Innovación

La bici que volvió a nacer

La empresa social ‘BeCiclos’ recupera las bicicletas perdidas o abandonadas en Holanda y las pone en adopción.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
06
Oct
2015

Artículo

Íñigo Keller

En Holanda hay más bicicletas que habitantes: nada menos que 18 millones frente a 16,5. No es de extrañar que muchas de ellas acaben perdidas o entre la chatarra. Y ahí es donde aparece BeCiclos, una empresa social que nació con el objetivo de recuperar todas esas bicis huérfanas y ponerlas en adopción.

BeCiclos es mucho más que una tienda. Gracias a la labor de esta empresa, muchas bicis son rescatadas y restauradas para una segunda vida. ¿De dónde consiguen las bicis antiguas? La española Ana Larrea, una de las fundadoras, comenta que el mal estado de las bicis no es el motivo por el que se desechan, «sino porque en este país hay demasiadas; se abandonan, se pierden… pero nosotros las recogemos, les ponemos un nombre y una nueva historia y las traemos a nuestro particular orfanato, un local gigantesco en Holanda».

En ese local trabajan unos «doctores» muy especiales, que se dedican a arreglar las bicicletas que llegan, utilizando piezas sobre-producidas o recicladas. Cuando el proceso finaliza, la bici está lista para ser entregada al cliente a un precio máximo de 250 euros. Pero, eso sí, el comprador «tiene que firmar un formulario de adopción jurando que cuidará de la bici», explica Ana.

A través de este negocio (que ya se ha extendido a la venta online, y que trabaja también con startups que deseen incorporar bicicletas como medios de transporte para los empleados) el equipo creador busca generar un impacto social, y fomentar el transporte sostenible. En palabras de sus creadores, «queremos que todo el mundo pueda ir al trabajo, al colegio o a donde sea en un vehículo que quema calorías y no emite CO2».

BeCiclos vende una media de 6-7 bicicletas a la semana pero su objetivo es llegar a las 20 para contratar a más mecánicos y dar tracción a un negocio en el que ganan todas las partes: la empresa que se beneficia económicamente, el producto que se reutiliza y el cliente que colabora con una buena causa, mientras la salud y el medio ambiente lo agradecen.

También ofrecen packs de bicis a emprendedores que quieren empezar su propio negocio en su ciudad. «Tenemos muchos, cada vez más adoptadores por toda España y Europa. Todo esto lo estamos haciendo con intención de llevar la cultura de la bicicleta a otras ciudades y de transmitir el espíritu holandés. Queremos hacer de las ciudades pequeños Ámsterdams».

«Exportar la cultura de la bicicleta holandesa y crear puestos de trabajo en Europa es lo que nos juntó en su día y nos mantiene unidos. Creemos que el concepto de BeCiclos es la mejor invención desde el guacamole», afirman desde su página web los «Bici-locos»: Ana, Daniel, Gonzalo y Saskia.

DSCN3754

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Innovación para las personas

Guadalupe Bécares

El emprendimiento social cobra más fuerza que nunca. Te presentamos cuatro ‘startups’ que pueden mejorar tu vida.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME