Economía

El 84% de los ‘freelance’ lo son por voluntad propia

Según un estudio realizado por la plataforma Malt, la gran mayoría de los profesionales autónomos en España han elegido serlo de forma voluntaria. Frente a la inestabilidad de los ingresos o las altas tasas a pagar, la libertad y la flexibilidad laboral son las grandes ventajas.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
27
Mar
2019
freelance

Durante años, ser freelance se ha considerado una maldición. Tan solo hace falta abrir Google y esperar a que aparezcan las búsquedas relacionadas: precariedad, sin vacaciones…  Algunas páginas llegan incluso a ofrecer una guía práctica para ser freelance y «no morir en el intento». Sin embargo, este modo de trabajar como autónomo, lejos de ser perfecto, ha resultado ser una opción que muchas personas escogen voluntariamente como estilo de vida.

Así lo refleja el segundo informe La situación de los freelance en España –presentado por la plataforma francesa Malt–, que pone en contacto a trabajadores y empresas. Según el estudio, y en contra de la creencia generalizada, el 84% de los encuestados confiesan que son freelance por una elección propia y meditada, un porcentaje que ha aumentado un 10% respecto al año anterior. Eso lleva a preguntarse: ¿qué es lo que les motiva?

El 47% de los freelance dicen haber dado el paso por la sensación de libertad y la flexibilidad laboral que les permite esta manera de trabajar. A estas razones le siguen las ganas de emprender y la casualidad: un 18% de los consultados explican que una oportunidad surgida por la decisión de una empresa les ha llevado a escoger esa opción. Contra todo pronóstico, solo un 8% sostienen se han cambiado al hasta ahora «lado oscuro» por obligación.

Libertad y  flexibilidad laboral son los motivos principales por los que se da el paso al estilo de vida freelance

Entre las ventajas que más se valoran en la situación del trabajador autónomo destaca la de poder organizar el tiempo para conciliar la vida personal y profesional. En el otro lado de la balanza, y con un consenso del 75% de los entrevistados, se encuentra la de ganar más dinero. Parece casi intrínseco a la naturaleza de ser freelance que los ingresos sean inestables. El hecho de buscar de manera independiente los clientes, aprender a venderse o realizar el seguimiento de los pagos son algunos de los obstáculos a los que se enfrenta cualquier trabajador autónomo y que, a la larga, impiden que los salarios sean siempre iguales de un mes para otro. Pese a que, según el último eurobarómetro Work and life balance de octubre de 2018, España encabeza la lista de países en insatisfacción laboral –recordemos, el principal motivo por el que un autónomo decide serlo–, estas dificultades económicas entorpecen que esta alternativa acabe de despegar. 

Con la vista puesta en los problemas de liquidez y las altas cuotas que deben pagar –y que, sin ir más lejos, aumentaron por Decreto Ley el pasado 28 de diciembre–, gran parte de los freelance (el 94%)  reclaman que sus problemas financieros se incluyan en el debate político. Pese a las dificultades actuales, los últimos datos del Foro Europeo –que sitúan en 700.000 los trabajadores de este tipo en España–, señalan una tendencia que no para de crecer: desde 2012 se ha registrado un 40% de incremento de estos tipos de modalidades laborales. Aunque sobre papel todavía no hay nada escrito, las cifras apuntan a un cambio de tendencia. ¿Y si ser autónomo, lejos de considerarse una maldición, llegase a ser el futuro del trabajo?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME