Diversidad

Campaña para impedir la lapidación de una mujer

Amnistía Internacional promueve una acción online para evitar la lapidación de Intisar Sharif Abdallah, una mujer de 20 años condenada a muerte por adulterio en el estado de Jartum, en el centro de Sudán.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
10
Jun
2012

Artículo

Ethic/Agencias

La ONG Amnistía Internacional va a  promover una acción online para evitar la lapidación de Intisar Sharif Abdallah, una mujer de 20 años condenada a muerte por adulterio en el estado de Jartum, en el centro de Sudán.

Abierta ya en la web, esta campaña pide a las autoridades sudanesas la inmediata puesta en libertad de la mujer así como la suspensión de las ejecuciones en el país.

Intisar fue encarcelada el pasado 13 de mayo con su bebé de cuatro meses, al que amamanta en prisión. Según Amnistía, su condena se produjo «tras un juicio injusto», en el que la acusada no pudo disponer ni de abogado ni de intérprete. Además, la vista se celebró en árabe, idioma que Intisar no domina.

La sentencia solo se apoya en la culpabilidad que admitió en una segunda vista tras haber sido golpeada por su hermano, agregó AI. En la primera, negó los cargos. Ahora Intisar espera que su sentencia de lapidación se ejecute en cualquier momento. Mientras sus familiares, que cuidan de sus otros dos hijos, intentan recurrir la pena.

Según Amnistía, cualquier persona adulta condenada por mantener relaciones sexuales consentidas con otro adulto es un preso de conciencia. Ya que «no hay motivo para que esto sea considerado delito».

Por último, AI recordó que la propia Constitución de Sudán prohíbe la ejecución de madres de niños menores de 2 años.

La condena a muerte, además, es una violación de las normas del derecho internacional. Y la lapidación es una violación de la prohibición de la tortura contenida en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en la Convención contra la Tortura de la que Sudán es signatario.

También insistió en que la pena de muerte supone una violación de los derechos humanos. Por ello, la organización insta a todos los países que todavía la aplican, a eliminar esta práctica de su legislación

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OFRECIDO POR
Cabecera

Un premio a la diversidad de talentos

Mauricio Hdez. Cervantes

La Fundación Randstad premiará a quienes buscan recobrar el impulso a inclusión ralentizado por la crisis.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.