Cambio Climático

Susan Solomon: la mujer que quiere salvar el planeta

Susan Solomon ha recibido el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento por su importante contribución a través de sus investigaciones y liderazgo, a salvaguardar nuestro planeta.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
10
Ene
2013

Artículo

Adriana Pujol | Foto: Fundación BBVA

Muchos años han pasado desde que un proyecto escolar de la pequeña Susan Solomon para medir la concentración de oxígeno fuese premiado en un concurso estudiantil.

Hoy recibe el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento por su importante contribución a través de sus investigaciones y liderazgo, a salvaguardar nuestro planeta. Dichas exploraciones han ayudado a comprender cómo la actividad humana afecta a la composición de la atmósfera, así como a conocer el modo en que estos cambios repercuten en el clima.

Su interés por la ciencia nació viendo programas de naturaleza en televisión y se constató cuando, con 23 años, contribuyó a identificar las causas de la pérdida de ozono sobre la Atlántica y la variabilidad de este gas en la atmósfera.

Preocupada por saber qué efectos tienen nuestras acciones sobre el medio ambiente, comenzó a trabajar en el NOAA (Agencia Estadounidense de la Atmósfera y el Océano). Por aquel entonces, se acababa de detectar una drástica reducción en los niveles de ozono sobre la Antártida. Y pese a que ya se conocía la capacidad destructora de los clorofluorcarbonatos –CFCs, gases usados como refrigerantes y en aerosoles – sobre la capa de ozono, comprender qué generaba el agujero en la zona antártica se convirtió en uno de los principales retos científicos del momento.

¿Por qué en la Antártida, tan lejos de donde se usan los CFCs? Y ¿por qué tan rápido? Susan resolvió el enigma explicando las reacciones químicas que tienen lugar en la superficie de los cristales de hielo presentes en la estratosfera, sobre ambos polos. Pero no contenta con formular un modelo explicativo, la científica quiso comprobar personalmente su validez empírica. En 1986 y 1987 Solomon dirigió dos expediciones durante el invierno antártico para tomar datos de la composición atmosférica mientras el agujero se formaba. La evidencia conseguida confirmó su hipótesis.

En palabras de Bjorn Stevens, director del Instituto Max Plack de Meteorología (Alemania) y presidente del jurado, “su trabajo ha demostrado cómo la ciencia básica puede influenciar positivamente las decisiones políticas y contribuir a la concienciación social. Ella no es una activista, hace sobre todo ciencia básica, pero tiene talento para escoger temas, generar nuevo conocimiento e influir en el debate público. Probablemente ningún otro científico en su campo ha conseguido que su trabajo tenga semejante impacto en una de las grandes cuestiones sociales de nuestro tiempo”.

Susan Solomon es ahora catedrática del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés). El jurado destaca que “sus primeras investigaciones fueron fundamentales para entender la composición química de la atmósfera y contribuyeron a reforzar el Protocolo de Montreal, cuyo objetivo era  frenar el uso de gases que destruían la capa de ozono”.

Los premios Fronteras del Conocimiento creados en 2008 por la Fundación BBVA reconocen a los autores de avances radicales y particularmente significativos en un amplio abanico de áreas científicas y tecnológicas características de nuestro tiempo.  Se trata de una familia de premios expresión del mapa del conocimiento y los grandes retos del siglo XXI.

En un contexto económico marcado por una crisis prolongada y por respuestas inmediatas a algunas de sus causas y manifestaciones, la ciencia, el medio ambiente y la cultura han perdido posiciones en la agenda de prioridades públicas. Los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento  se valen de estos premios para trasladar el mensaje de la trascendental relevancia de esos ámbitos para el bienestar colectivo y las oportunidades de las personas.

Consciente de que la sociedad no entiende la trascendencia de los acontecimientos que tienen lugar en la capa de ozono antártica, Susan Solomon recibe este premio emocionada, afirmando que es para ella un honor unirse a quienes ya lo han recibido y apostillando que «la inversión en ciencia es siempre necesaria y nunca suficiente».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.