Transparencia

Tu aspirador contamina más de lo que crees

Estudios realizados durante los últimos tres años reflejan que 18 categorías de electrodomésticos no cumplen con la legislación europea de eficiencia energética.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
04
Jul
2016

Un lavavajillas que necesita dos ciclos para limpiar los platos adecuadamente, una bombilla LED que ilumina un 20% menos de lo que promete, una secadora con una señal luminosa en el tablero frontal que no puede ser apagada… ¿Son nuestros electrodomésticos tan eficientes como rezan sus etiquetas energéticas? ¿Están las tiendas proveyendo una información veraz?

Test realizados por laboratorios independientes a lo largo de los últimos tres años en relación con frigoríficos, lavavajillas, lavadoras y otros productos que requieren el uso de energía revelan que, en la mayoría de las categorías, hay consumos superiores a los declarados. El resultado: 18 tipos de electrodomésticos no cumplen con la legislación europea de eficiencia energética. Por ejemplo, una aspiradora que usa un 54% más de energía que la señalada, un frigorífico con un 12% más y una televisión con una clase energética inferior.

Se pierden más de 10 mil millones de euros en ahorro energético cada año debido al no cumplimiento de los fabricantes y vendedores con las normas de la Unión Europea sobre los productos. Este hecho podría impedir que se cumplieran las previsiones marcadas por las Directivas de Ecodiseño y Etiquetado Energético de la UE, que estima un ahorro de 465 euros por hogar para 2020, de consolidarse la comercialización de productos eficientes.

MarketWatch, desarrolladora de los estudios, seleccionó productos y sectores de los que ya se sospechaba que no cumplían con estas normas en base a información recopilada previamente por los socios del proyecto. Por lo tanto, los resultados no se pueden considerar un reflejo del mercado en su conjunto, pero sí visibilizan la existencia de un problema no sólo económico sino medioambiental, por el gasto energético extra.

Mónica Vidal, responsable de Políticas Europeas de Ecodes, socio español de MarketWatch, insta a las instituciones a controlar que la normativa se cumpla: «Los ciudadanos están comprando productos menos eficientes de lo que esperaban. Definitivamente las autoridades españolas tienen mucho por hacer, deben asegurarse de que la información que declaran los fabricantes es correcta».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME