(*) Carmen María García, presidenta de la Fundación Woman’s Week y directora de la Semana Internacional de la Mujer (Madrid Woman’s Week)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Todo va a cambiar?

Pablo Blázquez

Aunque la agenda global se reordene, no podemos retroceder en la lucha contra el cambio climático o la desigualdad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME