Sociedad

Más del 50% de las víctimas de trata proceden de América Latina

Según los últimos datos, por cada víctima de trata identificada existen 20 más sin identificar. En los últimos años, las víctimas de esta lacra procedentes de América Latina han pasado de un 28,9% a un 50,9%: Colombia y Venezuela fueron los principales países de origen.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
20
Oct
2022
trata

Artículo

América Latina es la región en la que más ha crecido la procedencia de las víctimas de trata en los últimos años, pasando de un 28,9% en 2018 a un 50,9% en 2021. Estas son las cifras que tiene entre manos el Proyecto Esperanza que, en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña, ha dado a conocer un informe sobre el perfil de la víctima de trata que pide ayuda en España, donde se han analizado cerca de 1.000 casos atendidos desde 2018 por el Teléfono 24 horas de la entidad.

Para contribuir a la sensibilización de la sociedad y a la identificación de los casos, la Fundación Mutua Madrileña y Proyecto Esperanza han analizado los datos de las víctimas atendidas por esta organización no gubernamental entre 2018 y 2021. Con el título Trata de personas, violación de derechos, ambas entidades quieren llamar la atención y concienciar sobre este grave delito y de la grave violación de derechos humanos. En primer lugar, porque muchos casos concretos de trata de personas pueden pasar desapercibidos tanto para la población como para la propia víctima.

La trata en cifras

Limitándonos solo al último año, Proyecto Esperanza detectó 136 casos de víctimas de trata, de las cuales 126 eran mujeres, 2 varones y 6 menores a cargo de sus madres. Además, en seis de cada diez casos registrados (61%), fueron captadas y explotadas para fines sexuales y un 72% de las víctimas tenía menos de 24 años en 2018, un porcentaje que se ha ido reduciendo hasta el 55% en 2021.

En cuanto al origen de las víctimas atendidas, tras la procedencia mayoritaria de América Latina (50,9%), le sigue África, con un 44%. Colombia y Nigeria fueron los principales países de origen, seguidos de Venezuela y Camerún. Un 9,5% de los casos fueron de trata interna; es decir, la captación y el sometimiento tuvieron lugar dentro de nuestras fronteras.

La trata de personas con fines de explotación es un problema que, desgraciadamente, persiste en el siglo XXI, y que no solo supone un crimen de derecho internacional, sino que es una gravísima violación de los derechos humanos y, en algunas de sus manifestaciones, una forma de violencia de género.

Pero además de la explotación sexual, los trabajos forzados y la servidumbre, la mendicidad, el matrimonio forzado, la explotación para realizar actividades delictivas o el tráfico de órganos son otras formas de trata que siguen dándose en países desarrollados en la actualidad.

El 72% de las víctimas tenía menos de 24 años, un porcentaje que se ha ido reduciendo hasta el 55% en 2021

Según Naciones Unidas, se estima en 2,5 millones el número de personas víctimas de la trata. Sin embargo, se calcula que por cada víctima identificada existen 20 más sin identificar. El último informe de la Agencia de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito afirma que las mujeres y niñas siguen estando especialmente afectadas por la trata de seres humanos. En 2018, por cada 10 víctimas detectadas en todo el mundo, cinco eran mujeres adultas y dos eran niñas.

Según el Grupo de Expertos contra la Trata (GRETA) del Consejo de Europa, España sigue siendo un país de destino para personas objeto de trata, aunque en cierta medida también es un país de tránsito y origen. La gran mayoría (84%) de las víctimas de trata son mujeres y niñas tratadas con fines de explotación sexual. Además, como apunta el Balance Estadístico del CITCO,  en España se identificaron a lo largo de 2020 por parte de las fuerzas de seguridad a un total de 269 víctimas de trata.

Tanto el informe como la campaña lanzada por Fundación Mutua Madrileña y Proyecto Esperanza recogen casos concretos de supervivientes para ejemplificar determinadas situaciones que pueden estar siendo pasadas por alto. Como Diana, una joven de una zona rural boliviana que quería triunfar como cantante, se abrió un perfil de Facebook para publicar sus maquetas musicales y, a través de este canal fue contactada por un supuesto productor español que le propuso venir a España a grabar un vídeo. Cuando la recogió del aeropuerto, la encerró en su casa obligándole a realizar tareas domésticas y explotándola sexualmente.


Este contenido ha sido elaborado por el Proyecto Esperanza y la Fundación Mutua Madrileña.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La necesidad del equilibrio

Jordan B. Peterson

El psicólogo Jordan B. Peterson advierte sobre el riesgo que un excesivo afán de control puede tener en nuestras vidas.

¿Vemos siempre el mundo arder?

Jorge Ratia

Que el pasado nos parezca mejor tiene una explicación científica: el cerebro siempre busca curar la herida del recuerdo.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.