Economía

POWERED BY

El ahorro en una época convulsa

Gran parte de los hogares españoles se ha visto obligado a enfrentar una grave crisis económica con una frágil situación financiera. Para ponerle solución es importante conocer las formas de llenar el colchón para los imprevistos.

Artículo

Ilustración

Gabby K
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
15
Feb
2021

Artículo

Ilustración

Gabby K

La crisis del coronavirus y sus consecuencias económicas han empujado a los hogares españoles a hacer verdaderos malabares cada mes para poder afrontar incluso los gastos más nimios. Lo que hace apenas un año podía parecer una tarea sin demasiadas complicaciones, ahora requiere de gran astucia para una buena parte de la población. Según los datos del informe La resiliencia y vulnerabilidad de los hogares españoles frente al COVID-19, elaborado por el Observatorio del Ahorro Familiar de la Fundación Mutualidad Abogacía y la Fundación IE de la IE University, el ahorro de las familias españolas se sitúa bajo mínimos. La mitad de ellas han hecho frente a la crisis provocada por la COVID-19 con un ahorro financiero equivalente a los dos meses de salario medio (27.000 euros anuales) por unidad de consumo y, de estas, más de la mitad (un 60%) solo cuenta con el equivalente a dos semanas de sueldo en sus reservas. En total, un 40% de las familias se han visto obligadas a enfrentarse a esta incierta situación estando por debajo de lo que se considera como el umbral de la seguridad financiera, es decir, tener un ahorro acumulado del 60% de salario medio de tres meses.

Enrique San Fernández: «Es necesario aumentar el colchón del ahorro en España y dar a conocer los instrumentos para hacerlo posible»

Para poder hacer frente a la empinada cuesta arriba de la recesión, muchos españoles han optado por apretarse el cinturón. Lo indican también los datos del estudio, que apuntan a que, en el segundo trimestre de 2020, la tasa de ahorro alcanzó sus máximos históricos, situándose en torno al 22,5% de la renta bruta disponible. Algo que, para los investigadores demuestra que en épocas de crisis, el consumo disminuye y el ahorro aumenta. Sin embargo, la fragilidad de los hogares españoles no deja de preocupar a los expertos, que ven indispensable trasladar a la población las claves y herramientas necesarias para llenar la hucha. «Sin duda es necesario aumentar el colchón del ahorro en España y dar a conocer todos los instrumentos que existen para ayudar a la población española en este sentido», apunta Enrique San Fernández-Lomana, presidente de Fundación Mutualidad de la Abogacía. Por ello, la profesora de Finanzas de IE Business School y directora del Observatorio del Ahorro Familia, Laura Núñez, nos da los mejores consejos que debemos seguir para ahorrar.

Planificar

Con lápiz y papel en mano –también vale el ordenador–, toca sentarse a hacer cuentas. «Hay que tener claro cuáles son los ingresos recurrentes y los gastos que salen habitualmente del hogar, y diferenciar entre los que podemos prescindir y los que no, que serían la electricidad, el agua, la compra de una alimentación variada y equilibrada para toda la familia…», aclara la experta. Con los datos sobre el papel seremos capaces de compararlos para conocer nuestra situación. Y añade: «Muchas veces no somos conscientes de estar viviendo por encima de nuestras posibilidades, pero tendemos a ir hacia el máximo que nos podemos permitir». Aquí toca arreglar las cuentas, plantear recortes en caso de ser necesario, y sobre todo tener en mente que «hay que plantear el ahorro como un gasto más porque pueden llegar acontecimientos que no podemos evitar», según la experta. El primer objetivo de ahorro debe ser conseguir seis meses de salario medio de colchón que nos ayuden a sobrevivir en situaciones imprevistas.

Diversificar

Para dar este paso es necesario haber llenado la hucha de las situaciones inesperadas. «Si no hemos ahorrado nunca y tenemos muy poco será difícil, pero con el paso de los años el ahorro va aumentando y es cuando podemos plantearnos diferenciar partidas», indica la experta. En España, continúa, «el 80% del ahorro de las familias está en inmuebles, mientras que solo un 20% en el sector financiero. Está bien invertir en ladrillo, pero lo mejor es diversificar. Por un lado, tener en activos líquidos (en un deposito) esos seis meses para cubrir imprevistos; por otro, el inmueble; y también invertir a largo plazo en fondos que generen beneficios». Atención: diversificar no significa invertir en acciones de distintas empresas dentro de un mismo sector, sino en «compañías de distintos sectores, fondos de diferentes gestoras…».

Formarse

Para poder elegir dónde invertir nuestros ahorros y no perderlos es necesario tener algunos conocimientos básicos. «Puede dar pereza, pero lo hemos hecho con muchas otras cosas como la digitalización a la que nos ha obligado la pandemia», ejemplifica Núñez, quien añade que es fundamental «desarrollar las capacidades y tener conocimientos mínimos de conceptos como el impacto de la rentabilidad compuesta o los intereses para saber cómo funciona todo». Para aprender no es necesario hacer un master en una escuela de finanzas, aclara la experta: «En Internet hay recursos y herramientas de autoformación. Por ejemplo, hay un recurso que se llama Finanzas para todos, promovido por el Banco de España, donde se puede aprender desde lo más básico. La web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores también cuenta con una sección en la que se explican los distintos activos financieros, como bonos, acciones, derivados, cómo funcionan…». Otra forma de empezar y aprender es junto a un buen asesor, aclara.

Monitorizar

En paralelo a la formación, dice Núñez, «hay que hacer el esfuerzo de ver cómo van los fondos en los que nos planteamos invertir». Es decir, hacer una investigación en profundidad no solo sobre su situación actual, sino sobre su historia. «Es bueno conocer cómo han ido entre los cinco y 10 años previos, saber cuáles son sus gestores y cómo lo han hecho. Solo viendo cómo se comporta será posible saber cómo de estable es su variabilidad», aclara.

No invertir todo de golpe

Este consejo es válido sobre todo para aquellas personas que de un día para otro reciben una gran cantidad de dinero. La experta lo explica: «Imagina que te ha tocado un millón de euros en la lotería o que has recibido una herencia o que has vendido una casa… Si esto ocurre no es aconsejable invertirlo todo de un solo golpe, lo mejor es ir de forma progresiva para poder aprovechar diferentes momentos del mercado y beneficiarte de ellos. Por ejemplo, si tienes 100.000 euros, empieza por meter 20.000 en un fondo. Pasados unos cinco o seis meses, metes otro tanto».

Para terminar, una última recomendación: «Hay que tratar de mantenerse al tanto de la actualidad económica», añade la experta. Es la mejor forma de tomar las mejores decisiones sobre nuestras inversiones y darle la mayor rentabilidad a nuestros ahorros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La economía española en tiempos de pandemia

Toni Roldán | Ángel de la Fuente | Juan Francisco Jimeno

¿En qué medida la crisis sanitaria y sus consecuencias afectan de forma diferente a distintos grupos de la población?

El futuro era esto

Mario Alonso Ayala

El mundo tras la pandemia no debería ser algo que no podamos ahora esbozar, ya tenemos pistas sobre cómo será.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.