Derechos Humanos

La guerra dificulta el acceso de ayuda humanitaria en Siria

La ONU advierte que la espiral de violencia genera graves dificultades para para hacer llegar las ayudas. «Las escuelas y los centros de salud no deberían ser objeto de ataques, sino zonas de paz», lamentan.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
24
Sep
2013

Artículo

Íñigo Keller

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para aumentar los esfuerzos que permitan el acceso de ayuda humanitaria en Siria a fin de aliviar la situación de los civiles atrapados por el conflicto.

La agencia de Naciones Unidas ha advertido de que la espiral de violencia en la que esta sumida el país provoca que los niños sirios tengan problemas para recibir ayuda de emergencia, como vacunas, agua potable, refugio seguro, educación y apoyo psicológico.

«A medida que continúa el conflicto -algunas áreas han estado sitiadas durante meses-, las familias van teniendo más dificultades para sobrevivir«, ha declarado el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake. «Los niños de Siria han sufrido mucho durante demasiado tiempo, y seguirán sufriendo las consecuencias de esta crisis durante muchos años» ha añadido.

«Tenemos que llegar a estos niños, con urgencia y sin restricciones. Son las distintas partes del conflicto las que pueden hacer que esto suceda de inmediato, permitiendo a los trabajadores humanitarios llegar a ellos con una asistencia que salva vidas» ha afirmado Lake.

Asimismo, ha indicado que los servicios esenciales como la salud y la educación, requieren una protección especial. El director ejecutivo de Unicef ha manifestado que las escuelas y los centros de salud no deberían ser objeto de ataques, sino  «zonas de paz» donde las mujeres y los niños puedan buscar ayuda y apoyo.

Lake ha explicado que Unicef y sus socios han tenido durante todo este año serias dificultades para llegar a los miles de niños que se encuentran en Alepo, Homs, Deir al Zor y en las zonas rurales de Damasco y Deraa.

Acceso humanitario

El director ha denunciado que muchos suministros médicos son retenidos en los controles y ha solicitado que tanto el Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, como los grupos de oposición se comprometan a garantizar un «acceso humanitario sin obstáculos».

«Los trabajadores humanitarios deben ser capaces de entregar de forma segura la ayuda a las mujeres y niños más vulnerables en toda Siria«, ha subrayado Lake.

«Este año nosotros y nuestros socios hemos proporcionado acceso a agua potable a 10 millones de personas dentro de Siria, y en los dos últimos años hemos vacunado a 2 millones de niños contra el sarampión. En este momento estamos entregando materiales escolares para que un millón de niños sirios puedan volver a la escuela en todo el país», ha desvelado el director de Unicef.

«Sin embargo, las necesidades siguen siendo inmensas. Para llegar a todos aquellos a los que todavía no hemos llegado, los trabajadores humanitarios tienen que ser capaces de moverse libremente y con seguridad en cualquier parte del país y deben protegerse los servicios esenciales» ha insistido Lake.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad de ser justos

Cristina Sánchez

Los derechos humanos construyen la imagen de nuestra sociedad en torno a la vida, la educación, la salud y la libertad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.