Internacional

La pobreza amenaza a 1 de cada 3 latinoamericanos

La reducción de la pobreza a lo largo de las dos últimas décadas ha modificado significativamente la composición laboral en América Latina, pero 220 millones de personas continúan en riesgo de pobreza.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
26
Jun
2015

Artículo

El boom económico y la reducción de la pobreza a lo largo de las dos últimas décadas han modificado significativamente la composición laboral en América Latina y el Caribe: de 1992 a 2012, la población empleada creció casi un 40%. Es, de hecho, la única región del mundo en la que ha disminuido la desigualdad en la última década. Sin embargo, todavía un 37% de la población –unos 220 millones de personas- está en riesgo de pobreza.

Aunque la mitad de ese 37% trabaje, lo hace en condiciones de precariedad, según se desprende del Informe Regional de Desarrollo Humano 2015-2016. Progreso multidimensional: bienestar más allá del ingreso, que ha dado a conocer el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) y que será lanzado el próximo año. El PNUD achaca esta vulnerabilidad a la ausencia de mejoras significativas en la cobertura de beneficios de seguridad social para los trabajadores.

Las primeras conclusiones del informe, presentados en la plataforma www.masqueingreso.org, elaborada por Telefónica, dejan entrever una realidad severa: en torno a 74 millones de latinoamericanos vive con menos de 4 dólares diarios, es decir, son considerados pobres. Mientras que 218 millones viven solo con 10 dólares al día, lo que les convierte en pobres potenciales.

«Más crecimiento económico pero que cree solo empleos precarios no impedirán que este grupo recaiga en la pobreza, ya que eso requiere de fortalecer sus capacidades, aumentar sus activos y tener acceso a o redes de protección social», ha señalado la subsecretaria general de la ONU y directora del PNUD para América Latina y el Caribe, Jessica Faieta, durante el segundo encuentro del Consejo Asesor de Informe de Desarrollo Humano Regional en Madrid. «Para evitar retrocesos y dar un salto social hay que invertir en la gente», ha recalcado.

El PNUD observa incluso un ligero deterioro en las pensiones, además de una enorme desigualdad en el acceso a pensión y servicios médicos entre los trabajadores pobres y de clase media. La disparidad, aseguran desde el PNUD, refleja la tradición de vincular los derechos a la seguridad social y la calidad del empleo con el mercado laboral formal, «el cual está fuera del alcance para la mayoría de los trabajadores».

«La necesidad de ampliar los sistemas de protección social está alineada con la nueva visión hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la nueva Agenda Post 2015. De eso se trata el progreso multidimensional, hacia el bienestar más allá del ingreso, que refleje el acceso a trabajo digno, salud y educación a lo largo del ciclo de la vida», ha explicado Gonzalo Robles, secretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Gobierno de España.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Líbano, un país en bancarrota

Óscar Sainz de la Maza

La crisis es, según el Banco Mundial, una de las que más ha afectado a las condiciones de vida de un país desde 1850.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.