Cambio Climático

El 37 % de las muertes por calor en el mundo puede atribuirse al cambio climático

Un estudio concluye que en España, uno de los países más afectados de Europa por las consecuencias del cambio climático, mueren al año 704 personas a causa del aumento de las temperaturas y las graves –y cada vez más frecuentes– olas de calor.

Mapa

A.M. Vicedo-Cabrera et al
¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
01
Jun
2021
Calor y cambio climático

Mapa

A.M. Vicedo-Cabrera et al

La actividad humana ya ha modificado el clima. En la actualidad, la temperatura media global está más de 1 °C por encima de la era preindustrial debido al cambio climático, aunque hay regiones muy pobladas donde ha aumentado más de 2 °C. Otras zonas se han mantenido más estables. Sin embargo, este incremento de temperaturas, junto con una mayor frecuencia y gravedad de las olas de calor, tiene consecuencias en la salud humana.

Para comprobar el impacto que la crisis climática tiene en las personas, un nuevo estudio publicado en la revista Nature Climage Change ha estimado por primera vez la contribución real del cambio climático provocado por el ser humano en el aumento de los riesgos de mortalidad debido al calor. «Comparamos la diferencia de mortalidad con el calentamiento global observado y sin él», señala a SINC Dominic Royé, uno de los autores del trabajo e investigador en la Universidad de Santiago de Compostela.

Royé: «Nuestro país se sitúa en la media con el 30 % de muertes relacionadas con calor que se deben al cambio climático»

Gracias a los modelos de detección y atribución del cambio climático, los resultados revelan que un total del 37 % de las muertes humanas relacionadas con el calor en el mundo pueden atribuirse al cambio climático antropogénico. Según los científicos, estas conclusiones muestran la necesidad urgente de aplicar estrategias de mitigación y adaptación más ambiciosas para reducir las repercusiones del cambio climático en la salud pública.

El equipo, liderado por la Universidad de Berna en Suiza, utilizó datos de las tres últimas décadas (1991-2018) de 732 localidades de 43 países, entre ellos España, donde se analizaron todas las capitales de provincia. «Existe evidencia inequívoca de que el calentamiento global provoca un aumento de mortalidad en todo el mundo. Los efectos del calor en la mortalidad varían geográficamente, pero son del orden de decenas a cientos de muertes por año en muchos lugares», advierte a SINC Royé. Los autores hallaron así que el aumento de la mortalidad debido al cambio climático desde el periodo preindustrial es detectable en todos los continentes habitados. Sin embargo, el porcentaje de muertes provocadas por el cambio climático es mayor en los países más cálidos del sur de Europa y del sur y oeste de Asia.

Mapa España cambio climático

El estudio analizó todas las capitales de provincia de España.

España, uno de los países más afectados en el sur de Europa

«España es uno de los países de Europa del Sur dónde más calentamiento se ha observado. En términos relativos, nuestro país se sitúa en la media con el 30 % de muertes relacionadas con calor que se deben al cambio climático inducido por el ser humano», recalca Royé. Además, al analizar el impacto del calor durante el verano respecto al cambio climático, los científicos descubrieron que también fue mayor en países del Mediterráneo, como España, Italia y Grecia.«Sin o con calentamiento global, España se caracteriza por una alta fracción de muertes atribuibles al calor. El número de muertes por esta causa relacionado con el cambio climático es de 704 por año en las capitales de provincia de España. En Barcelona son 94 y en Madrid 177 por año. En Galicia son 16 cada año», subraya el investigador.

España sufre per se un gran impacto por el calor «que se agrava considerablemente por el cambio climático», manifiesta Royé, dados los resultados de este estudio. Por esta razón, los científicos consideran que se deben tomar medidas importantes de mitigación y adaptación, sobre todo en las ciudades. «Por sus características singulares en lo que se refiere a desigualdades, el efecto de la isla de calor, se debe llevar una reestructuración urbana y volver a pensar en ellas en un sentido más bioclimático con el fin de reducir los efectos de altas temperaturas», concluye a SINC el experto.


Este artículo fue publicado originalmente en SINC. Lea el original en este enlace.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.