Cambio Climático

Perfil bajo en la Conferencia del Clima en Varsovia

India y China han vuelto a hacer frente común para descafeinar los compromisos, mientras que la UE mantiene su hoja de ruta: presentará sus compromisos de reducción de emisiones en enero.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
29
Sep
2013
Carmen Gómez Cotta

Los cerca de 200 países participantes en la Conferencia del Clima de Naciones Unidas en Varsovia (COP19) consiguieron finalmente llegar a un acuerdo de última hora que, aunque modesto, perfila una hoja de ruta hacia el pacto global y vinculante sobre reducción de emisiones en 2015.

El último punto en cerrarse tras negociaciones maratonianas ha sido el referido al mecanismo de ayuda para reparar las pérdidas y daños que sufren las naciones más vulnerables a las anomalías climáticas (como huracanes o inundaciones), uno de los tres puntos más relevantes de los discutidos durante las dos últimas semanas.

En cuanto a la reducción de emisiones, el texto consensuado por las delegaciones sustituye la palabra “compromisos” para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero establecidos a nivel nacional por el término más descafeinado de “contribuciones”, algo que no satisface las expectativas iniciales de la Unión Europea pero que contenta a gran parte de países en vías de desarrollo y, especialmente, a la India y China.

La comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, reconoció que ha sido muy difícil llegar a un acuerdo durante la cumbre de Varsovia, pero destacó la importancia de haber consensuado un calendario para que los países presenten sus objetivos de reducción de emisiones antes de la COP21 de París, en 2015, y que todos los Estados contribuyan a ese esfuerzo de disminuir emisiones.

No obstante, la Unión Europea presentará sus propios compromisos de reducción de emisiones antes, en enero del próximo año. Aunque menos de lo que muchos esperaban, este acuerdo, esencial para lograr avances en la lucha contra el cambio climático, permite perfilar una hoja de ruta hacia el acuerdo definitivo que debería alcanzarse en la cumbre de 2015 y que entrará en vigor a partir de 2020.

Hasta ahora la única medida concreta que había salido de la COP19 después de dos semanas de negociación ha sido un acuerdo que incluye nuevos mecanismos para proteger los bosques tropicales, frenar la deforestación y aumentar la absorción de dióxido de carbono.

Las delegaciones también acordaron el desbloqueo de otro de los tres grandes temas en esta cumbre, la cuestión de la financiación a largo plazo de medidas contra el cambio climático, con un llamamiento a los países desarrollados para alcanzar la movilización de 100.000 millones de dólares para 2020 a partir de fondos públicos y privados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.