Tecnología para combatir la (mala) vejez

Vejez

La esperanza de vida ha aumentado en España más de 12 años en el último medio siglo

Algunos emprendedores desarrollan tecnologías para que la vejez sea, ante todo, una buena experiencia

Comparte este artículo

La esperanza de vida ha aumentado en España más de 12 años en el último medio siglo. Sin embargo, vivir más no implica vivir mejor o de forma más saludable. Hay medidas que se pueden tomar antes de llegar a la vejez, tal y como recomienda Javier Pavón, jefe de Servicio de Geriatría del Hospital Cruz Roja San José y Santa Adela. «Inclinarse por una vida sana, alejarse del alcohol y el tabaco y hacer ejercicio: una musculatura tonificada da más capacidad de movimiento y más independencia y autonomía a una edad avanzada. La vejez no te recluye a una habitación», sentencia.

Hay otros escenarios que escapan a nuestro control: uno es el político, y es que la autosuficiencia económica de la sociedad anciana no solo no está garantizada, sino que tiende a precarizarse, vista la baja natalidad, la elevada esperanza de vida y el desangrado fondo de pensiones estatal. Otra circunstancia difícilmente controlable es la de las enfermedades sobrevenidas: el cáncer o el Alzheimer se ceban en la gente de más edad, entre muchas otras patologías, algunas de origen genético.

La tecnología puede ofrecer soluciones a esta problemática. Para empezar, aplicada al seguimiento de hábitos saludables. También a las relaciones intergeneracionales. Así se puso de manifiesto en la mesa redonda organizada por UnLtd y Lilly, en colaboración con ANIS, con la participación de expertos en tecnología, geriatría y emprendimiento. Allí se mostraron tres propuestas tecnológicas que facilitan el acceso a la vejez, y que sea una experiencia tan rica como la de las otras fases de la vida.

‘Plantacción’

«Los grandes proyectos y las grandes empresas siempre han partido de lo mismo: de una idea». Así presenta José Luis Ruiz de Munain, cofundador de UnLtd Spain, su plataforma, una suerte de red social en la que se comparten emprendedurías desde su fase primigenia, esto es, cuando con ideas brillantes, pero aún sin desarrollar. Junto con Lilly, lleva a cabo el programa Emprende inHealth, que ha integrado en Plantacción. Bajo el nombre Cumplir años con Salud, recoge propuestas para «pensar soluciones desde diferentes perspectivas y que articulen factores como la atención sanitaria, la eficiencia del gasto en salud, la mejora de los entornos físicos, el cambio de conductas o la educación tanto de jóvenes como adultos», explica Ruiz de Munain. Pueden presentarse emprendedores que ya dispongan de su empresa y deseen desarrollar una línea de negocio o iniciativa relacionada, y también «personas físicas que tengan una idea emprendedora relacionada con el reto planteado», aclara, y puntualiza: «Debe tratarse de una idea que no esté implementada en la actualidad». La plataforma elegirá a los mejores proyectos que cumplan el requisito Cumplir años con Salud, y los premiará con un aporte económico para empezar a desarrollar la idea.

‘Adopta a un Abuelo’

La idea se le ocurrió Alberto Cabanes en 2013 en Ciudad Real, cuando conoció a un amigo de su abuelo, viudo y sin descendencia. «Me dijo que su mayor sueño incumplido era tener un nieto. Así que decidí adoptarlo», cuenta Cabanes. A los 25 años, dejó su empleo en una consultoría y decidió extender su experiencia más allá. Fundó la plataforma Adopta un Abuelo, que une a jóvenes voluntarios con asilos y residencias en las que pueden dar compañía y asistencia a ancianos. «Está funcionando muy bien, sobre todo como experiencia extraescolar», cuenta Cabanes. «Muchos padres, en lugar de apuntar a sus hijos a piano o a deportes, consideran que el aporte que les puede hacer convivir con una persona mayor es mucho mayor». A día de hoy, ya hay más de 500 jóvenes en 27 residencias de 20 ciudades que interactúan con más de 250 personas mayores. «Hay ejemplos reales de ancianos cuya salud mental ha mejorado notablemente desde que están acompañados por jóvenes voluntarios. Incluso enfermos de Alzheimer», cuenta Cabanes.

‘People Who’

«Somos una plataforma ‘online’ dedicada a personas que conviven con una enfermedad», explica su CEO, Tomás García, y aclara: «La media de edad de nuestros usuarios es de 43 años, pero más de un 40% son ancianos». Su plataforma pone en contacto a quienes tienen alguna patología, y también a sus cuidadores o acompañantes, «que son casi la mitad». Ya tienen presencia en varios países de Europa y en Estados Unidos. «Con esto empoderamos a los pacientes. Encuentran información valiosa conversando e interactuando a través de la plataforma, y en muchos casos se evitan tener que pasar por una consulta», cuenta García. «En definitiva, mejoramos su calidad de vida. Acercamos a la gente mayor a la tecnología, al uso de tabletas y móviles, para que desde el sofá de su salón, o mientras realizan alguna actividad, puedan sobrellevar su enfermedad de la mejor manera posible».


Los comentarios están cerrados.