Medio Ambiente

La vuelta a la España azul en 304.167 días

El naturalista Nacho Dean y su equipo se adentrarán a finales de mes en los mares españoles para trazar el primer mapa de la historia sobre la basura marina que habita nuestro país. A bordo de un velero, ‘La España Azul’ medirá durante diez meses el nivel de contaminación, la pérdida de biodiversidad y otros indicadores en lugares tan críticos como las desembocaduras del Guadiana y el Guadalquivir, el Estrecho de Gibraltar o la Reserva Marina de la isla de Tabarca.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
13
Sep
2022
españa azul

Nacho Dean unió los cinco continentes del mundo nadando. Ha sido el único hombre en conseguirlo: 2.500 kilómetros a nado, a los que se suman los 33.000 kilómetros a pie previos. Lo más probable es que esa idea la alimentaran los libros de Julio Verne que leía de pequeño o la famosa Ruta Quetzal de Miguel de la Quadra-Salcedo que, junto a los programas de Félix Rodríguez de la Fuente, acompañaron toda su infancia. En solitario, el naturalista se lanzó de cabeza a una aventura cuyo objetivo iba mucho más allá de hacerse con un simple récord: el propósito real del periplo era documentar y divulgar los efectos del cambio climático en la conservación del planeta desde sus propios ojos, testigos de cientos de kilos de plásticos y basura en lugares terrestres y acuáticos a los que nunca deberían haber llegado.

Dos años después, Dean vuelve a la carga con un cometido aún más ambicioso: recorrer durante 10 meses las costas españolas para crear el primer mapa de la historia sobre la basura que habita nuestros mares. Es un periplo que vuelve a escribir una página más en nuestra historia, dado que La España Azul, liderada por Dean junto a un equipo de científicos, es la primera expedición a vela por las costas españolas con carácter científico, una iniciativa pionera que analizará los ecosistemas de la península junto con Canarias y Baleares para «despertar las conciencias ciudadanas sobre la contaminación por plásticos» –en palabras del propio aventurero– en tres pasos bien apuntalados: documentar la presencia de basuras y su impacto en los mares, descubrir el estado medioambiental de los ecosistemas marinos y hacer disponible toda la información descubierta a la ciudadanía con un documental.

El nivel de contaminación, el porcentaje de oxígeno en agua, la pérdida de biodiversidad y la sobreexplotación pesquera, la subida del nivel del mar, el impacto de las construcciones y el turismo, así como el aumento de la temperatura del mar servirán para que el equipo realice un informe que apoye la declaración del 30% de estas zonas como Parques Naturales Marinos. Una propuesta que llega en un momento crucial: el pasado 26 de agosto, los líderes de las Naciones Unidas se reunieron para redactar el Tratado Global de los Océanos, un esperado acuerdo para proteger los océanos a través del conocido ‘objetivo 30×30’ –la protección jurídica del 30% de los océanos para 2030– que finalmente quedó reducido a simples medias tintas debido a la falta de acuerdo entre el foro político formado por 50 miembros, entre ellos España y Europa.

‘La España Azul’ analizará los ecosistemas nacionales para «despertar las conciencias ciudadanas sobre la contaminación por plásticos»

Las negociaciones, suspendidas por el momento a la espera de una nueva ronda, no consiguen avanzar al ritmo que lo hace la degradación de los océanos, que se enfrentan a la acidificación de sus aguas, la pesca ilegal, la pérdida de hábitats, las olas de calor marinas, la contaminación por el tráfico marítimo y la inabarcable cantidad de basuras y microplásticos que desembocan cada día en todos los rincones marítimos del mundo. «El Amazonas no es el gran pulmón del planeta; son los océanos», argumentaba recientemente Dean en una entrevista. «Son los que más generan y lanzan oxígeno a la atmósfera y los que mayor CO2 capturan. Y no somos conscientes de su importancia para la salud del planeta», añadía entonces. De hecho, España es el país de la Unión Europea que más plásticos vierte a los océanos, alcanzando las zonas más profundas de nuestras aguas, donde los ecosistemas son especialmente frágiles y la retirada de los residuos se torna prácticamente imposible.

Un motivo de peso que, como una brújula, guía la expedición de La España Azul por nuestro país: el próximo 22 de septiembre, el barco partirá del País Vasco para llegar a Cantabria y Asturias en octubre, a Portugal en diciembre y, finalmente, a Blanes (Cataluña) en junio de 2023 (tras haber visitado también las Canarias, Andalucía, Murcia y el resto de provincias costeras). Pararán en puntos muy concretos y elegidos a conciencia, lugares críticos para obtener unos resultados fidedignos del estado actual de las aguas marinas, como las desembocaduras del Guadiana y el Guadalquivir, el Estrecho de Gibraltar, zonas tan turísticas como Málaga o el Parque Natural del Cabo de Gata y localizaciones bajo una importante amenaza tanto por la sequía como por los pozos ilegales o la contaminación provocada por aguas residuales, como el Parque Nacional de Doñana, la desembocadura del Mar Menor o el área prístina de la Reserva Marina de la isla de Tabarca, en la Comunidad Valenciana.

Pero en la agenda de estos exploradores también habrá tiempo para la divulgación, fundamental a la hora de frenar la degradación de nuestros ecosistemas. En cada parada, Dean y el resto del equipo aprovechará para dar conferencias, organizar batidas de limpieza de playas y otras acciones de conciencia ciudadana para acercar la problemática a una población cuya acción es parte fundamental de la solución. El proyecto, enmarcado en el decenio de las Ciencias Oceánicas de las Naciones Unidas, promete volver a puerto seguro con una visión mucho más novedosa y clara de todas las amenazas a las que se enfrentan los océanos cada día y que ponen en peligro un entorno único y fundamental para el porvenir de todas las especies. Lo dijo el propio Verne en su momento: «El mar es solo la realización de una existencia maravillosa».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las emisiones de Shell, a juicio

Ramón Oliver

La petrolera se enfrenta a un juicio histórico por no estar haciendo lo suficiente para reducir sus emisiones de CO2.

OFRECIDO POR
Cabecera

Que no baje el telón

Cristina Suárez

Estrella Damm aprovecha la belleza natural de la costa mediterránea para concienciar en su tradicional anuncio estival.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.