Cambio Climático

Nueve de cada diez viviendas derrochan energía

El consumo energético del sector residencial representa el 17% de la energía que consume España, según los datos de la ONG WWF España.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
05
Mar
2014
Carmen Gómez Cotta

El consumo energético del sector residencial representa el 17% de la energía que consume España. Se trata de un porcentaje muy elevado y coherente con el problema de fondo: nueve de cada diez edificios de viviendas derrochan energía en nuestro país.

Para demostrar todo el camino que queda por recorrer la ONG WWF y la Fundación Reale han lanzado la campaña ‘Mejora la energía de tu comunidad‘ a través de la rehabilitación de un edificio de los años 50 en Madrid, con graves deficiencias energéticas.

«El ahorro que pueden alcanzar es importante para reducir las emisiones de CO2 y disminuir la dependencia energética de nuestro país. Además, se crea un nuevo campo de inversión, así como empleo y, por tanto, se contribuye a paliar la crisis económica», explica el presidente de WWF, Juan Carlos del Olmo.

El objetivo de esta iniciativa es mostrar a la sociedad española todos los aspectos de un proceso de mejoras energéticas que pueden llegar a reducir el consumo de energía en las viviendas hasta un 80%, ahorrando más de 680 euros al año por hogar en gastos y beneficiando el medio ambiente.

La propuesta de rehabilitación del edificio número 15 de la calle Manojo de Rosas, en el barrio de Ciudad de los Ángeles incluye la rehabilitación de la fachada y de la cubierta, el cambio de ventanas y contraventanas por otras más eficientes, así como la mejora de las instalaciones eléctricas y el cambio de las bombillas por otras más eficientes.

Imagen de la fachada del edificio construido en Madrid en los años 50.

«El resultado de esta intervención energética va a suponer la transformación de este edificio no eficiente calificado como F en uno mucho más sostenible de clase D, mientras existe el margen de que llegue hasta la clase C», señalan desde WWF.

Así, los vecinos de esta comunidad verán reflejado este cambio en su factura energética, pudiendo llegar hasta un ahorro mensual de energía por encima del 50%, en comparación con la energía que sus viviendas consumían antes de la intervención. Además, mejorarán su calidad de vida gracias al aislamiento que aumenta el confort acústico y térmico, eliminando los ruidos externos y reduciendo las incomodidades vinculadas al exceso de frío o de calor, y gracias a la mejora del confort visual, adaptando la luz artificial a las necesidades de cada habitación durante las horas en que no hay luz natural.

Para superar las barreras que impiden el despegue del sector de la rehabilitación energética y del autoconsumo, WWF propone ir más allá de las campañas de sensibilización ciudadana y transformar la legislación vigente al mismo tiempor que se mejora la coordinación administrativa.

Por otro lado, la herramienta Comunidad Eficiente 2.0 posibilita que cualquier ciudadano pueda realizar un análisis del consumo energético actual de su vivienda y ofrece recomendaciones a los usuarios para disminuir su consumo energético, tanto dentro de las casas como en las zonas comunes de un edificio de viviendas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME