«Reducir el tráfico mejorará la calidad de vida de los madrileños»

«Vamos hacia una ciudad multicéntrica que necesita menos desplazamientos»

«El centro de Madrid es uno de los puntos con mejor acceso en transporte público; una reducción del tráfico supondrá una mejora innegable»

«La percepción de que el vehículo privado prevalece como modo de transporte principal en la ciudad de Madrid es errónea»

«Es recomendable incentivar el aparcamiento subterráneo y limitar el de superficie a los vecinos»

Comparte este artículo

Madrid está construida con los materiales del espacio y el tiempo. La relación entre ambos la dibujan. Diseñan sus tránsitos, avalan sus avenidas. Los coches serpentean por calles, carreteras y se derraman en los parkings. Un vaivén que siempre ha generado perturbaciones. Hoy, Madrid busca nuevas respuestas a esos viejos problemas. Por eso su Ayuntamiento estudia crear una gran área peatonal en el centro o implantar un sistema de pago más allá del enjambre de asfalto de la M-30. Retos duros, como el cemento, a los que Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, tiene que dar respuesta.

¿Una ciudad sin coches es un futuro posible a corto y medio plazo?

El vehículo privado es hoy por hoy necesario para resolver determinadas necesidades de movilidad, como el transporte de personas de movilidad reducida, mayores, enfermos… así como el acceso desde y hacia zonas de la ciudad que no están suficientemente provistas de alternativas de transporte público. Por ello, una ciudad sin coches no es previsible a corto plazo. Sin embargo, una ciudad en la que se utilice mucho más la bicicleta, se camine más fácilmente y en la que el transporte más habitual sea el transporte público, no solo es posible sino que es muy deseable y es el horizonte hacia el que caminan las ciudades modernas. Ello permite recuperar espacio público, normalmente escaso en las ciudades consolidadas como Madrid, y destinarlo a otros usos diferentes al de estacionamiento y circulación, como la creación de zonas verdes y áreas estanciales para disfrute de todos los ciudadanos. Ello, además, supone una mejora muy notable del aire de la ciudad, permitiendo disfrutar de una atmósfera más limpia y saludable.

Los parkings han sido señalados como uno de los elementos que más espacio (inútilmente) consumen en una ciudad. ¿Cuál es la lectura de este problema que hace el Ayuntamiento?

El aparcamiento en superficie resta espacio en nuestras calles para disfrutar de las mismas y es un reclamo para los desplazamientos en vehículo particular, con el consiguiente impacto en la calidad del aire y efecto sobre el cambio climático. Por ello, es recomendable limitarlo al uso de los vecinos próximos a la zona de estacionamiento e incentivar el empleo de aparcamientos subterráneos para la mayoría de los desplazamientos en coche y muy especialmente para los vehículos de personas no residentes en el barrio.

Hay diversos modelos de ciudad sin coches, diversas propuestas, algunas con más o menos peso, por ejemplo de la bicicleta, del coche eléctrico o del transporte público. ¿Cuál es el formato por el que apuestan?

El modelo tiene que basarse en el equilibrio que dé respuesta a las necesidades de los ciudadanos, como son respirar un aire limpio y sano, y acceder a sus destinos de forma rápida, sostenible y accesible. En la actualidad asistimos a cambios muy rápidos en el desarrollo tecnológico, tanto de los vehículos como de los sistemas que empiezan a gobernar las ‘ciudades inteligentes’. Por ello, es difícil predecir cuál será exactamente el modelo al que se dirigirán las ciudades en el futuro, pero sin duda evolucionarán hacia un tipo de ciudad multicéntrica que precise menos desplazamientos para satisfacer las labores diarias, un uso mayor y más eficiente del transporte público, y unos vehículos y medios de transporte más sencillos, como la bicicleta y el caminar, más compartidos e intermodales, como el transporte público y el car sharing, y más eficientes en términos de consumo energético, como lo son los vehículos de combustibles alternativos al petróleo.

madrid

¿Qué impacto económico tendrá la peatonalización del centro de Madrid?

