ENTREVISTAS

«En el estado de emergencia en el que estamos, todo el mundo necesita tomar responsabilidades»

Artículo

Fotografía

Anders Hellberg

Traducción

Ana María Fajardo
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
07
Dic
2021
Greta Thunberg

Artículo

Fotografía

Anders Hellberg

Traducción

Ana María Fajardo

Greta Thunberg, la activista medioambiental más célebre del planeta, sigue teniendo una visión pesimista ante el desafío climático. Para esta joven de 18 años nacida en Estocolmo, lo importante, más allá de las declaraciones en cumbres mundiales como la recientemente celebrada en Glasgow, es que los líderes mundiales pasen de los discursos a la acción y cumplan sus promesas.


¿Cuáles eran tus expectativas respecto a la COP26?

Oír muchos discursos y multitud de promesas que, si se examinan con detalle, son más o menos insignificantes. Los mandatarios las pronuncian para tener algo que decir, para que los medios de comunicación tengan algo de lo que informar. Y como no se les hacen preguntas que les obliguen a profundizar en el tema, pueden decir casi lo que quieran. También creo que si no hay una fuerte presión desde fuera las cosas seguirán prácticamente igual tras la cumbre. Lo que sabemos con certeza que sucederá en la cumbre son tres cosas. Primero, los debates técnicos sobre el Acuerdo de París y también, por supuesto, bastantes acuerdos, como clubes, países y otros asuntos. Sin embargo, el más importante es quizá el de presionar a muchos países para que hagan mejores promesas en cuanto a la limitación de emisiones, porque no están haciendo para nada lo suficiente.

¿Qué tendría éxito sobre ese pilar? ¿Cuál crees que sería un resultado justo en cuanto a la presión a los países para obtener más reducciones de una manera más rápida?

Creo que hoy en día estamos muy muy por detrás de lo que necesitaríamos. Estamos muy lejos de cualquier cosa que estuviese incluso cerca de estar en consonancia con el Acuerdo de París o de mantenernos 1,5º C por debajo de la media de los niveles preindustriales. Por lo tanto, lo que yo consideraría como éxito es la honestidad, que destaquemos la distancia que existe entre lo que decimos y lo que realmente hacemos. Creo que eso es lo que se necesita para enfrentarnos a esto, para cambiar las cosas; necesitamos asumir en qué punto nos encontramos. Necesitamos entender la situación, sentarnos e intentar entender dónde estamos, porque eso no es lo que estamos haciendo ahora. Estamos intentando encontrar pequeñas soluciones concretas que son simbólicas para que, así, parezca que estamos haciendo algo, cualquier cosa menos enfrentarnos a los problemas. Todavía no se cuentan todas las emisiones cuando se anuncian objetivos. Todavía se utiliza la contabilidad creativa en cuanto a la reducción de emisiones. Mientras sigamos así no avanzaremos mucho.

«Nos encontramos muy lejos de mantenernos 1,5 º C por debajo de la media de los niveles preindustriales»

Ese es el nivel necesario para que la reunión tenga un éxito aceptable, que los líderes de todos los países sean honestos en cuanto a dónde nos encontramos y dónde se encuentran ellos. Pero si pudieses ir un paso más allá y tuvieses la oportunidad de hacer lo que quisieras, ¿cuál crees que sería el mejor escenario en una cumbre como esta?

No lo sé. Nunca podremos saberlo porque no sabemos lo que hará la gente. No sabemos lo que puede crear conciencia. Quizá si nos basamos en la discordancia, si la enfatizamos, haremos que la gente se enfade y, por tanto, que salga a la calle y exija medidas. Ese podría ser el caso. Quizá si los líderes fueran honestos crearían un sentido de urgencia que haría que la gente despertase. No sabemos qué nos conducirá al cambio. Todo lo que podemos hacer es intentar concienciar y crear ese sentido de urgencia que necesitamos drásticamente ahora mismo.

Has mostrado la preocupación de que los países más pobres, los más afectados por el cambio climático, pueden no tener una representación justa. ¿Qué opinas de eso?

Sí, eso es lo que pasa en cada una de estas reuniones: falta representación de la gente que pertenece a las áreas más afectadas. Especialmente este año, ya que mucha gente tendrá que hacer cuarentena y hay restricciones para viajar, entre otras cosas.

«Quizá si nos basamos en la discordancia haremos que la gente se enfade y salga a la calle»

Si pudieses clasificar a los líderes mundiales en cuanto a su trabajo hacia el clima, ¿piensas que hay algún líder que ha estado haciendo cosas buenas o…?

No. En primer lugar, no quiero hacer eso porque no me gusta hablar de personas en particular de esa manera, pero, ya que todos los países están bastante lejos de hacer lo suficiente, creo que no es bueno hacer una comparación. Es como elegir la opción menos mala. Creo que, en lugar de eso, deberíamos compararlo con lo que necesitamos que se haga.

Se ha hablado mucho de que los países ricos han roto sus promesas de apoyo financiero a aquellos países pobres que se han visto más afectados. Se han hecho promesas de ayudar realmente a mitigar los efectos del cambio climático, pero no se ha hecho mucho. ¿Qué piensas acerca de esto?

Creo que es muy simbólico, porque demuestra una traición. Se habla mucho sobre la traición a las generaciones futuras y a la gente joven, pero también se trata de una traición a los países MAPA –los más afectados–, por parte de los países LAPA –los menos afectados–, porque no solo estamos privando del futuro a nuestros hijos, sino que también estamos privando del presente a muchas personas en diferentes partes del mundo. Y el hecho de que nos neguemos a cumplir nuestras promesas, a reembolsar esa deuda histórica, solo demuestra de manera muy clara su posicionamiento y lo que priorizan. Y que cada vez que hay algo concreto que pueden hacer, no lo hacen.

