Recicla

«Las minas modernas están en los aparatos que tenemos a nuestro alrededor»

«En 2017 evitamos la emisión de 140.000 toneladas de CO2», cifra Luis Moreno, director general de la Fundación Ecolec, en esta entrevista para Ethic.

Fotografía

Alejandra Espino
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
14
Nov
2018
luis moreno ecolec

¿Dónde depositar un teléfono que ya no usamos para darle una vida nueva? Si compramos una nueva aspiradora a través de una página ‘online’, ¿tenemos que llevarla nosotros mismos a un punto limpio? Luis Moreno, director general de la Fundación Ecolec, expone en esta entrevista para Ethic los retos que afrontamos como sociedad y como individuos, cada vez más rodeados de aparatos electrónicos que se fabrican, venden y desechan a una velocidad vertiginosa. La economía circular es la clave para lograr el objetivo de reciclaje de este tipo de residuos para 2018: recoger un 55% de los aparatos eléctricos y electrónicos puestos en el mercado.

En Ecolec habéis superado ya los 100 millones de kilogramos anuales de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) correctamente gestionados. Un hito, y un aumento del 14% respecto al ejercicio anterior. Sin duda son buenas noticias, pero en ciudades como Madrid se siguen viendo pequeños electrodomésticos junto a los contenedores. ¿Falta una mayor labor de concienciación, o el ciudadano aún no tiene la información ni las facilidades suficientes para acceder a un punto limpio?

Normalmente esto se produce porque el ciudadano o no sabe dónde puede deshacerse de estos aparatos o porque no le viene bien acercarse a un punto limpio fijo o móvil. Creo que los ciudadanos conocen perfectamente la opción del punto limpio, pero no siempre es cómodo acercarse a uno de ellos. Hay que ponérselo fácil, y para eso estamos desarrollando nuestra campaña #GreenShop. Los comerciantes que nos venden los electrodomésticos ya recogen los grandes aparatos cuando compramos uno nuevo, pero con los pequeños no es así. Este programa está dotando de contenedores para la recogida de pequeños electrodomésticos a los establecimientos comerciales, haciendo que cuando compramos uno de ellos podamos dejar el viejo a cambio en el propio establecimiento. También buscamos que, incluso sin necesidad de compra, podamos entregarlos. Los establecimientos #GreenShop también dan información a los consumidores sobre lo que deben hacer con los aparatos eléctricos y electrónicos que ya no nos hacen falta.

Lleváis a cabo muchas campañas en este sentido, pero ¿es necesaria una mayor cooperación de los poderes públicos?

La cooperación con las administraciones públicas es siempre necesaria porque son las que llegan con más facilidad al ciudadano, y nosotros contamos con su apoyo para nuestras campañas. Por ejemplo, recientemente se ha celebrado el II Congreso Nacional sobre Gestión de RAEE en Valencia, para divulgar nuestra actividad y los retos a los que se enfrenta nuestro sector. Dicho congreso contó con el apoyo institucional de la Generalitat Valenciana, la participación del Ministerio para la Transición Ecológica y la asistencia de más de la mitad de las comunidades autónomas. Ellas fueron quienes mostraron a los asistentes las campañas de comunicación y divulgación que llevamos a cabo en las distintas comunidades. Otro ejemplo es la acción divulgativa que hemos realizado en Madrid durante la celebración del Another Way Film Festival, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid y establecimientos comerciales: la iniciativa #GreenWeek.

Recientemente, junto con la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE), habéis firmado protocolo para la gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos de venta online. ¿Qué retos supone para el reciclaje el auge de gigantes como Amazon? ¿Dificulta la labor de una entidad como Ecolec?

«Las tiendas ‘online’ deben hacerse cargo de forma gratuita del residuo que entregue el consumidor»

El protocolo firmado con FECE responde a una necesidad detectada tras el estudio de cumplimiento de las obligaciones legales por parte de las tiendas online. Para nosotros es una apuesta para facilitar la recogida de aparatos fuera de uso procedentes de un canal de venta de futuro, que está creciendo muy rápido. Las tiendas online tienen las mismas obligaciones respecto al RAEE que las tiendas físicas: deben hacerse cargo de forma gratuita del residuo que entregue el consumidor a la entrega del nuevo aparato que ha comprado, no importa la familia de producto o el tamaño. La obligación de ese 1×1 es para todos los aparatos eléctricos y electrónicos, y por eso desde Ecolec queremos facilitar este proceso a las entidades que venden a través de Internet.

Uno de vuestros proyectos más ambiciosos es WEE-TRACE, que establece un sistema integral a través del cual documentar cada paso que da el residuo electrónico desde que se genera hasta su tratamiento final. ¿Qué supone su implementación en las tasas de reciclaje?

Comenzó en 2011 y desde julio de 2014, cuando finalizó la fase de proyecto, el protocolo está implantado en toda la red de recogida de Ecolec. Fuimos pioneros en la implantación de un sistema de trazabilidad electrónica. Posteriormente, el RD110/2015 sobre RAEE nos confirmó el buen camino iniciado, proponiendo un sistema de etiquetas de lectura electrónica que serán obligatorias en un futuro próximo. En cuatro años, Ecolec lleva recogidos más de 189 millones de kilogramos de residuos con el sistema de trazabilidad WEEE-TRACE.

En 2015, declaraste que poco a poco las cadenas de distribución iban asumiendo su responsabilidad legal con el reciclaje, porque habían salido a la luz algunos casos de incumplimiento. ¿Cómo es la situación hoy en día? ¿Existe una asunción extendida de responsabilidad por parte de estas cadenas y comercios?

Los datos confirman que efectivamente las cadenas de distribución están asumiendo su responsabilidad. Más de la mitad de todos los residuos que gestiona Ecolec provienen de acuerdos directos con las cadenas de distribución: los RAEE que gestionamos con ellos se han duplicado en los últimos cuatro años y crecen a ritmo de dos dígitos anualmente. Por tanto, creo que sí, los comerciantes cada vez están más concienciados con su papel en la gestión de residuos y gracias a ello estamos incrementando las cantidades de residuos correctamente gestionados, documentados y con trazabilidad completa.

Según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en 2017 se pusieron en el mercado en España 533.000.000 kilogramos de aparatos eléctricos y electrónicos para uso doméstico. Con la nueva ley, se añadirán otros aparatos como bombas y motores eléctricos, cartuchos de tinta y tóner, luminarias domésticas, enchufes, tarjetas bancarias contactless y tarjetas SIM. ¿Es posible asumir el reciclaje de aparatos electrónicos en una sociedad de consumo en la que no para de aumentar la venta de este tipo de productos?

No es fácil, pero es posible. Los comienzos con cada producto son siempre difíciles, pero poco a poco, con trabajo, se demuestra que se pueden conseguir los objetivos. Cada año crecemos y mejoramos en la gestión de los residuos. Los objetivos se fijan en función de la cantidad de productos que se ponen en el mercado y ya estamos trabajando en la línea de gestionar el reciclaje de lo que se vende. Es necesaria la formación de los productores y de los distribuidores, la información y concienciación sobre los beneficios de la economía circular y la colaboración de todos los agentes que trabajamos en la gestión del RAEE, productores, comerciantes, consumidores, administraciones, gestores de residuos y plantas de tratamiento.

Solo el año pasado, se vendieron más de 1.200 millones de nuevos teléfonos móviles en el mundo. La obsolescencia programada tiene gran parte de culpa, además de la publicidad que fomenta un consumismo desbordado. ¿Faltan normas en este sentido que equilibren la situación?

Creo que no faltan normas. Los productores tienden de forma natural a alargar la vida de los productos y el ejemplo más claro está en la tendencia a la servificación de los productos. A nadie le sorprende ya que cuando va a comprar un coche nuevo le hagan una oferta de renting a tres o cuatro años y al final del plazo quedártelo o adquirir un vehículo nuevo con el mismo sistema. Tampoco sorprende en las empresas adquirir los ordenadores o impresoras por ese método y sustituirlas por modelos más modernos, no por obsolescencia sino por mejora de prestaciones en un plazo razonable y que los ordenadores que se retiran se les dé uso desde la empresa suministradora para otros clientes. Lo mismo ocurrirá en un plazo breve con los aparatos eléctricos y electrónicos: hay ejemplos ya en marcha de teléfonos, impresoras, lavadoras, secadoras… y el interés de los fabricantes es que el producto dure más, que no se estropee, que sea fácilmente reparable y que se le puedan dar más «vidas». Es más importante la obsolescencia adquirida por los consumidores que nos hace querer el último modelo de teléfono que la de los propios productos.

Como director general de una entidad que colabora con el medio ambiente, ¿cómo te ha sentado que el panel de científicos expertos de la ONU haya reducido el margen de la subida de la temperatura global este siglo de dos a 1,5 grados? Dice que, si no, las consecuencias serán irreversibles. ¿De qué manera se combate el cambio climático con el reciclaje?

«Un frigorífico correctamente reciclado ahorra la contaminación de un vehículo circulando 15.000 kilómetros»

No me puede sentar mal. Es una realidad que no podemos dejar de lado: el cambio climático se está produciendo y más rápidamente de lo que preveíamos. Hay que actuar desde los gobiernos y desde las administraciones, desde las empresas… pero también se puede hacer desde los ciudadanos. Cada gesto cuenta, cada acto individual suma y como mencionaba con la colaboración de todos se pueden dar pasos muy importantes. Reciclar es recuperar los materiales contenidos en un producto y volver a utilizarlos para fabricar productos nuevos. Con ello evitamos tener que extraer de la naturaleza nuevas materias primas, con el consiguiente gasto de energía y agua, normalmente muy superior al gasto que supone recuperar estos materiales. Las minas modernas las tenemos en las ciudades, en los productos que tenemos a nuestro alrededor. El 70% del cobre que se emplea en la UE para fabricar cables proviene de cobre reciclado, o el acero, o el aluminio… Además, con el reciclaje evitamos la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero. Por poner un ejemplo práctico, con el reciclaje de las más de 100.000 toneladas de RAEE que gestionó Ecolec en 2017 se evitó la emisión a la atmósfera de más de 140.000 toneladas de CO2. Un frigorífico correctamente reciclado ahorra la contaminación de un vehículo circulando 15.000 kilómetros, aproximadamente lo que venimos a circular de media en un año, y solo los frigoríficos que reciclamos en 2017 han evitado la contaminación equivalente a 380.000 vehículos circulando un año por las carreteras españolas. Este año estamos promoviendo además el plantar un árbol por cada kilogramo de pequeños electrodomésticos recogidos en nuestra semana #GreenWeek, la semana de la concienciación por el reciclaje de los pequeños electrodomésticos, los que guardamos en casa como si fueran un tesoro y que no nos sirven para nada. Vamos a plantar tantos árboles como hacen falta para absorber en un año las emisiones que hemos generado en el congreso Nacional de RAEE de 2018.

En los últimos cinco años, no hemos cumplido los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero. ¿Cuál es tu visión respecto a la consecución de lo planteado en los Acuerdos de París? ¿Es pesimista?

Los acuerdos de París endurecieron los objetivos de emisiones para todos los países firmantes y no los estamos cumpliendo. Pero mi visión es optimista, ya que con la suma de muchos pocos conseguiremos alcanzar los objetivos. Sé que muchos dicen que el tiempo se acaba, que estamos consumiendo el planeta, que vamos hacia una situación irreversible… y no quiero pecar de ingenuo, pero insisto en que hay que dar pasos firmes, aunque sean pequeños y no volver atrás. En Ecolec hemos incrementado las cantidades de RAEE gestionadas un 70% en cinco años y esto suma. Este año esperamos recoger un 55% de los aparatos eléctricos y electrónicos puestos en el mercado. En los próximos años tenemos que seguir creciendo, hasta el 65% de los productos puestos en el mercado o el 85% del residuo generado.

En cuanto al futuro… ¿cuáles son vuestros planes y qué proyectos podéis adelantarnos?

A medio plazo, tenemos que seguir creciendo en las cantidades de residuo gestionado para cumplir los objetivos, que cada año son más difíciles de conseguir puesto que aumentan anualmente. Tenemos de ser capaces de conectar con los ciudadanos, llegar a ellos y explicarles lo que debemos hacer entre todos para mejorar en la gestión de nuestros residuos. También debemos conectar con los distribuidores, las tiendas, que están en contacto con los ciudadanos y que a través de ellos seamos capaces de recoger mayores cantidades. Es necesario concienciar de la necesidad del reciclaje a todos los agentes que participan de la cadena de gestión de residuos y llegar a ellos con acciones específicas para aumentar las cantidades recogidas y el conocimiento sobre el proceso. Todas las iniciativas deben estar integradas en una línea de comunicación coherente que nos lleve a esos objetivos. Dentro de ello se enmarcan nuestras iniciativas #GreenShop, #GreenWeek y próximamente la #GreenLeague que enfrentará, de forma no competitiva a unos #GreenTeam en la recolección de pequeños aparatos durante la Semana Europea de la Prevención de Residuos. En ella, todos ganan, especialmente el medio ambiente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME