Innovación

«Las personas seguirán siendo necesarias en las empresas del futuro»

Isaac Hernández, director de Iberia Google Cloud, reflexiona sobre los desafíos ambientales y sociales que plantea la era digital.

Artículo

Luis Meyer
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
27
Feb
2019
Google

Si Internet fuera un país, se situaría como el sexto en consumo de electricidad. De ahí la necesidad de que las grandes empresas tecnológicas asuman su responsabilidad y adopten medidas dirigidas a reducir su huella ambiental. Isaac Hernández lleva desde el 2013 al frente de las empresas que conforman Google Cloud en España y tiene clara la meta del gigante de Internet para avanzar hacia ese futuro sostenible: que el 100% de la energía consumida provenga de fuentes renovables. El ingeniero de telecomunicaciones explica a Ethic el camino que ha seguido Google para convertirse en una compañía neutral en carbono y reflexiona sobre el papel que jugarán las personas en un mundo cada vez más dominado por máquinas.

Google, junto a Apple y Facebook, se ha comprometido a que el 100% de la energía consumida provenga de energías renovables. ¿Qué medidas concretas se van a tomar?

Como para nosotros este compromiso es fundamental, ya en 2017 compramos un kilovatio por hora de energía verde por cada kilovatio de electricidad que consumimos. Esta energía proviene de granjas eólicas y solares construidas específicamente para Google. Precisamente por eso somos la primera Cloud pública y la primera compañía de un tamaño como el nuestro que logra alcanzar este hito. Actualmente tenemos contratos para adquirir tres gigavatios (3GW) procedentes de proyectos de energía renovable, lo que significa que ninguna empresa compra más energía verde que Google. Además, estos acuerdos han generado más de 3.000 millones en nuevo capital inversor en todo el mundo.

Una de las preocupaciones generalizadas es el elevado consumo de energía de los data centers, cada vez más extendidos y, al mismo tiempo, más necesarios ante el aumento de la cantidad de datos generados. ¿Tenéis alguna previsión sobre el número de data centers con los que contará Google de aquí a una década?

Nuestro compromiso con el medio ambiente también se puede percibir en los data centers de Google Cloud, que consumen un 50% de lo que consume un data center normal, computando tres veces y media más que hace cinco años. Además, la computación en la nube es muchísimo más eficiente que la que se realiza en los ordenadores o en los servidores de las empresas. Por ejemplo, un correo electrónico como Gmail es 20 veces más eficiente energéticamente que un servidor convencional. En cuanto a la previsión, en los en los últimos años hemos invertido, entre los centros de datos y las infraestructuras, más de 30.000 millones de dólares. Actualmente los tenemos distribuidos en 15 regiones. No hay todavía una cifra concreta, pero teniendo en cuenta estos datos y nuestra voluntad de abrir una central de datos al mes, esperamos tener una buena cantidad en los próximos años.

«Los ‘data centers’ de Google Cloud consumen un 50% de lo que consume un ‘data center’ normal»

En 2007 os convertisteis en una compañía neutral en carbono. ¿Cómo lo conseguisteis?

Ese año nos comprometimos a ser una compañía neutral en carbono. Desde entonces hemos cumplido con este objetivo cada año gracias a tres pasos. Primero, trabajamos para reducir nuestro consumo de energía total mediante agresivas iniciativas de eficiencia energética. Después, adquirimos significativas cantidades de energías renovables y, por último, compramos compensaciones de carbono para aquellas emisiones que aún no habíamos podido eliminar. Desde el principio teníamos claro que las compensaciones de carbono serían una solución provisional. En este sentido, a medida que continuamos mejorando nuestra eficiencia energética y alcanzando nuestro objetivo de operar 100% con energía renovable, la necesidad de utilizarlas disminuye.

Las empresas tecnológicas, entre ellas Google, tienden cada vez más a contratar perfiles no estrictamente técnicos, sino más bien relacionados con el mundo de las humanidades. ¿Cuál es el motivo? ¿Qué aportan esas aptitudes?

En Google existen multitud de perfiles, y claro está que no todos son técnicos. Las personas con una carrera humanista, como sociólogos o psicólogos, complementan el desarrollo puramente técnico. Ayudan a entender las implicaciones de convivir con máquinas inteligentes o con tecnologías como la inteligencia artificial. Un ejemplo ilustrativo de la labor que desempeñan este tipo de perfiles en compañías como Google es el código ético impulsado hace poco, que en siete puntos, establece el uso de la inteligencia artificial en futuros proyectos.

La transformación digital o la cuarta revolución industrial pueden resultar fascinantes. Pero también generan temor ante la rapidez con la que están cambiando los modelos de negocio y la incertidumbre de qué papel tendrán las personas. Según el Foro Económico Mundial, en 2025 más de la mitad de los puestos de trabajo que hoy existen dejarán de existir. Serán reemplazados por robots o subsumidos por la tecnología. ¿Cómo ves el futuro del empleo en toda esta transformación?

Es difícil predecir cómo será el futuro, pero lo que sí creo es que surgirán nuevas oportunidades y empleos hoy todavía inexistentes. Las personas seguirán siendo necesarias, ya sea para cubrir los puestos de trabajo o bien para desarrollar las máquinas, inteligencias y tecnologías que den lugar a ellos.

«Los psicólogos o los sociólogos nos ayudan a entender las implicaciones de convivir con máquinas»

Google siempre se pone como ejemplo de lugar para trabajar por su transparencia y el trato que da a los empleados. ¿Cómo es tu experiencia dentro de la empresa? ¿Has notado diferencias respecto a las anteriores compañías en las que has trabajado?

Google es una empresa que cuida mucho a sus empleados, los hace sentir parte de un proyecto muy importante y eso es fundamental a la hora de trabajar. Se incentiva mucho la libertad, la flexibilidad y, sobre todo, se tienen en cuenta tus ideas… Para mí es un privilegio poder trabajar aquí. Todos decimos que las personas son lo más importante en las empresas, pero nunca antes había experimentado una compañía tan comprometida con esa máxima como lo es Google.

El Acuerdo de París, para conseguir los objetivos de emisiones y contención del calentamiento global este siglo, incluye a los poderes públicos y a las empresas. Google es una de las más cotizadas y poderosas del mundo. ¿Cuál es su posición, y cuáles son sus objetivos al respecto?

Siendo una empresa que está tan a favor del uso de las energías renovables no podemos dejar de estar de acuerdo con pasos tan importantes como lo son los acuerdos de París. Reforzar la capacidad de la sociedad a la hora de afrontar las consecuencias del cambio climático es tan clave como el que los Gobiernos hayan acordado reunirse cada cinco años para fijar objetivos más ambiciosos basándose en criterios científicos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Innovación para las personas

Guadalupe Bécares

El emprendimiento social cobra más fuerza que nunca. Te presentamos cuatro ‘startups’ que pueden mejorar tu vida.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME