Innovación

Cuando los coches devoran la ciudad

Un urbanismo más centrado en las personas y su calidad de vida exige que haya menos coches en nuestras calles.

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 4 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
22
Sep
2011

Artículo

Daniela Coello

El coche «devora» el espacio urbano y «la enorme cantidad de espacio público urbano que sacrifican los ciudadanos» para el tránsito y aparcamiento de automóviles en  ciudades como Madrid. Así lo considera la organización Ecologistas en Acción que ha llevado a cabo una protesta en la madrileña plaza de Santo Domingo y alrededores.

«Estamos tan acostumbrados a ver coches por todas partes que a menudo no reparamos en los problemas que esta situación ocasiona en nuestras ciudades. Aparte de la contaminación del aire, del ruido o de la siniestralidad por atropellos, hay otro problema muy relevante: la enorme cantidad de espacio público urbano que sacrificamos para permitir el tránsito y el aparcamiento de los automóviles», señaló un portavoz de Ecologistas.

El modo de transporte que con diferencia más espacio consume en su circulación es el coche. El espacio que necesita cualquier desplazamiento es mucho mayor si se hace en coche que en transporte público. Por ejemplo, un autobús permite transportar las mismas personas que 60 coches con las tasas medias de ocupación de los automóviles en ciudad (1,2 personas por coche), ha señalado la organización ecologistas a través de varios gráficos.

«Resulta muy fácil darse cuenta de esta situación: basta con que en cualquier calle nos fijemos en el espacio dedicado a los peatones, es decir, el ancho de las aceras, frente al tamaño de las calzadas. El automóvil es el gran devorador del espacio urbano», han indicado.

En conclusión, Ecologistas en Acción ha denunciado que el espacio sacrificado al tráfico de automóviles supone entre el 20 y el 40 por ciento del total de la superficie de la ciudad «y por encima del 60 por ciento si se considera sólo el espacio público». «Un urbanismo más centrado en las personas y su calidad de vida exige que haya menos coches en nuestras calles y más espacio para la gente», ha concluido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Invierta (¿o quizá no?) en Matrix

Montse Vila-Masana

La tecnología requerida por el metaverso puede dificultar la accesibilidad, haciendo considerablemente difícil su éxito.

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.