Opinión

Valores y humanismo en el nuevo mundo de las máquinas

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, analiza los desafíos a los que nos enfrentamos con la llegada del nuevo mundo digital y el papel de las personas en la era de las máquinas. Lo explica en el prólogo del libro ‘Empresa y Gestión Sostenible’ (Digital Reasons), del experto en ética empresarial José Luis Fernández Fernández.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
05
Abr
2019
humanismo
Fotograma de la película Ex Machina (2015)

A nuestro alrededor, la tecnología está impulsado un cambio vertiginoso, transformado de manera radical el modo de hacer las cosas en todos los ámbitos y llevando la disrupción a todos los modelos de negocio.

Somos una generación afortunada, porque con más tecnología a disposición de la que haya podido disfrutar ninguna antes de la nuestra, se abren oportunidades ante nosotros en todos los campos. La digitalización tiene ya un impacto positivo, que se multiplicará en el futuro. Aporta respuestas a retos sociales y medioambientales, y puede mejorar radicalmente la calidad de vida de las personas, la productividad de los negocios y le crecimiento de las economías. Por todo ello se estima que el impacto en términos de generación de riqueza y bienestar de esta revolución pueda ser cuatro veces el de las precedentes.

Es un contexto de oportunidad, pero a la vez también de grandes desafíos. La brecha digital; el impacto en el empleo y en la educación; el uso adecuado de los datos; la seguridad y la privacidad; y la distribución de la riqueza son algunos de los retos a los que ya nos enfrentamos. Se empiezan a plantear también nuevos debates ético, como los relacionados con la llegada de la singularidad que se producirá cuando la inteligencia artificial supere las capacidades humanas, o con los avances en biotecnología y la posibilidad de manipulación o selección del ADN. Pero esto apenas es el principio.

«Ha llegado el momento de que las máquinas aprendan el lenguaje de los humanos»

Para encontrar la respuesta adecuada a estos retos presentes y futuros necesitamos valores. Valores que tendrán que adaptarse a las nuevas realidades y evolucionar con ellas. Pero también humanismo, porque todo debe girar alrededor de la persona, de sus derechos y de sus obligaciones en el nuevo mundo digital. Hasta ahora el ser humano ha dedicado mucho esfuerzo para aprender el lenguaje de las máquinas para poder comunicarse con ella y ahora ha llegado el momento de que sean las máquinas las que aprendan el lenguaje de los humanos. Las máquinas deben hacerse más humanas para que el nuevo mundo digital a su vez también lo sea, con el objetivo de asegurar que el potencial de desarrollo inherente a la digitalización se hace realidad para el beneficio de todos.

Porque avanzamos hacia el futuro, pero no hacia cualquier futuro. Solo guiándonos por valores y humanismo podremos capturar todo el potencial de la tecnología para construir una sociedad mejor, más inclusiva y más justa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Desaprender para reaprender

Juan José Almagro

La buena escuela no la hacen las tablets sino los buenos profesores, y en ellos deberíamos invertir.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME