Sociedad

¿Por qué tantos jóvenes de América Latina ven normal la violencia machista?

En Bolivia, Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, el 80% de los jóvenes considera «normal» la violencia machista, según un informe de Oxfam Intermón.

Artículo

Luis Meyer
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
18
Oct
2018
violencia machista

La violencia machista tiene que atacarse de raíz. No es una frase hecha ni un lugar común. Lo apremian las cifras: en el último año, el número de menores enjuiciados en España por este delito ha aumentado en casi un 50%, según recoge la estadística anual del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. Los jueces de menores atendieron, en 2017, 266 delitos de malos tratos.

Desde esta organización, hacen una doble lectura. Tétrica, en ambos casos: «Es positivo porque esto significa que se está denunciando más; pero, por otro lado, indica que en las generaciones más jóvenes persisten las actitudes machistas en la pareja».

Un panorama preocupante, el patrio, pero tanto o más aún el de América Latina. Según el último informe de Oxfam Intermón Rompiendo Moldes: Transformar imaginarios y normas sociales para eliminar la violencia contra las mujeres, la juventud masculina de ese continente es, en general, potencial perpetradora de abusos sobre el sexo opuesto. O, cuando menos, consentidora.

La ONG ha realizado una encuesta a chicos de entre 15 y 25 años de ocho países de América Latina y el Caribe, en torno a la violencia y las relaciones de pareja. «Están basados en una idea distorsionada del amor romántico (de control, y no de compañerismo amoroso), y estas creencias llevan a los jóvenes a reproducir desigualdades y normalizar situaciones de violencia machista, como controlar la forma de vestir de la pareja, sus amistades y mensajes en el teléfono celular, censurar sus fotos en las redes sociales, o exigir su ubicación y contraseñas personales», alertan desde Oxfam.

Seis de cada diez jóvenes de 15 a 19 años creen que los celos son una demostración de amor

En Bolivia, Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, el 80% de los jóvenes considera «normal» la violencia machista; seis de cada diez encuestados de 15 a 19 años creen que «celar» es una demostración de amor; y un 65% piensa que cuando una mujer dice «no» a una relación sexual, en realidad quiere decir «sí». Igualmente, siete de cada 10 consideran que la responsabilidad de ser manoseadas o acorraladas es de las mujeres «por la ropa que usan» y un 40% de ellos piensa que si una mujer ha consumido alcohol, se presta a que un hombre tenga relaciones sexuales con ella, aunque esté inconsciente.

El 56% de las mujeres de entre 20 y 25 años tiene alguna conocida de su círculo cercano que ha sufrido violencia física o sexual en el último año. Curiosamente, siete de cada 10 jóvenes consideran la violencia machista como un problema grave. «En casi todos los países de América Latina y el Caribe, hubo avances legislativos contra la violencia y el feminicidio», dicen desde Oxfam, pero añaden: «No es suficiente. La impunidad se alimenta de la tendencia a considerar normales actos de violencia contra mujeres y niñas. La presencia del machismo en la música, literatura, películas, relaciones familiares, amistades y parejas, como algo que se tolera e, incluso, que muchas veces se celebra, tiene consecuencias concretas y graves: el 86% de mujeres y hombres de 20 a 25 años encuestados por Oxfam creen que sus amistades no intervendrían si un amigo le pegara a su novia». En Colombia, esta circunstancia se agudiza : nueve de cada diez hombres y mujeres creen que sus amistades tampoco lo harían.

«Los datos demuestran que el machismo es aceptado y tolerado por muchos jóvenes en la región», avisa Damaris Ruiz, coordinadora de Derechos de las Mujeres de Oxfam en América Latina y el Caribe: «Este hecho, especialmente en América Latina y el Caribe, debe encender las alarmas para que actuemos de forma urgente. La normalización de este machismo del día a día muchas veces termina en las peores consecuencias». Y aportan datos: «Prueba de ello son las 1.831 mujeres asesinadas en 2016 sin más motivo que su género. Sabemos que esto puede cambiar, y ya está cambiando, y debemos impulsar y apoyar a los jóvenes en esta transformación para que vivan libres de la violencia de género».

Los abusos machistas deben atacarse de raíz, y América Latina debería ser uno de los ruedos prioritarios: en la región están 14 de los 25 países del mundo con mayor número de feminicidios. La mayoría de adultos, pero que en su día, también fueron adolescentes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El futuro es de las canas

Ignacio Cayetano

Los efectos producidos por el incremento de la longevidad pueden propiciar un estímulo al crecimiento económico.

Tecnología para curar al mundo

Ignacio Cayetano

La medicina de las próximas décadas no tendrá nada que ver con la actual. La innovación tecnológica lo cambiará todo.

Yo compro, yo decido

Gema Gómez

Cada vez que hacemos una compra, emitimos un voto a favor del modelo de negocio que hay detrás de un producto.

PATROCINADO

El clic que lo cambia todo

Bankia lanza Índicex Social, una herramienta para medir la digitalización y transparencia informativa de las ONG.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME