TheCircularLab: un paseo por el futuro

TheCircularLab

Logroño se ha convertido en la sede del primer laboratorio de economía circular de Europa

El proyecto supone una inversión cercana a los 10 millones de euros

Se crearán 40 puestos de trabajo 'in situ' y más de 200 a través de las incubadoras en red

Comparte este artículo

Cada ciudadano español genera unos 500 kilos de residuos anuales. Sin saber qué hacer con ellos. Desde una cáscara de naranja a un tetrabrik de leche, concebido, paradójicamente, como un proyecto de diseño industrial. Es el resultado de un modelo lineal de producción y consumo que ha venido imponiéndose desde el siglo XIX: fabricar, usar y tirar. Un delirio que ha puesto al planeta en jaque.

Para 2050, la población mundial habrá alcanzado los 10.000 millones de personas. Dos de cada tres se concentrarán en ciudades. No tenemos otra alternativa: el único modelo de desarrollo posible es aquel que no deje ningún rastro. Esta nueva forma de entender los procesos industriales ya tiene nombre: economía circular. Y su primer campo de pruebas: Logroño.

La ciudad riojana se ha convertido en la sede del primer laboratorio de experimentación de Europa, TheCircularLab, inaugurado por Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases. El proyecto supone una inversión cercana a los 10 millones de euros y conlleva la creación de 40 puestos de trabajo in situ y más de 200 a través de las incubadoras en red.

TheCircularLab

Inauguración de TheCircularLab | Logroño, La Rioja

Bajo los parámetros de la economía circular y a través de la investigación colaborativa, este Silicon Valley del reciclaje centra su actividad en el estudio, prueba y desarrollo de las mejores prácticas en el ámbito de los envases y de su ciclo de vida. En efecto, se trata de atajar los problemas desde la propia concepción del producto o proceso, teniendo en cuenta que el 80% de los impactos que estos generan se definen en la fase de diseño.

Aligerar los envases o suprimir los embalajes innecesarios, eliminar tintas y metales pesados o utilizar materiales reciclados suponen un ahorro para las empresas y un beneficio medioambiental neto. Solo en 2015, gracias al ecodiseño, se evitó la emisión de 65.771 toneladas de CO2, según datos ofrecidos por Ecoembes. Se prevé, además, que el mercado mundial del sector de los materiales de ecodiseño alcance los 335.000 millones de euros en el 2020.

Bienvenidos a la industria 4.0

Desde TheCircularLab se trabaja en cuatro áreas de investigación diferenciadas. La primera de ellas se centra en el desarrollo de los envases del futuro. Para ello, se ha puesto en marcha un proyecto que evalúa el comportamiento de los envases a lo largo de todo su ciclo y propone recomendaciones de mejora para conseguir un menor uso de recursos. Asimismo, también se está trabajando tanto en la búsqueda de nuevos materiales sostenibles como en la introducción de materiales reciclados en los procesos de producción. Con la intención de identificar y aplicar las novedades que surjan en este ámbito, se ha creado el primer Observatorio del Envase del Futuro.

Desarrollar herramientas que faciliten la separación en el hogar y el correcto reciclaje es otro de los objetivos de TheCircularLab. ¿No sabes en qué contenedor depositar un bote de detergente? Pues bien: el Laboratorio ha desarrollado una aplicación que identifica los envases a través de la imagen y la voz, una especie de Siri del reciclaje para resolver nuestras dudas. Por otro lado, a través del Big Data y el análisis de datos, se diseñarán campañas de educación ambiental.

TheCircularLab

Nao, el primer bot de inteligencia artificial que ayuda a reciclar

La tercera línea de investigación está centrada en la aplicación de la tecnología más puntera a los procesos de recogida, selección y reciclado de envases. Para ello, se ha creado la plataforma SmartWaste, la primera herramienta de gestión de información y análisis de datos para mejorar la eficiencia y calidad de los servicios municipales de gestión de residuos urbanos. Dentro de esta área se trabaja también en el desarrollo de contenedores inteligentes, en la búsqueda de nuevos modelos de vehículos de recogida más respetuosos con el entorno o en la incorporación de sistemas de robótica en el tratamiento de residuos, encaminando así a las plantas de selección hacia la industria 4.0. Asimismo, junto con la Cátedra Unesco de Ciclo de Vida de ESCI-UPF, se está consolidando una metodología que ofrece información sobre el impacto real del envase a lo largo de todo su ciclo de vida (ACV).

Finalmente, desde TheCircularLab se busca fomentar la innovación abierta y colaborativa a través del trabajo en red con nuevos emprendedores y startups que trabajen en el ámbito de la economía circular. Por ello, en colaboración con el Gobierno de La Rioja, la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja y Emprenderioja, se ha lanzado un programa de incubación destinado a acelerar nuevas ideas de negocio relacionadas con el ecodiseño, el reciclaje, la gestión de residuos y la ciudadanía.

¿Por qué La Rioja?

«La demografía de esta región presenta las características idóneas para acoger este proyecto, tanto desde el punto de vista operativo como desde el de interacción del ciudadano», destacan desde Ecoembes. En concreto, La Rioja cuenta con una tasa de reciclaje de envases domésticos del 84%, porcentaje por encima de la media nacional (74’8% en 2015).

Según cifras del Observatorio de Competitividad 2016 de la Cámara de Comercio de España, la comunidad autónoma constituye un potente ecosistema de innovación, con una ratio de 0’53 puntos sobre 1 (la media nacional es de 0’45 puntos).

A esto se suma que más del 30% del PIB de La Rioja proviene del sector industrial, unas cifras similares a las de Alemania. «Un análisis multivariante convierte a este entorno en el espacio óptimo para desarrollar experiencias que luego podrán trasladarse a otras zonas de España o, incluso, de Europa», aseguran desde Ecoembes.


COMENTARIOS

  1. Hay riojanos el vino no circula por eso cada año hay una nueva cosecha


  2. Leer el artículo, es muy interesante y es de agradecer que se trabaje para mantener vivo nuestro Planeta y los envases, su diseño, su necesidad, su Suso y reciclaje, es un trozo de pastel muy importante.
    Difundirlo.