Internacional

Cambio climático: Merkel tiene un plan

El paquete de medidas, que incluye una estrategia de eficiencia energética, es esencial para que la canciller cumpla las metas impuestas por su propio Gobierno.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
04
Dic
2014

Artículo

Íñigo Keller | Agencias

El plan contra el cambio climático anunciado por el Gobierno alemán tiene como objetivo reducir las emisiones de CO2 en hasta 78 millones de toneladas para 2020, un acuerdo que empuja a los operadores a cerrar algunas plantas de carbón para poder cumplir los objetivos europeos ante el cambio climático.

El paquete de medidas, que incluye una estrategia de eficiencia energética, es esencial para que la canciller, Angela Merkel, cumpla las metas impuestas por su propio Gobierno de reducir las emisiones para2020 en un 40% respecto a los niveles que se registraron en la década de los 1990.

Bajo la presión de esta promesa, el Gobierno ha pedido al sector de la energía y del transporte que aumenten sus esfuerzos para que el país pueda cumplir el objetivo, más ambicioso que el fijado por la UE que plantea una reducción también en un 40 por ciento pero con un margen de maniobra de diez años más, para 2030.

Así, Merkel ha hecho del cambio hacia las energías renovables una prioridad nacional que se ha agilizado después del desastre nuclear en la central japonesa de Fukushima en 2011, aunque estos cambios fueron encauzados por su predecesor socialdemócrata Gerhard Schroeder en el año 2000.

Plantas de carbón

Tras la reunificación del país en 1990, la industria alemana se modernizó y, como consecuencia, se produjo una fuerte reducción en la emisión de CO2. Ahora, los niveles han vuelto a aumentar.

La medida más controvertida dentro del paquete acordado afecta directamente a los operadores de las plantas de carbón, que tienen que reducir las emisiones en al menos 22 millones de toneladas. Equivale al cierre de cerca de ocho plantas.

Las reacciones son dispares. El grupo BDI -la patronal de la industria alemana- asefura que los planes de Merkel harán daño a la economía orientada a la exportación y el empleo, mientras que los ecologistas creen que el plan se ha quedado corto.

El carbón representa aproximadamente un tercio de las emisiones de CO2 de Alemania. Aunque alrededor del 25% de la energía generada en el país proviene de fuentes renovables, en torno al 45% todavía proviene del carbón.

El paquete, que requerirá la aprobación de diferentes leyes y pasar por el Parlamento, prevé un ahorro que oscila entre los 25 hasta los 30 millones de toneladas de emisiones de CO2 a través de un plan nacional de eficiencia energética que modernizará edificios y sus aislamientos. También incluye incentivos para la compra de coches eléctricos y normas más estrictas sobre los fertilizantes y residuos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

100.000 desaparecidos

Mauricio Hdez. Cervantes

Los raptos y asesinatos en México demuestran, una vez más, el desamparo de la sociedad ante la criminalidad.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.