50 empresas valencianas se unen al Pacto Mundial de la ONU

El objetivo es sensibilizar a alas empresas y conseguir un compromiso ético público

Es la primera vez en la historia del Pacto Mundial en España que se consigue en un sólo esfuerzo una adhesión tan numerosa a esta iniciativa

Comparte este artículo

“Es la primera vez en la historia del Pacto Mundial en España que se consigue en un sólo esfuerzo una adhesión tan numerosa a esta iniciativa, y gracias a la Fundación ÉTNOR ha sido posible”. Con estas palabras Isabel Garro, directora  de la Red Española del Pacto Mundial, inauguraba la jornada “El compromiso ético de las empresas valencianas con el Pacto Mundial”, organizada por ÉTNOR con el apoyo de la Asociación Valenciana de Empresarios y Fundación Bancaja.

Y no eran en vano las palabras de la directora, pues en tan sólo unas semanas esta iniciativa ha pasado de 101 adhesiones a 151 en la Comunidad Valenciana.
En concreto han sido 50 las empresas y organizaciones que se han sumado a esta iniciativa y se han comprometido con el Pacto Mundial en la defensa de los Derechos Humanos, Laborales, Medio Ambiente y la Lucha Contra la Corrupción.

Empresas como Mercadona, Consum, Cleop, Libertas 7, Baleària, Herbolario Navarro, Llanera; pymes como Inmerco Mk, AINFOR o Montaña Selección; empresas públicas como EMT; o asociaciones como Fevecta y AVE, son sólo algunas de las que hoy con este paso han avanzado en su compromiso con la ética en sus organizaciones.

Según Adela Cortina, “toda empresa tendría que sumarse, y a mayor poder mayor responsabilidad de hacerlo”. Pero esto no es sólo una cuestión de empresas privadas, sino que todos: “instituciones públicas, universidades, organizaciones empresariales y cívicas, deben dar este paso y comprometerse con los diez principios impulsados por Naciones Unidas”.

Para Cortina, directora de ÉTNOR y catedrática de Ética Empresarial, el Pacto Mundial significa más allá del compromiso, “ponernos de acuerdo en unas buenas prácticas que todo el mundo empresarial debería acordar, y ponerse de acuerdo también en difundir esas buenas prácticas para generar buenas empresas, que son para las sociedades un bien público, contagiando del buen hacer al resto de la sociedad”.

En su intervención Cortina ha destacado que este compromiso debe insertarse en la estrategia de la empresa, formar parte de su forma de ser y de hacer, y “además de hacerlo bien hay que comunicarlo para que sirva de ejemplo”. “Las empresas que asumen la ética como algo desde dentro están mejor gestionadas, y son más fiables para las gentes que quieran acercarse a ellas. La actividad empresarial se convierte así en una actividad capaz de generar riqueza, sumándose rentabilidad y virtud”.

Precisamente esta idea ha sido destacada por Francisco Pons, presidente de Importaco, que ha resaltado la importancia de extender estos principios “como una mancha de aceite”. Muestra de ello es el compromiso que Importaco acaba de obtener de todos sus proveedores de hacerse firmantes del Pacto Mundial antes de 2014. Una cuestión fundamental teniendo en cuenta que el 90% de las compras de Importaco se hacen a nivel internacional.


Deja un comentario