Cambio Climático

Estados insulares en peligro de extinción

Los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID), también conocidos por sus siglas en inglés, SIDS, representan un grupo de países que enfrentan desafíos únicos debido a su tamaño e insularidad, su vulnerabilidad a desastres naturales y su dependencia económica.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
18
junio
2024

Los PEID son un grupo de países en desarrollo caracterizados por su pequeña superficie, una población limitada y una fuerte dependencia de un número reducido de sectores económicos, además de tratarse todos ellos de estados insulares. Este grupo fue reconocido como tal en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), también conocida como la Cumbre para la Tierra, celebrada en 1992 en Río de Janeiro. Este grupo comprende 38 estados miembros de la ONU y 20 no miembros de la ONU/miembros asociados de comisiones regionales, e incluye países tan diferentes como Fiji, República Dominicana, Cabo Verde, Maldivas o Seychelles.

Todos ellos comparten una serie de características y desafíos comunes. Al ser predominantemente pequeños –tanto geográficamente como en términos de población–, cualquier perturbación puede tener consecuencias desproporcionadas, incluso existenciales, para sus sociedades, economías y culturas. Como se trata de islas –a menudo bajas y remotas–, están especialmente expuestas a los efectos adversos de los fenómenos meteorológicos extremos y a los de evolución lenta relacionados con el cambio climático, como el aumento del nivel del mar y la intrusión salina.

Los PEID dependen del mar aún más que otros países para su economía. Por tanto, son extremadamente vulnerables a los efectos del cambio climático en el océano: la contaminación marina, la pérdida de biodiversidad marina, la disminución de los recursos de agua dulce, la desertificación, la erosión costera, la degradación de las tierras y las actividades pesqueras ilegales. Los miembros de las Naciones Unidas analizarán los retos específicos a los que se enfrentan los PEID en la próxima Conferencia sobre los Océanos de las Naciones Unidas, en junio de 2025.

La riqueza natural de los PEID, que incluye arrecifes de coral, biodiversidad marina y bosques tropicales, es tanto una bendición como una responsabilidad

La riqueza natural de los PEID, que incluye arrecifes de coral, biodiversidad marina y bosques tropicales, es tanto una bendición como una responsabilidad. La conservación de estos recursos es vital no solo para la economía (especialmente el turismo), sino también para la supervivencia a largo plazo de estos estados.

Las estrategias de gestión sostenible y la protección ambiental son temas clave en las agendas de desarrollo de los PEID, hasta tal punto que muchos de estos estados lideran los esfuerzos internacionales para enfrentar las crisis medioambientales globales. Un ejemplo de esto es la creación de «zonas marinas protegidas» en sus aguas, que ayudan a restaurar hábitats y proteger la biodiversidad, además de asegurar economías azules sostenibles. También han promovido una mayor inclusividad en las acciones climáticas y en el desarrollo de capacidades y marcos políticos.

El informe Desarrollo y Globalización: Hechos y Cifras de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) confirmaba, basándose en datos estadísticos, que los PEID son muy vulnerables a las crisis económicas y financieras externas, al menos un 35% más que otros países en desarrollo. Según este estudio, los PEID dependen de la economía de los océanos siendo el turismo costero y marino su mayor sector económico. Las islas tienen ante sí un reto clave, como es gestionar el papel crucial del turismo siguiendo el enfoque de la Conferencia de Río+20, que prestó una atención específica al turismo y a su contribución al desarrollo sostenible.

A pesar de estos obstáculos, los PEID han demostrado una resiliencia notable y una inagotable capacidad para adaptarse y buscar soluciones sostenibles para su desarrollo, además de una voluntad admirable para cooperar como grupo. Las Conferencias Internacionales sobre los PEID han sido plataformas decisivas para abordar sus desafíos y promover la cooperación internacional.

Los PEID son muy vulnerables a las crisis económicas y financieras externas, al menos un 35% más que otros países en desarrollo

La primera, en abril de 1994, la Conferencia Mundial de Barbados, abordó los desafíos ambientales de los PEID y marcó un hito al establecer el Programa de Acción de Barbados, un marco integral para apoyar su desarrollo sostenible. Este programa destacó la vulnerabilidad de estos estados al cambio climático, la necesidad de desarrollar capacidades humanas e institucionales, y la importancia de la cooperación tecnológica y económica.

La siguiente fecha a destacar es 2005, con la Reunión Internacional de Mauricio, también conocida como MSI+5, en la que se reafirmaron los compromisos de Barbados y se amplió el enfoque a temas como la gestión de desechos, la biodiversidad, y la globalización, adoptando la Estrategia de Mauricio para una aplicación más eficaz del Programa de Acción.

La III Conferencia Internacional se celebró en Samoa en 2014, e introdujo la «Trayectoria de SAMOA», un plan de acción decenal para apoyar el desarrollo sostenible y erradicar la pobreza en los PEID, estableciendo un marco de asociación intergubernamental para monitorear el progreso y fomentar nuevas alianzas.

La IV Conferencia Internacional sobre los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID4), se ha celebrado en mayo de 2024 en Antigua y Barbuda bajo el tema «Trazando el rumbo hacia una prosperidad resiliente». El objetivo ha sido evaluar la capacidad de los PEID para lograr el desarrollo sostenible, incluidos los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Los PEID comparten desafíos únicos que requieren soluciones innovadoras y cooperación internacional. Las conferencias internacionales han sido cruciales para atraer la atención mundial a sus necesidades y promover alianzas que apoyen su desarrollo sostenible. A medida que el mundo continúa enfrentando el cambio climático y otros desafíos globales, el apoyo a los PEID debe mantenerse como una prioridad para garantizar su resiliencia y prosperidad futura. Estos estados, aunque pequeños en tamaño, juegan un papel vital en la protección de la biodiversidad y la promoción de la sostenibilidad a nivel global.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Astronautas en el océano

Laura Madrueño

La periodista Laura Madrueño recurre a las maravillas del océano para recalcar la urgencia de protegerlo a toda costa.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME