Medio Ambiente

Qué fue de Greta Thunberg y de las marchas por el clima

La pandemia ha puesto en cuarentena las manifestaciones multitudinarias, también las que exigían mayor acción contra un cambio climático que sigue avanzando. Pese a que el foco mediático ya no los alumbra tanto como hace un año, las movilizaciones continúan en un entorno sin límites ni distancias: internet y las redes sociales.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
28
Sep
2020
Greta Thunberg Marcha por el Clima
Foto: Twitter @GretaThunberg

Entre la fotografía de Greta Thunberg frente al parlamento de Estocolmo en 2018 y la misma imagen que se tomó hace unos días hay dos diferencias visibles: una mascarilla y distanciamiento social. El pasado viernes, la famosa activista ambiental sueca volvió a protestar junto a un grupo de jóvenes en un intento de revitalizar el movimiento Fridays for the Future (Skolstrejk för klimatet), aquel que comenzó hace dos años de la mano de Thunberg y que ha quedado relegado a un segundo plano por la pandemia de la COVID-19. A la protesta en el país sueco, limitada a 50 asistentes y con distancia de seguridad por orden de las autoridades, se unieron otras ciudades como Berlín (10.000 personas), Frankfurt (7.000), Viena (2.500) y una veintena de municipios españoles.

En Múnich, sin embargo, la gran manifestación convocada tuvo que anularse y sustituirse por una concentración de 500 personas debido al alto índice de infección en la capital bávara. Así queda patente, también aquí, que el coronavirus ha trastocado un 2020 que iba a ser el año de la lucha verde y, por ende, los planes de estos jóvenes activistas. Incluso la misma Greta Thunberg se vio obligada a aislarse con su padre a finales de marzo por haber tenido ambos síntomas de coronavirus, tal y como contó en sus redes sociales. «No quiero poner a nadie en riesgo», apuntaba entonces.

A mediados de agosto Thunberg anunció, además, que daba por finalizado el año sabático con el que había puesto en pausa su vida académica para recorrer el globo reclamando más acción a los gobiernos. Aunque esto no signifique que su batalla contra el cambio climático haya terminado, ahora tendrá que hacerlo desde las aulas con la constante presencia del coronavirus, que ha privado a los movimientos ecologistas de la participación en uno de sus puntos centrales: el espacio público. La covid-19 también les ha robado protagonismo en la parrilla mediática pero, lejos de desaparecer, el activismo centra ahora sus esfuerzos en transformarse y reinventarse en un nuevo escenario de crisis sanitaria. Así, ahora mismo las campañas se enfocan hacia la transformación digital y se desarrollan en un mundo virtual que permite amplificar el mensaje aún más que las concentraciones masivas, al menos durante lo que quede de pandemia.

En la semana 82 de la huelga climática –allá por el mes de marzo–, Thunberg ya invitaba a los jóvenes a adaptarse a las circunstancias y unirse a la versión digital de la huelga escolar con diversos hashtags y fotografías. En abril, pleno pico pandémico, Fridays for the Future y otras organizaciones internacionales consiguieron celebrar con éxito una manifestación virtual contra el cambio climático. Con el hashtag #FightEveryCrisis, más de 19.000 personas siguieron una transmisión en vivo con contribuciones de diversos activistas, artistas y científicos para continuar pidiendo una acción inmediata contra el cambio climático. El evento se complementó con acciones pequeñas y locales en la calle, como la que llevaron a cabo 70 organizaciones verdes colocando numerosos carteles a favor de la sostenibilidad en el parlamento de Alemania. Además, la organización KlimaStreik animó a los internautas a registrar su nombre y su ciudad como forma de «micro-protesta» en una página web especialmente creada para la ocasión donde se puede ver a cada manifestante virtual retratado como un pequeño punto verde en el mapa de Alemania. En total, más de 62.000 personas se mostraron a favor de la lucha contra el cambio climático, aunque con grandes diferencias entre regiones.

De la misma forma, para el 50 Aniversario del Día de la Tierra –que se conmemora 22 de abril–, la Earth Day Initative organizó una retransmisión en directo de 72 horas con el objetivo final de concienciar a los votantes sobre el cambio climático y la importancia de elegir a representantes políticos que luchen por leyes climáticas contundentes. En una entrevista para el medio estadounidense The Verge, los organizadores aseguraron que hacer un evento de estas magnitudes en medio de una pandemia no fue nada fácil, y más teniendo en cuenta posibles problemas técnicos como fallos en la transmisión o errores de vídeo. Por suerte, todo salió tan bien que la organización cree que «una vez salgamos de nuevo a las calles, el movimiento va a ser todavía más fuerte». También la Earth Day Network transformó su cita del año en una retransmisión online de 12 horas con debates sobre el cambio climático, charlas, cursos sobre sostenibilidad, talleres de cocina vegana, clases de meditación y varios eventos musicales.

Aunque el foco mediático ya no los alumbre tanto, la crisis sanitaria global provocada por el coronavirus no ha frenado ni a Thunberg ni al resto de jóvenes del mundo en su lucha contra el cambio climático. Es más, como demuestra este rastreo a Internet realizado por The Guardian, la pandemia no ha supuesto un retroceso en ningún tipo de activismo: durante la cuarentena han surgido más de cien formas de reivindicación que van mucho más allá de concentraciones físicas. Cacerolazos, lecturas en vivo, actuaciones, donaciones en masa, consultas en abierto… la búsqueda de alternativas de reunión digitales en los últimos meses ha traído consigo un activismo mucho más accesible e inclusivo, permitiendo a gran parte de la población poder formarse en distintos aspectos –especialmente el medioambiental– sin la necesidad de desplazarse, creando una sociedad mucho más informada que se unirá a las reivindicaciones del futuro… Aunque las manifestaciones y pancartas estén de momento en cuarentena.

greta thunberg

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.