Diversidad

El Mediterráno: un muro letal para los inmigrantes

Hay realidades sociales a las que la crisis ha solapado, situándolas cada vez más lejos del interés de los grandes medios de comunicación y, por tanto, de la ciudadanía.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
05
Nov
2011
Carmen Gómez Cotta

Hay realidades sociales a las que la crisis ha solapado, situándolas cada vez más lejos del interés de los grandes medios de comunicación y, por tanto, de la ciudadanía. No importa que esa misma crisis haya recrudecido estas realidades convirtiéndolas en tragedias que nos parece ajenas a nuestra realidad. 2011 fue un año letal para los inmigrantes que intentaron cruzar el Mediterráneo. Más de 1.500 fueron engullidos por sus aguas, muriendo o desapareciendo mientras buscaban en la revuelta Europa una mejor vida.

Así lo ponen de manifiesto los datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). «Estas estadísticas convierten a 2011 en el peor año en esta región desde que ACNUR empezó a registrar estas estadísticas, en 2006«, declaró la portavoz Sybella Wilkes. La crifra más alta que se había registrado anteriormente se remontaba a 2007, con 630 fallecidos o desaparecidos.

El año pasado también se batió un récord en cuanto a la cantidad de personas que llegaron a países europeos a través del Mediterráneo: 58.000. La segunda cifra anual más alta se registró en 2008, cuando unas 54.000 personas llegaron a Grecia, Italia y Malta, según ACNUR.

Wilkes ha explicado que en 2009 y 2010 se produjo una importante reducción en el número de llegadas como consecuencia de las medidas de control de las fronteras, pero al año siguiente volvió a aumentar a causa de la caída de los regímenes de Túnez y Libia.

«Nuestros equipos de Grecia, Italia, Libia y Malta han advertido de que la cifra real de personas fallecidas en el mar podría ser incluso mayor«, ha señalado la portavoz, que ha precisado que las estimaciones de ACNUR se basan en entrevistas realizadas a personas que llegaron a Europa a bordo de embarcaciones, llamadas telefónicas y correos electrónicos de familiares, así como en testimonios de personas que están en Libia o Túnez y que sobrevivieron a un naufragio o tuvieron problemas al principio del viaje.

Los supervivientes han contado al personal de ACNUR «historias desgarradoras» sobre cómo «fueron obligados por guardias armados a subirse a bordo, especialmente durante abril y mayo en Libia», según Wilkes.

Los viajes se realizaban a bordo de «embarcaciones innavegables» y a menudo se obligaba a los refugiados e inmigrantes a «capitanearlas», ha asegurado. Además, varios supervivientes han relatado que otros pasajeros los golpearon y torturaron. «En Italia se han iniciado investigaciones judiciales a raíz de estas informaciones», ha añadido.

Italia: destino principal

La portavoz ha detallado que la mayoría de las personas que viajaron por mar a Europa llegaron a Italia (56.000, de las cuales 28.000 eran tunecinas), mientras que Malta y Grecia recibieron 1.574 y 1.030, respectivamente.

«La inmensa mayoría llegaron en la primera mitad del año y la mayoría eran inmigrantes, no solicitantes de asilo. Desde mediados de agosto hasta que terminó el año solo arribaron tres embarcaciones«, ha precisado Wilkes, que ha agregado que, según los datos del Gobierno griego, unos 55.000 inmigrantes indocumentados cruzaron la frontera terrestre entre Grecia y Turquía en la zona de Evros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME