Cómo lograr un desarrollo sostenible del Mar Mediterráneo

Jeremie Fosse: «El mar Mediterráneo, que nos ha unido durante siglos, está sufriendo múltiples crisis que amenazan nuestro futuro en común»

Lydia Chaparro: «Actualmente, más del 90% de las poblaciones de peces evaluadas están sobreexplotadas»

Comparte este artículo

Impulsar políticas dirigidas hacia una economía azul y verde es fundamental para garantizar la sostenibilidad del área mediterránea en el futuro. Esta ha sido una de las conclusiones destacadas por la veintena de expertos internacionales que han participado en la primera edición del Blue Eco Forum, foro de debate sobre la sostenibilidad del Mediterráneo que ha reunido a representantes de entidades públicas, privadas y del tercer sector en el Museu Marítim de Barcelona.

En este sentido, la estrategia de Economía Verde y política de Desarrollo Sostenible en España es nula o está desfasada, junto a Albania, Bosnia-Herzegovina, Chipre, Egipto y Eslovenia, según el informe The Green Economy Report. El estudio, una iniciativa de eco-union, Green Economy Coalition (GEC) y MIO-ECSDE, fue presentado en la COP-22 de Marrakech.

La principal conclusión es que solo cinco de los veinte países analizados del área mediterránea –Francia, Italia, Marruecos, Portugal y Túnez- disponen de una estrategia de Economía Verde y política de Desarrollo Sostenible adecuada y actualizada. Este tipo de políticas tienen en cuentan aspectos como la participación de la ciudadanía en el proceso de desarrollo y el respeto por los límites ecológicos y la igualdad social. Por el contrario, España, Albania, Bosnia-Herzegovina, Chipre, Egipto y Eslovenia no disponen de estrategia alguna o la que tienen está desfasada. El resto de países -Argelia, Croacia, Grecia, Israel, Jordania, Líbano, Malta, Montenegro, Palestina y Turquíase encuentran en un punto intermedio entre los dos grupos anteriores.

El estudio se ha basado en una revisión de las políticas existentes y en una encuesta a 300 expertos internacionales de los países analizados. El informe incluye también una serie de recomendaciones para lograr una transición hacia una economía verde y azul en el área del Mediterráneo. “Abrazar la Economía Verde y las políticas de Desarrollo Sostenible es tal vez la única opción que podría conseguir una sociedad más segura, equitativa y próspera en la región mediterránea en los años venideros”, ha reconocido Jeremie Fosse, presidente de eco-union, director del Blue Eco Forum y uno de los autores del estudio.

La secretaria de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, Marta Subirà, destacó: «El mar siempre ha sido motor de nuestra economía y ofrece un importante potencial de innovación y crecimiento. Este motor económico tiene que ser compatible con la preservación de los ecosistemas marinos y debe asegurar la sostenibilidad de las futuras generaciones. Tenemos que trabajar para impulsar la economía azul, ya que la economía tal y como la hemos conocido hasta ahora, no ha dado solución a los retos de nuestro planeta. Hablamos de una economía no contaminante, circular y eficiente, que utilice recursos y patrones sostenibles y que reduzca los riesgos ambientales. Se trata de características que deberían estar incluidas en el mismo concepto de economía».

Población marina, víctima de la sobreexplotación

Entre los múltiples retos a superar para lograr un desarrollo sostenible del mar Mediterráneo y su entorno, se incluye el impulso a medidas que frenen la actual sobrepesca que amenaza numerosas especies. «Es un momento crítico para la salud del mar Mediterráneo. Actualmente, más del 90% de las poblaciones de peces evaluadas están sobreexplotadas y muchas especies, como la merluza, están en claro declive. Por estos motivos es esencial establecer puentes de diálogo entre la administración, los pescadores, la comunidad científica y la sociedad civil para buscar colectivamente estrategias que nos permitan asegurar una pesca con futuro y recuperar la salud de los ecosistemas marinos», aseguró Lydia Chaparro, ecóloga marina de la Fundación ENT y responsable del taller sobre pesca desarrollado en el Blue Eco Forum.

La gestión de los residuos marinos es otro de los aspectos que se abordaron a lo largo de las diferentes sesiones del simposio. En este sentido, Carolina Pérez, directora del EUCC Centre Mediterrani y moderadora del taller sobre residuos marinos, señaló que «el Mediterráneo, por sus características físicas, demográficas y socioeconómicas, es uno de los mares del planeta más afectados por las basuras marinas. Aunque el problema fue identificado hace décadas, solo en los últimos años ha llegado a la agenda política como uno de los retos del milenio. Se nos ha dotado de un marco político y legal para desarrollar instrumentos para abatirlo y se ha invertido de forma más coherente en profundizar en el conocimiento del problema. Es por ello que el Blue Eco Forum tiene lugar en el momento ideal para conocer los últimos avances, identificar las lagunas, las brechas de conocimiento y acción, y definir las prioridades para acercarnos a los objetivos de reducción acordados para el 2020 en Europa y 2025 para todo el área mediterránea».

Múltiples crisis en el área mediterránea

Las estrategias políticas de gestión de la costa y el mar, las migraciones, y la gobernanza y los procesos participativos en la región mediterránea estuvieron también presentes en el foro. «El mar Mediterráneo, que nos ha unido durante siglos, está sufriendo múltiples crisis que amenazan nuestro futuro en común: olas de refugiados, catástrofes ambientales, desigualdades sociales y desempleo. En el Blue Eco Forum hemos reflexionado colectivamente sobre cómo podemos volver a crear un espacio de prosperidad y seguridad en el Mediterráneo que implique a la sociedad civil, las empresas y los gobiernos», afirmó Jeremie Fosse.

«Si no somos capaces de acoger a nuestros hermanos mediterráneos que sufren la guerra y el hambre, no significará únicamente que el mar esté enfermo, significará que toda nuestra comunidad lo está», tal como resaltó el comisionado de Ecología del Ayuntamiento de Barcelona, Frederic Ximeno, presente en la sesión inaugural de la jornada. «Debemos impulsar actuaciones para convertir a Barcelona en un referente de las ciudades mediterráneas que quieren cambiar la lógica de la situación actual».


Los comentarios están cerrados.