Innovación

«El sistema financiero tiene que recuperar la visión a largo»

En mitad de la tormenta económica, el director de Triodos Banks, Esteban Barroso, defiende un modelo de banca transparente y sostenible, que nos permita apreciar los impactos de nuestras decisiones financieras.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
17
Ene
2011
Alberto Castillo

La crisis ha puesto de manifiesto los excesos del sistema financiero. ¿Cuál es su valoración?

Creo que la crisis ha puesto de manifiesto los excesos no sólo del sistema financiero, sino del sistema en general. Cuando existen altos ratios de endeudamiento o cuando el consumo es superior a lo parece sensato se trata de también de excesos al margen del sistema financiero. Dicho esto creo que es necesario que el sistema financiero recupere la visión a largo y medio plazo, es decir, se trata de ver cuáles son las consecuencias de las decisiones financieras. Las decisiones financieras no son neutras. A veces hemos llegado a pensar que se puede conseguir un determinado beneficio o rentabilidad siendo neutros socialmente o medioambientalmente. Eso no es posible. No hay ninguna actividad que genere recursos monetarios o financieros que sea neutra. Ante una situación como la que atravesamos ahora yo creo que no hay que pensar sólo en la situación económica y financiera. Hay que pensar también en los valores y en la situación social y buscar un equilibrio. Pero para lograr este equilibrio es necesario tiempo, por eso es necesario recuperar esa visión del medio y del largo plazo. Es decir, no es posible pensar que esta situación, que se producido después de muchos años, se va resolver en seis o siete meses. Y esto no lo digo en clave política; me da igual qué político esté. Pero hace falta recuperar esa visión de largo plazo. Quizá hemos consumido más de lo que podíamos. Quizá hemos sido menos conscientes del alcance de nuestras decisiones de lo que deberíamos.

Ustedes se definen como la banca ética y sostenible. ¿En qué se diferencia su modelo de negocio?

Triodos Bank tiene un modelo de negocio que es diferente. El eje es la misión del banco y la transparencia. La misión del banco define tu propio modelo y lo que pretendes hacer. Nuestra misión como institución financiera es, por un lado, hacer que nuestros clientes sean cada vez más conscientes de sus decisiones financieras. Por otro, tiene que ver con mejorar la vida de las personas a través de nuestras decisiones de inversión. Y nuestro misión tiene que ver también con ser capaces de introducir cambios positivos en el sector financiero orientados a la sostenibilidad. Esa misión se desarrolla sobre la base de la transparencia. Proponemos una transparencia radical. Desde la política de inversión hasta la manera que gestionamos el banco. Esto dentro del sistema financiero es clave porque gestionamos recursos que no son nuestros.

¿Con qué ojos os mira la banca tradicional?

Creo que tuvimos una buena idea y la hemos sabido desarrollar y hacerla contemporánea. También es verdad que en los años 80 una institución financiera que quería invertir en agricultura ecológica, en cooperación al desarrollo o en comercio justo a muchos les parecía más una ONG. Con el tiempo hemos conseguido demostrar que es posible combinar rentabilidad económico con un retorno medioambiental o social.

Triodos preside la Global Alliance for Banking on Values. ¿Cuál es el objeto de esta organización internacional?

La Global Alliance for Banking on Values agrupa a una quincena de entidades financieras de todo el mundo: Estados Unidos, Sudamérica, Asia, Europa… Fundamentalmente, tratamos de explicar que hacer banca ética es algo normal y racional. Representamos a millones de clientes en todo el mundo. La propuesta de Triodos está cada vez llegando a más público. Cada vez existe una mayor sensibilidad sobre lo que significa incorporar los valores y la transparencia en nuestra decisiones financieras.

¿Cómo les está afectando la crisis?

En nuestro caso concreto no nos afecta. Nosotros seguimos manteniendo tasas de crecimiento superiores al 20% en toda Europa y en España hemos tenido tasas de crecimiento de más del 100%. En España ya superamos los 70.000 clientes y el crecimiento está en esa senda. La crisis para muchas personas ha significado que quieran saber mejor qué esta haciendo mi banco, qué está sucediendo en el sistema financiero, es decir, a quién sirve mi dinero.

El director general de Tridos Bank recuerda cómo «en los años 80 una institución financiera que quería invertir en agricultura ecológica, cooperación al desarrollo o comercio justo a muchos les parecía más una ONG».

En los últimos tiempos el sistema de microcréditos se ha cuestionado. ¿Cuál es su opinión?

Yo creo que se ha cuestionado el papel de Mohamed Yunus por determinadas circunstancias, pero no creo que sea cuestionable el papel de los microcréditos en el mundo. Los microcréditos han conseguido sacar de la pobreza a millones de personas de todo el mundo, han conseguido el acceso a crédito de gente que no lo tenía y han podido desarrollar actividades microempresariales, que pudieran conseguir préstamos a un precio razonable. El valor de los microcréditos es  incuestionable. Detrás de una gran historia siempre hay alguna sombra pero hay uno tiene que recodar la gran historia. Yo creo que el papel de Mohamed Yunus y el papel de los microcréditos sigue siendo clave como una fórmula extraordinariamente eficaz para la erradicación de la pobreza. No es la única, está claro, pero es una buena solución para países en vías de desarrollo. Sí es cuestionable que el modelo del microcrédito sea exportable a un país desarrollado como España.

¿Cuál es el perfil del cliente de Triodos Bank?

Es difícil de describir con precisión. Tradicionalmente se ha pensado que los valores se corresponden a una determinada ideología política, determinada clase social o una determinada clase social. Los análisis señalan que tienen casi cualquier edad. Y eso es importante. La gente puede pensar que Triodos es para gente joven y del 15-M. Sin embargo, si va a Holanda ve  que la media tiene por encima de 45 ó 50 años, con un nivel de renta alto. El denominador común es que es gente con valores. Hay jóvenes que nos traen a sus padres. Padres que le abren aquí su primera cuenta a sus hijos. Las ONG más importantes, muchas congregaciones religiosas. Creemos que cualquier persona puede ser cliente de Triodos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.