Siglo XXI

Un escándalo que afecta a McDonald's y Carrefour en China

Un documental muestra graves irregularidades y malas prácticas de McDonalds y Carrefour a la hora de gestionar los alimentos en China.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
08
Mar
2012

Artículo

La creciente indignación en China tras conocerse las malas prácticas que llevaban a cabo la empresa norteamericana McDonald’s y la francesa Carrefour a la hora de gestionar los alimentos que venden ha llevado a las dos compañías a pedir perdón públicamente.

La televisión pública china emitió un programa especial en honor del Día del Consumidor en el que, siguiendo la tradición de los últimos años de revelar malas prácticas de empresas que operan en el país asiático, mostró cómo una franquicia de McDonald’s de un barrio acomodado de Pekín infringía ciertas reglas sanitarias.

«El Gobierno chino ha reaccionado contra las voces que tachan a los dirigentes de este país de corruptos y censuran las malas prácticas de políticos y empresarios chinos, pasando por alto lo que hacen las empresas de bandera occidentales. Aunque lo que denuncian es correcto, hay una clara intencionalidad: lavar su propia imagen sacando los trapos sucios de empresas extranjeras«, señala Álvaro Delgado, profesor de política internacional especializado en China.

Entre otras irregularidades, las cámaras de la cadena estatal grabaron la venta de alitas de pollo en mal estado y la recogida de productos del suelo para ponerlos de nuevo al servicio del consumidor. Ello causó gran expectación entre la población pequinesa y provocó el cierre de la franquicia hasta que las investigaciones se completen.

«Desde hoy, rectificaremos las operaciones de más de 1.400 restaurantes de China«, declaró la vicepresidenta de McDonald’s en el país, Sophia Luan, quien reconoció «fisuras» en las actividades de la cadena.

Yan Chuanyan, supervisor de seguridad alimenticia, reconoció otras irregularidades de Mcdonald’s como que «los contenedores no estaban cubiertos y las tapas de las hamburguesas -almacenadas a temperatura atmosférica- estaban mezcladas con otros ingredientes, lo cual viola las reglas».

Por su parte, Carrefour también se disculpó ante la televisión pública después de que el mismo programa sacara a la luz el etiquetado con fechas incorrectas de ciertos productos, así como la venta de pollo de categoría media como si fuera alta.

El director de seguridad alimenticia y calidad de Carrefour China, Xavier Bodenes, pidió «perdón a todos los consumidores por estos incidentes». Ambas compañías afirman que contribuirán con las autoridades gubernamentales en las investigaciones para recuperar la alta reputación de la que disfrutaban.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los fantasmas de la sobrepoblación

Miguel Ángel García Vega

A mitad de siglo podríamos llegar a los 10.000 millones de habitantes, pero ¿es ese el verdadero problema de la Tierra?

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.