Diversidad

Víctor Meliveo, el artista que veía más allá

El artista malagueño Víctor Meliveo, de 31 años, tuvo un accidente en 2004 que le hizo perder un 68% de su visión. Sin embargo, nunca se la ha pasado por la cabeza abandonar su pasión, el videoarte.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
08
Mar
2012

Artículo

Daniela Coello

El artista malagueño Víctor Meliveo, de 31 años, tuvo un accidente en 2004 que le hizo perder un 68% de su visión. Sin embargo, nunca se la ha pasado por la cabeza abandonar su pasión, el videoarte, y este año nos ha sorprendido con la serie Dermocartografías, una original y arriesgada propuesta donde encadena «imágenes escaneadas de cuerpos y rostros de algunos compañeros de generación».

La historia del arte cuenta con buen número de grandes obras concebidas por personas que tenían alguna discapacidad. Mientras conversamos con Meliveo repasamos algunos de los casos más notables. Desde las sorderas de Bethoven y Goya a la locura de Van Gogh, pasando por el sufrimiento físico de Frida Kahlo y deteniéndonos en la ceguera de Stevie Wonder. «A mí me llama particularmente la atención el caso de los impresionistas. Hay teorías documentadas que sostienen que sus cuadros eran así porque tenían cataratas», comenta a Ethic Meliveo. Si estas teorías fueran ciertas la conclusión sería que fue un defecto visual lo que revolucionó en el XIX la historia del arte.

Aunque la temática de la obra de Víctor Meliveo no gira necesariamente en torno a la discapacidad, este vídeoartista del sur de España tiene claro que «existe una reflexión en torno a la discapacidad relacionada con la técnica y el proceso creativo». «Es sobre todo a la hora de elegir las herramientas de trabajo y mis medios de expresión cuando surge esa reflexión porque lógicamente mi obra está condicionada».

Quizá este condicionamiento esté relacionado con el hecho de que Meliveo haya elegido el escáner como medio de expresión artística para su serie Dermocartografías. Lo que en cualquier caso parece claro , más allá de las técnicas a las que ha recurrido, es que el resultado de su trabajo no deja indiferente al espectador. La propuesta artística de Meliveo transita hacia una irrealidad que en cierto modo evoca la filmografía de David Lynch y que envuelve al espectador en un manto de misterio y de vaga esperanza.

«El escaneado representa una posibilidad fotográfica que no precisa de cámara. Por su propias condiciones técnicas, existe en todos los casos una nitidez en lo que se oprime contra el cristal (lo epidérmico, a lo que alude la primera de las partes en las que se compone el neologismo que da título a la serie) y lo difuso, que aparece desenfocado», explica Julio César Abad, comisario de la última exposición que Meliveo ha protagonizado, en la sala Cambio de Sentido de la Fundación ONCE.

«Como ocurre en otras trayectorias de artistas con discapacidad visual, la apariencia de las obras de Víctor Meliveo en su evanescencia, pero asimismo, en su fulgor, podrían considerarse una suerte de traducción de la discapacidad visual de su autor», añade Abad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Un premio a la diversidad de talentos

Mauricio Hdez. Cervantes

La Fundación Randstad premiará a quienes buscan recobrar el impulso a inclusión ralentizado por la crisis.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.