El centro de la ciudad es una parte esencial y muy viva de la urbe, en la que la combinación de uso residencial por los vecinos y de uso turístico, cultural, comercial y de ocio, por los madrileños y los turistas, hace tan atractiva esa parte de nuestra ciudad. A pesar de ello, es una zona que soporta un tráfico muy denso, tanto el producido por los coches que atraviesan el centro para atravesar la ciudad y que podrían utilizar para esos desplazamientos rutas alternativas, circunvalando esa zona y evitando los clásicos atascos, como el tráfico producido por la atracción de comercios, espectáculos, museos y ocio. Si a ello le unimos el hecho de que el centro de Madrid es uno de los puntos de Europa, y probablemente del mundo, con mejor acceso en transporte público, parece evidente que una reducción de la congestión en el centro supondrá una mejora innegable de la calidad del vida de los vecinos así como del disfrute de todos los atractivos culturales, de turismo y de ocio que el centro aporta al conjunto de la ciudad. Por ello, se está trabajando en el rediseño de esa zona de la ciudad a través de la creación de un área de acceso restringido al vehículo privado de los no residentes, en la que se puedan ampliar aceras a favor de los peatones, se generen calles más tranquilas y aptas para la bicicleta y se reduzca significativamente la contaminación atmosférica. Ello no supone una peatonalización de la zona sino el cambio hacia un diseño de la misma con menos tráfico, menos ruido, menos contaminación y más espacio para el disfrute de la ciudad por los ciudadanos.

El 92% de los madrileños tienen una parada de la EMT a menos de tres minutos andando. ¿Por qué el transporte privado sigue teniendo tanta prevalencia?

La percepción de que el vehículo privado prevalece como modo de transporte principal en la ciudad de Madrid es errónea. La participación del transporte público dentro de la ciudad de Madrid (es decir, el tanto por ciento de desplazamientos que se realizan en transporte público sobre el total de desplazamientos motorizados de los residentes de Madrid con origen y destino dentro del municipio) ha oscilado, en la última década, entre el 64 y el 69%. Es decir, casi siete de cada diez viajes motorizados que se realizan en la ciudad de Madrid se hacen en transporte público. Si se circunscribe el análisis de los datos a los desplazamientos dentro de la almendra central de Madrid, el porcentaje que representa el transporte público alcanza el 78%. Considerando todos los modos de transporte (es decir, incluyendo los no motorizados), el transporte público sigue constituyendo la primera opción modal en la ciudad  de Madrid, alcanzando prácticamente el 43% del total de desplazamientos. Asimismo, hay que recordar que EMT mueve 1,6 millones de viajeros al día (laborable).


COMENTARIOS

  1. Estas medidas serán positivas si se aplican con seriedad. El Ayuntamiento de Madrid tiene que dejar ideologías aparte y desarrollar un plan técnico de movilidad sostenible, alejado de posturas demagogas, que priorice al peatón frente al coche y aumente realmente la calidad de vida de las personas.


  2. Costará pero al final se logrará. Como cuando se fumaba en el hospital, en el avión o en el metro. En cosas así los políticos tienen el deber de ir por delante de la ciudadanía.


  3. Adelante!


  4. Mejoraran el transporte público? Y esa medida será igual para coches y motos? Porque las motos sueltan por el tubo de escape lo irrespirable.
    Y con los coches oficiales?


  5. Para calidad de vida la que tú tienes, esperpento. Nosotros si no podemos ejercer nuestro trabajos en libertad nos moriremos de asco.


  6. Ciudad insoportable, para muchos……


  7. La solución a la polución no es limitar la circulación.
    (En rima además).
    Esto es lo fácil y demagógico, propio de quien se pasa la vida medrando. Los coches no son la única, ni principal fuente de contaminantes en el aire. (Firmado un no amigo de los coches).


  8. Adelante con los cambios, sin flaquear.


  9. Buena iniciativa. Tenemos que devolverle la ciudad a las personas


  10. en la epoca de Gallardon y la botella esto no pasaba porque a ellas cse la sudaba con pareado y todo


    • Los había de peor pelaje y de la misma calaña que esos que nombras: en Puzela su eterno alcalde de los áticos trasladó el medidor ambiental que lograba los peores registros del punto más contaminado al Pinar de Antequera. Casi no tenía tablas (y malas artes) el julandrapa…



  11. hay que tomar medidas.les guste o no.


  12. Cuando llegué a casa me lave la cara y las manos, el jabón se cortaba y el agua negra


  13. Luchando por el oxígeno..en…Madrid


Deja un comentario