Transparencia

POWERED BY

Un brindis por la salud del planeta

Heineken España presenta su Informe de Sostenibilidad 2017, alineado con los ODS, con el principal reto de devolver al medio toda el agua empleada en la producción de cerveza.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
02
Sep
2018
cerveza heineken

Cuando destapamos una cerveza, estamos bebiéndonos alrededor de un 95% de su contenido en agua. Si a eso le sumamos la que se utiliza en su cultivo y producción, podríamos medir el contenido de una simple lata por litros. Así, el color dorado de la cerveza nos puede dar una pista del valor que tiene algo tan transparente como el agua: el oro líquido del planeta que debemos conservar si queremos sobrevivir.

Heineken España ha presentado su Informe de Sostenibilidad 2017, en el que analiza todas sus prácticas y programas para ser más transparentes tanto con sus consumidores como con los grupos de interés. «Nos enfrentamos a múltiples retos que nos llevan a apostar por la innovación y a mantener una visión a largo plazo, como lo demuestran programas pioneros como Drop the C, que va un paso más allá en nuestro compromiso contra el cambio climático, marcando metas ambiciosas y transformadoras para 2030. O como nuestro programa Water Balancing, con el que devolvemos al medio el agua que utilizamos en la elaboración de nuestras cervezas, especialmente importante en zonas sometidas a estrés hídrico, con el objetivo de que nuestra actividad tenga un impacto hídrico cero», explica Richard Weissend, presidente ejecutivo de la firma.

Para la elaboración de este informe, desde Heineken han apostado por articularlo según los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por Naciones Unidas. Así, en todos los eslabones de la cadena de producción –desde que se siembra la materia prima hasta que el consumidor abre su botellín en el bar–, la marca ha analizado el grado de cumplimiento de ODS como el 6, el 8 o el 12, que aluden a aspectos como la minimización del gasto de agua, la contribución al trabajo decente y el consumo responsable, entre otros. La estrategia de sostenibilidad de la marca, Brindando por un mundo mejor, está centrada en áreas como protección de las fuentes de agua, reducción de las emisiones de CO2, impulso de las compras locales y sostenibles, consumo responsable, seguridad y salud y crecimiento de las comunidades, aspectos estrechamente relacionados con los ODS y para los que la marca se ha marcado nuevas metas a cumplir antes del año 2020.

Desde el año 2008, se ha reducido un 28,16% el consumo de agua por hectolitro de cerveza fabricado

En el balance de resultados medioambientales, el color que predomina es el verde que indica la consecución de los objetivos planteados para este año. Las fábricas de Madrid y Jaén han mejorado sus parámetros de vertido, reduciendo el volumen total de aguas residuales vertidas en un 3,8%, mientras que, desde el año 2008, se ha logrado reducir en un 28,16% el consumo de agua por hectolitro de cerveza fabricado. De la misma forma, se han llevado a cabo proyectos de compensación hídrica en Doñana y el Olivo, y ha arrancado el proyecto Cañaveral que será ejecutado en 2018, iniciativas que forman parte del proyecto Water Balancing, que promocionan los proyectos de restitución de agua en zonas con alto estrés hídrico en la península.

En el terreno climático, destaca también que se ha conseguido reducir las emisiones de CO2 directas un 1,58% respecto a 2016 en producción, que ascienden a un 14,72% menos en comparación con el año a 2010 en la distribución del producto. Reducir las emisiones –en un 40% en el primer aspecto y en un 20% en el segundo– son algunos de los próximos objetivos que la marca espera cumplir antes de dos años, dentro de su estrategia Drop de C, con la esperan que la cuota de energías renovables tanto térmica como eléctrica empleada para la producción de cerveza crezca en participación desde el 14% actual hasta el 70% en el año 2030. «Queremos que este cambio sea una transformación real hacia las energías renovables. Por ello, dejaremos de comprar certificados de origen desagregados para la consecución de estos objetivos», explica Mauricio Domínguez-Adame, director de Responsabilidad Social Corporativa de Heineken España.

El 90% de las materias primas con las que se elaboran los productos proceden de agricultores locales

La apuesta por los productores locales y por el consumo responsable de la población son otros de los ejes que articulan el informe, en el que se destaca que el 90% de las materias primas con las que se elabora la cerveza provengan de compras sostenibles de proximidad, con alrededor de 20.000 hectáreas de cultivos de cebada en Andalucía y más de mil agricultores vinculados. «Nuestros logros son el fruto del trabajo en equipo: sumamos esfuerzos con nuestros empleados, colaboradores, proveedores, entidades sociales, administraciones y otros grupos de interés. Todos ellos aliados clave en nuestra aspiración de mejorar el impacto que tenemos en nuestro entorno», concluye el director general de la corporación. Reducir al mínimo el impacto hídrico, el peso de los envases y apostar por un sistema productivo con menor huella de emisiones son algunas de las tareas pendientes para poder seguir brindando por un mundo mejor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La rebelión de las marcas

Laura Zamarriego

Cada vez más marcas se unen a la revolución del propósito: el valor es la única virtud que no se puede falsificar.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME