Los últimos guardianes de la naturaleza

indigenas-survival

Los indígenas constituyen el 15% de los pobres
del mundo

El 80% de las
zonas con mayor biodiversidad de la Tierra son el
hogar de estas comunidades

Comparte este artículo

Actualmente, hay más de 390 millones de personas que se autoidentifican como indígenas distribuidas en más de 70 países, que hablan más de 5.000 lenguas (el 75% de los idiomas conocidos).

Su experiencia en la gestión de ecosistemas les otorga el indiscutible título de guardianes de la naturaleza. En efecto, el 80% de las zonas con mayor biodiversidad de la Tierra son el hogar de pueblos indígenas y tribales. Sin embargo, están entre los grupos más vulnerables y marginados: constituyen el 15% de los pobres del mundo y representan un tercio de las personas que viven en extrema pobreza en áreas rurales.

«Mucho antes de que el término ‘conservación’ fuera acuñado, los pueblos indígenas desarrollaron medidas muy eficaces para mantener la riqueza de su medio ambiente. Cuentan con sofisticados códigos de conservación de la naturaleza para detener la caza excesiva y preservar la biodiversidad», advierten desde la ONG Survival. «Se afirma con frecuencia, y de forma errónea, que sus tierras son ‘vírgenes’ o inexploradas a pesar de que comunidades indígenas de todo el mundo hayan dependido de ellas y las hayan gestionado durante milenios. Incluso las regiones ‘vírgenes’ más conocidas del mundo, como Yellowstone, la Amazonia o el Serengueti, son de hecho la patria ancestral de millones de indígenas que cuidaron y protegieron sus entornos naturales durante muchas generaciones».

© Nacho Álvarez

«Los pueblos indígenas y tribales, con su ancestral conocimiento, son un aliado clave en la lucha contra el hambre. Sus voces deben ser escuchadas con el fin de encontrar juntos un nuevo equilibrio entre las necesidades humanas y del planeta, nuevos mecanismos capaces de garantizar justicia social y ambiental, y nuevos modelos de producción, distribución y consumo para aliviar la presión sobre los recursos naturales», reivindica José Graziano da Silva, director de la FAO.

Estas poblaciones han desarrollado modos de vida en gran medida autosuficientes y extraordinariamente diversos. «Muchos de los alimentos básicos del planeta y de los fármacos que se utilizan en la medicina occidental tienen su origen en ellos y han salvado millones de vidas. En cambio, se les describe como atrasados y primitivos, simplemente porque sus modos de vida comunitarios son distintos», », denuncian desde Survival.

© Tessa Bunney

Según la organización, la invisibilización, la discriminación, los abusos y los desplazamientos forzosos que sufren los pueblos indígenas se han visto acentuados en los últimos años, debido a la globalización económica y los efectos del cambio climático. «La historia los ha llevado a enfrentar a los poderosos intereses económicos en su lucha por el reconocimiento, la autonomía y la supervivencia», explica Fiona Watson, activista miembro de la organización, que denuncia «el robo de tierras, facilitado por Gobiernos hostiles e impulsado por grandes industrias agropecuarias».

«¿Cómo podéis comprar o vender el cielo? ¿El calor de la tierra? Esa idea nos parece extraña». Son las palabras que, en 1855, el jefe indio Seattle, de la tribu Suwamish, envió a través de una carta al presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, en respuesta a la oferta de compra de parte de sus tierras. Y seguía: «El aire es algo precioso para el hombre de piel roja porque todas las cosas comparten el mismo aliento: el animal, el árbol y el hombre».

© Robert Studzinski

El calendario ‘We, the people’ 2017 de Survival International, al que pertenece esta serie de fotografías, se puede conseguir en www.tienda.survival.es.


Deja un comentario