«No solo estamos privando del futuro a nuestros hijos; también estamos quitándole el presente a muchas personas»

Esto lo sigues muy de cerca. ¿Crees que, comparando la situación presente con la de hace unos años, hay un cambio? ¿Es más probable que pienses que esto va a ocurrir, que habrá alguna manera de que ganen confianza si de verdad cumplen sus promesas, o irá peor?

Puede ser, siempre podemos tener esperanza. Deberíamos mantener siempre la esperanza y luchar por algo mejor, abogar por lo mejor, pero, aunque quizá estemos más cerca ahora de lo que estábamos anteriormente, debemos recordar que han pasado años, y durante estos años hemos perdido mucho. Por eso ahora mismo no nos dirigimos hacia una buena dirección, porque estamos tardando demasiado.

Ya que estás muy cerca de terminar el instituto, ¿cuáles son tus planes para entonces? ¿Tienes en mente ir a la universidad? Y, una segunda pregunta, ¿en qué te gustaría trabajar? ¿Tienes alguna idea sobre lo que te gustaría hacer después del instituto?

No lo sé. Me gustaría seguir estudiando porque me gusta, pero no sé el qué ni dónde ni cuándo. Lo estoy dejando para más tarde. Pero sí, supongo que ya veremos, veremos dónde acabo.

En cuanto a la red de Fridays for Future, que se centra tanto en las huelgas escolares, ¿seguirás en ella cuando ya no estés en el instituto? ¿Qué piensas sobre tu actual liderazgo en la red? ¿Le pondrás fin y se lo dejarás a otros?

No lo creo. No es que existan líderes o una estructura de jerarquías dentro del movimiento, aunque desde fuera pueda parecerlo, sino que es una organización a nivel comunitario. Por lo tanto, no existe una posición de líder de la que retirarse. Por supuesto que continuaremos, o al menos yo continuaré. Si no es con huelgas de clase, serán manifestaciones. Solo tendremos que adaptarnos, llevar a cabo métodos diferentes si los que hemos utiliza- do anteriormente no funcionan.

¿Cuánto tiempo tienes que dedicarle a la red de Fridays for Future ahora que tienes que ir a clase y hacer deberes?

Mucho tiempo todavía, porque intento ser eficiente y hacer todos los deberes en clase para que cuando llegue a casa esté libre para hacer otras cosas y trabajar.

«La gente joven ha estado liderando la lucha climática mucho tiempo, pero no podemos hacerlo solos; no tenemos el poder»

Me gustaría recordar algo que dijiste en una entrevista anterior, porque fue como una suerte de llamada a las armas hacia aquellos adultos que no son líderes mundiales. No solo eso, sino que además dijiste que el movimiento joven no tiene el poder, si bien sí tiene la capacidad de influenciar a la gente que puede influir en los líderes. También comentaste que aquellas personas que puedan usar una plataforma como los medios de comunicación y cualquier otra persona con influencia deberían empezar a usarlas.

Sí.

Parece que no estás hablando ni del movimiento joven ni de los líderes mundiales. ¿Te diriges, por tanto, a esos otros grupos?

Sí, por supuesto. Porque la gente joven ha estado liderando la lucha climática durante mucho tiempo, pero no podemos hacerlo solos. No tenemos el poder, no tenemos tanta influencia. Por eso necesitamos ayuda de todo el mundo. En el estado de emergencia en el que estamos ahora todo el mundo necesita tomar responsabilidades y usar cualquier poder que tengan, cualquier plataforma, y usarlo o al menos intentar influir e intentar dar un pequeño empujón hacia la dirección adecuada. Al menos así lo veo yo. Pienso que ese es nuestro deber como seres humanos.

¿Existe algún tipo de categoría específica de personas a la que te dirijas cuando dices eso?

Me refiero a todo el mundo en general, ya que todos somos ciudadanos, pero por supuesto hay grupos que en especial tienen más poder, como los medios de comunicación, cuyo trabajo es comunicar de manera objetiva la situación en la que estamos. Pienso que no están haciendo lo correcto, ya que no tratan la crisis como tal. También a muchos otros grupos.

¿Cuál es la diferencia entre cómo trabajas con el movimiento hoy en día y hace aproximadamente un año?

No lo sé. Ahora, debido a la pandemia, trabajamos más online y creo que hemos logrado un contacto más cercano internacionalmente. Tenemos una red mejor organizada y podemos trabajar mejor. Creo que esa es la diferencia.

Si hablas por ti más que por toda la red actual, ¿cómo trabajas con ella? ¿Tienes más tiempo para documentarte sobre estos asuntos desde que viajas menos? ¿Cómo organizas tu tiempo?

No sé. Sorprendentemente me las arreglo tal como lo hacen muchos otros. Solo… solo intento controlar todo, sí.


Esta entrevista apareció originalmente en ‘Reuters’ y es parte de ‘Covering Climate Now’, una colaboración de medios de comunicación globales que potencia la cobertura de artículos sobre el clima. La entrevista con Greta Thunberg fue realizada por ‘NBC News’, ‘Reuters’ y ‘The Nation’, socios de ‘CCNow’.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El insuficiente desenlace de la COP26

Carmen Contreras Tellez

La cumbre finalizó con un documento que despierta el recelo de los países más vulnerables frente a la crisis climática.

¿Podemos predecir las sequías?

Robert Monjo | Dominic Royé | Javier Martín Vide

Un estudio ha logrado crear un modelo mapeado en el que poder observar las tendencias globales.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME