Cambio Climático

Conservar (y recuperar) la biodiversidad

España es el país de Europa con mayor porcentaje de especies amenazadas. Suez ha puesto en marcha un proyecto para proteger la biodiversidad en los espacios donde opera.

Artículo

Alejandra Espino

Redactora

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
28
Nov
2017

La biodiversidad española se debate entre dos realidades paradójicas y a la vez estrechamente vinculadas. Según los datos de la Red de Gobiernos Locales +Biodiversidad, a lo largo del territorio existen 45 reservas de la biosfera donde conviven más de 50.000 especies animales y 10.000 vegetales. La localización geográfica del país, incluyendo las islas, favorece la amplia variedad de hábitats, 121 en total, que hacen de nuestras fronteras «el lugar europeo con más variedad de mamíferos y reptiles y el tercero en anfibios y peces». Al mismo tiempo, España también es el país del continente con mayor porcentaje de especies amenazadas, según la Red List de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza.

España también es el país de Europa con mayor porcentaje de especies amenazadas

La Unión Europea desarrolló en 2011 la Estrategia sobre la Biodiversidad con la vista puesta en 2020 con el objetivo de «detener la pérdida de biodiversidad en la UE, restaurar los ecosistemas cuando sea posible e intensificar los esfuerzos encaminados a evitar la pérdida de biodiversidad en el mundo». No se puede obviar que vivimos momentos críticos. Georgina Mace, catedrática de Biodiversidad y Ecosistemas en el University College de Londres, ya advirtió lo siguiente: «Todas las evidencias indican que estamos a punto de la sexta gran extinción. Las cinco extinciones previas del pasado estuvieron causadas por el sistema terrestre o por efectos extraterrestres, pero esta que estamos viviendo está causada por nosotros».

A pesar de las buenas intenciones europeas, su materialización a través de medidas políticas estatales y regionales va más lenta de lo previsto. Por eso es importante poner el foco de atención en el papel que tienen las empresas a la hora de proteger la biodiversidad. Más aún si estas trabajan directamente con los recursos naturales. Suez, compañía centrada en el tratamiento del agua y la gestión de residuos, lleva uno años desarrollando una campaña centrada en la protección y recuperación de los espacios naturales. «A nivel de grupo nos hemos marcado unos objetivos que consisten en la conservación de la biodiversidad. Este gran objetivo pasa por tener muy presentes las zonas sensibles y nuestras instalaciones ubicadas en ellas», explica Clara Rovira, responsable de Biodiversidad de Suez.

Las instalaciones de Suez están integradas en su entorno natural y favorecen sus funciones ecológicas

Para poder preservar la biodiversidad, la compañía se ha centrado en la naturalización de sus infraestructuras como estrategia clave. Todas sus instalaciones situadas en lugares protegidos están completamente integradas en su entorno natural y favorecen sus funciones ecológicas mediante lo que denominan ‘plan de acción de biodiversidad’. «Antes de desarrollar un plan, analizamos cuál es la sensibilidad del entorno, si hay un hábitat de interés especial con especies amenazadas y cómo nuestra instalación puede interactuar en ese entorno. En base a ese diagnóstico previo, estudiamos cómo podemos minimizar posibles impactos negativos y cómo podemos generar impactos positivos», comenta Rovira.

La naturalización de las instalaciones se traduce en la generación de beneficios ecosistémicos mediante la creación de microhábitats. «Si en Baleares tenemos que realizar algún cierre perimetral de la instalación, lo hacemos con piedra seca, una construcción tradicional que favorece un hábitat para reptiles e invertebrados», cuenta Rovira. Dentro de los efectos de la naturalización también se encuentra la utilización de especies vegetales autóctonas y la eliminación progresiva de fitosanitarios, como herbicidas y pesticidas. Del total de las plantas de tratamiento de agua de Suez en España, 70 se encuentran en espacios protegidos y la compañía confía en que en 2021 todas tengan implementado un plan de acción de biodiversidad específico para el entorno en el que se ubican.

Clara Rovira: «Es importante que nuestros trabajadores estén formados y participen en la gestión de la biodiversidad»

Implicación de los trabajadores

Dentro del plan de conservación de la biodiversidad, Suez ha creado el Programa BIObserva de voluntariado ambiental corporativo. «Consideramos importante que nuestros trabajadores estén formados y participen en la gestión de la biodiversidad», cuenta Rovira. El programa se ha desarrollado junto al Instituto Catalán de Ornitología y consiste en fomentar el interés de los trabajadores por las aves ya que «son indicadores de la calidad del medio».

El Programa BIObserva se inició a principios de este año 2017 con un proyecto piloto de 40 plantas de tratamiento repartidas por toda España. Antes de formar parte del proyecto, los trabajadores reciben una formación específica a cargo de ONGs locales. Para que los voluntarios puedan anotar el resultado de sus observaciones se ha creado una página web y una App móvil. Los datos recogidos se trasladan al ICO y a SEO BirdLife para futuros estudios ambientales y, a la vez, sirven para gestionar los planes de acción propios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME