Internacional

Siria: no es lugar para niños

Cinco millones y medio es la cifra de niños sirios afectados por el conflicto, una cantidad que duplica la registrada hace doce meses, según Unicef.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
11
Mar
2014

Artículo

Leticia Romero

Unicef ha puesto número a los niños afectados por la guerra de Siria. Cinco millones y medio es la cifra de niños sirios víctima del conflicto, una cifra que duplica la registrada hace doce meses, lo que convierte al país en «uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser un niño», según ha explicado el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

El informe incluye las historias de los niños cuyas vidas han sido devastadas por los tres años de guerra y pone de relieve los profundos traumas que muchos han experimentado. Niños como Adnan, que con cuatro años huyó con su familia a Líbano cuando su casa estaba siendo bombardeada. «Llora todas las noches«, dice su madre. «Tiene miedo de todo y se asusta cuando lo dejamos solo, aunque sea por un segundo.»

Unicef calcula que hay 2 millones de niños como Adnan que necesitan tratamiento psicológico urgente.»Para los niños de Siria, los últimos tres años han sido los más largos de su vida. ¿Deben aguantar otro año de sufrimiento?», se pregunta Lake.

El conflicto sirio es ya el que mayores consecuencias ha tenido para la infancia en Oriente Próximo, según Unicef. No sólo por los trastornos psicológicos que sin duda afectarán al futuro desarrollo de estos niños. También por la violencia, el colapso de los servicios de salud y educación, y el empeoramiento económico general que ha desencadenado el conflicto y que pueden llegar a suponer la pérdida de toda una generación.
El informe llama especialmente la atención sobre el sufrimiento que experimentan los niños, y sus familias, que han quedado atrapados en zonas en estado de sitio durante muchos meses. Aislados de la ayuda, viviendo entre escombros y luchando por encontrar comida. Muchos niños sirios se han quedado sin protección, atención médica o apoyo psicológico, y tienen poco o ningún acceso a la educación.

Los países vecinos a Siria han refugiado a 1,2 millones de niños los cuales tienen un acceso limitado al agua y a la comida. Mientras, los niños que se han quedado en el interior del país están a menudo sin protección y a veces se ven obligados a trabajar o, en el caso de las niñas, a aceptar un matrimonio no consentido.

Unicef ha querido denunciar también los numerosos casos de niños asesinados, junto con mujeres embarazadas, por francotiradores en ciertas zonas del territorio sirio. Los que quedan con vida se han visto forzados a crecer muy deprisa y sufren de ansiedad y de estrés.

Por último, el informe hace un llamamiento a la comunidad internacional para emprender seis pasos críticos: poner fin a la espiral de violencia en Siria, conceder acceso inmediato a un millón de niños dentro de Siria, protegerlos contra la explotación y el daño, invertir en su educación, fomentar la atención psicológica y brindar el apoyo necesario a las comunidades de acogida y a los gobiernos.

El objetivo de Unicef es intensificar sus esfuerzos y los de toda la comunidad para garantizar el derecho a desarrollarse de los niños sirios. La parte inocente de un conflicto en el que nunca deberían haber tomado parte.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Por qué China no se rebela?

David Lorenzo Cardiel

La legislación china no ampara derechos esenciales de la población como la libertad de expresión.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.