Diversidad

¿No es país para padres?

Dieciséis semanas frente a dos. Es el desequilibrio que presenta el actual sistema de permisos de maternidad y paternidad en España.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
20
Oct
2015

Artículo

Marta H. Vázquez

Dieciséis semanas frente a dos. Es el desequilibrio que presenta el actual sistema de permisos de maternidad y paternidad en España. Aunque las seis primeras semanas de permiso materno son obligatorias y las otras diez pueden repartirse en el seno de la pareja -con una retribución del 100% en ambos casos-, en la práctica, son las madres quienes acaban haciendo uso de ese periodo: entre 2006 y 2013, menos del 2% de los permisos de maternidad fueron transferidos total o parcialmente a los padres, según datos ofrecidos por la Seguridad Social.

Con el propósito de abonar el terreno legislativo para dar carpetazo a la desigualdad, la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA) ha pedido a los representantes de los principales partidos políticos que introduzcan en sus programas electorales la equiparación de los mismos.

«El sistema actual de permisos mantiene una socialización diferenciada, potenciando el rol cuidador de las mujeres y limitando el potencial cuidador de los padres. De esta manera, se adjudican etiquetas nada más nacer que hacen que mujeres y hombres se sientan encasillados». Bajo este argumento, la presidenta de la organización, Virginia Carrera, abrió el encuentro Generales 2015: ¿Permisos Iguales para padres y madres?, al que asistieron representantes del PP, PSOE, Izquiera Unida, Podemos y Ciudadanos

«Además, este sistema perpetúa la discriminación que sufren las mujeres a la hora de acceder al mercado laboral debido a sus posibilidades de quedar embarazadas por su edad, convirtiéndolas en mano de obra de alto riesgo para las empresas», continúo, y recordó que esta iniciativa ya ha sido reconocida por el Congreso y que, sin embargo, ningún grupo parlamentario la ha impulsado ni en esta ni en la anterior legislatura. De hecho, tanto el gobierno de Zapatero como el de Rajoy han pospuesto el único avance que ya contempla la ley en este sentido, esto es, la ampliación a un mes del permiso de paternidad, que debería estar ya en vigor y que cada año se posterga vía Presupuestos Generales del Estado.

Según las estimaciones de la PPiiNA, implantar progresivamente la medida supondría un coste total de 2000 millones de euros. «Proponemos una reforma progresiva encaminada a esa equiparación en la que se aumenten dos semanas por año el permiso paterno, con un coste de 100 millones de euros por semana, es decir, menos de lo que valen algunos tramos del AVE», explicó Carrera.

Compromiso de los partidos

Con todo y ante la «desconfianza» de la PPiiNA, el debate se saldó con el compromiso de los partidos, aunque en distinta medida. «Se parte de una concepción de que el hombre es el sustentador económico y la mujer es la cuidadora de la casa, de los niños, de los dependiente. La batalla es derribar esos estereotipos». Eduardo Garzón, asesor económico de Izquierda Unida, se mostró «totalmente de acuerdo» con la reivindicación y recordó que su programa para las últimas generales ya la contenía. «En este programa lo incluimos dentro del pack de medidas de rescate a la ciudadanía, en el que se incluyen medidas para combatir la desigualdad de género».

Patricia Reyes, representante de Ciudadanos, dijo «tener claro» que la candidatura de Albert Rivera la incluirá porque «no se va a mantener lo que existe: que el padre sea el cuidador secundario y subsidiario». «No queremos que el padre se convierta en un cuidador subsidiario. Además, está comprobado que cuando el permiso es transferible, siempre son las madres las que lo acaban cogiendo; y no solo en España». En este sentido, desde Ciudadanos defienden «un uso intransferible y flexible de los permisos, en el que los padres puedan disponer de ellos simultáneamente o por fases».

Mientras, Nacho Álvarez, de la Comisión Ejecutiva de Podemos, afirmó que tras una «discusión intensa» en el partido sobre este asunto, ya se incluyó en el programa de las autonómicas. «Si consideramos el derecho a la infancia y a una crianza con apego, los permisos se deben garantizar mediante el derecho a la corresponsabilidad y el derecho de las madres a la igualdad. Si no se garantiza esa intransferibilidad, en muchos casos la responsabilidad de la crianza del niño seguirá recayendo sobre las madres». Desde Podemos proponen, además, la universalización de la educación de 0 a 3 años, una racionalización del horario de trabajo y una mejora de los sistemas de dependencia».

«Debido a la situación económica no se habían podido llevar a cabo medidas como estas; ahora que iniciamos la recuperación podemos plantearnos estos objetivos», manifestó la diputada del PP Carmen Rodríguez, tras asegurar que la medida figurará igualmente en su programa electoral.

«Hay que remover los roles de género. Llevaremos en nuestros programas esta medida, tanto dentro del Estado español como en un Estado independiente», indicó por su parte Lourdes Ciuró, diputada por Convergéncia que acudió en representación del Grupo Parlamentario Catalán en el Congreso, y prometió «incidir al futuro Gobierno en que lleve a cabo esta reforma de la forma más rápida posible».

Mª Luz Rodríguez, secretaria de Empleo del PSOE, se comprometió a que los permisos sean «progresivamente iguales», tal y como recoge ya el borrador de su programa electoral. Y mostró su «preocupación» sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres se reproduce a la hora de llegar a la edad de jubilación. «Por eso queremos incluir un bonus de cotización de 24 meses para las mujeres que den a luz y así equilibrar la cotización a la Seguridad Social». También quiso subrayar que al hablar de permisos de maternidad y de paternidad estamos olvidando la diversidad de familias que existen. «En una familia con dos madres, ¿cuál hace de padre?», ironizó.

Con independencia de los matices y las cuestiones formales a la hora de implementar la medida, todas las formaciones políticas que intervinieron en la jornada prometieron incluir la solicitud de la PPiiNA en sus programas electorales, de cara a las elecciones generales. ¿Será un nuevo brindis al sol?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POWERED BY

Premiando la inclusión

Los Premios Fundación Randstad ponen en valor el trabajo por la inclusión laboral de las personas con discapacidad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.