Siglo XXI

POWERED BY

Hacia un futuro sostenible

Ser más responsable con el medio ambiente y la sociedad supone un esfuerzo económico y de recursos para muchas empresas. Sin embargo, en un contexto de transición hacia una nueva economía verde, situar la sostenibilidad en el centro estratégico de las compañías puede convertirse en una gran oportunidad.

Ilustración

Valeria Cafagna
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
24
Jun
2021
KPMG sostenible

Ilustración

Valeria Cafagna

Cada vez es más sencillo encontrar ránquines que revelan cuáles son las empresas más sostenibles del planeta. Pero ¿es realmente tan fácil saberlo? A la hora de hacer una búsqueda en Internet es frecuente encontrar indicadores que ayudan al internauta a conocer el grado de sostenibilidad de una compañía en concreto. Es el caso de Ecosia, el buscador que muestra un icono con una pequeña hoja verde al lado de las webs de empresas con buenas prácticas en materia de sostenibilidad. Sin embargo, la búsqueda de la rentabilidad económica ya no debería ser el único motor de las empresas. Ahora tienen pendiente dar el salto  –al igual que el resto de los agentes– hacia las soluciones de los principales retos socioeconómicos y medioambientales del siglo XXI. No basta con mostrarse sostenible de cara al público: es necesario saltar a la acción. Y ese es un camino que, en muchas ocasiones, está lleno de baches.

Los retos que nos presenta la crisis ecológica son diversos y complejos. Es muy común conocer cuáles son estos desafíos y los problemas que los originan, pero rara vez se conoce con certeza cómo debemos enfrentarnos a ellos o qué solución es la más adecuada. En el caso de las empresas, este es un factor clave a la hora de promover una transición hacia modelos de negocio sostenibles, mucho más responsables con el medio ambiente, las personas y el planeta.

Pueyo: «La transformación sostenible y la digital son los principales retos a los que nos enfrentamos»

Sin embargo, si hay algo claro en el tipo de posición que debemos adoptar frente a dichos retos es la necesidad de un enfoque transdisciplinar, que englobe y genere conocimiento desde las experiencias compartidas de diversas áreas y sectores del conocimiento. Así, es cada vez más habitual encontrar equipos de trabajo en los que economistas, geógrafos o arquitectos trabajan juntos para hallar soluciones más precisas. Y este tipo de relaciones están comenzando a adoptar forma de alianzas entre empresas, el sector privado, la sociedad civil o la comunidad científica y académica. Esto, junto a otros aspectos, implica un cambio de modelo en la empresa, tanto en su proyección de futuro como en los detalles más concretos del día a día, por lo que trazar una hoja de ruta se vuelve algo esencial para una correcta transformación.

Existen documentos y acuerdos nacionales e internacionales que tratan de servir de guía para estos casos, como lo son los Objetivos de Desarrollo Sostenible o la Agenda 2030. Y es que si algo tienen en común la gran mayoría de documentos estratégicos es el valor de la innovación para la transformación en un escenario lleno de potencialidades. Sin embargo, todo ello conlleva un esfuerzo añadido tanto económico como de recursos humanos y materiales para muchas empresas. Mientras estos pueden ser asumidos y correctamente gestionados por algunas, en la mayoría de los casos no se cuenta con el impulso inicial necesario para una correcta configuración de las respuestas. Este hecho puede ser todavía más significativo en un país como España, donde más del 99% de las empresas son PYMES o microempresas, correspondiendo el 55,58% a PYMES sin asalariados.

Es en este caso donde soluciones como KPMG Impact, de la firma KPMG, pueden resultar indispensables para las empresas, sobre todo en su capacidad de transformar estos retos en oportunidades de negocio y crecimiento en línea con las directrices de una economía verde. A través de este servicio, una firma de servicios profesionales con un largo recorrido en lo que a asesoramiento sobre sostenibilidad se refiere como es KPMG, ofrece a sus clientes distintas soluciones para afrontar los retos estratégicos y operativos de la transformación sostenible. Además, también proporciona ayuda a las empresas a la hora de alinear y priorizar las iniciativas en materia de cambio climático y así contribuir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

Alcanzar los ODS puede generar al menos 12 billones de dólares en oportunidades de negocio hasta 2030

Este tipo de servicios y las soluciones que propone son esenciales en un mundo en el que las empresas cuentan con un ámbito de actividad cada vez más específico, con unos impactos concretos y con retos y oportunidades particulares. Es por ello por lo que el primer paso a la hora de adoptar una hoja de ruta verde debe pasar por la reflexión y el análisis, tras los que se hará necesario y factible definir una estrategia.

Sin embargo, la definición de estrategias conlleva un proceso con un alto consumo de recursos, donde la ausencia de una metodología clara puede jugar en contra de la buena voluntad de transformación. Así, por ejemplo, según la Red Española del Pacto Mundial, una de las principales reclamaciones por parte de las empresas es la necesidad de definir una Estrategia Nacional de Desarrollo Sostenible, sin olvidar también lo oportuno de estrategias autonómicas y locales, así como marcos legales a todos los niveles territoriales.

En el caso concreto de KPMG Impact, su punto fuerte reside en la propuesta de metodologías propias que la empresa ofrece a sus clientes para incorporar la sostenibilidad en estas estrategias a desarrollar, en su financiación o en la información que las compañías ofrecen a terceros. En este punto se hace clave la experiencia de la firma como asesor en materia de sostenibilidad durante los últimos 20 años. Este proyecto, que está dirigido por Ramón Pueyo, socio responsable de Sostenibilidad y Buen Gobierno, establece 10 áreas prioritarias de acción, o retos de la transformación sostenible, entre los que encontramos la necesidad de modelar riesgos, conocer la posición actual de la empresa con respecto a la sostenibilidad, o cómo comunicar la sostenibilidad a inversores y terceros.

Otra de las oportunidades que presenta esta transformación, y en la que cada vez se hace más hincapié, es la social. La transformación social pasa por la generación de empleo digno, sostenido y sostenible. En el estudio Las empresas españolas ante la Agenda 2030, también elaborado por la Red Española del Pacto Mundial, se recoge que «el informe Better Business, Better World, elaborado por la Comisión de Comercio y Desarrollo Sostenible, calcula que alcanzar los ODS puede generar al menos 12 billones de dólares en oportunidades de negocio hasta 2030 y crear 380 millones de empleos, a través del desarrollo de 60 soluciones innovadoras ligadas a los ODS en cuatro sectores empresariales clave, que representan el 60% de la economía mundial».

En palabras de Pueyo «la transformación sostenible es, junto a la digital, uno de los principales retos a los que se enfrentan y se enfrentarán las compañías en los próximos años, dentro de todos los sectores», y esto, sumado a la crisis generada en el empleo por la pandemia ocasionada por la covid-19, hace de este el momento idóneo para replantearnos desde todos los ámbitos —especialmente desde el empresarial por su capacidad dinamizadora de la economía— cómo trazar la trayectoria verde hacia una nueva sostenibilidad.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.