Salud

POWERED BY

«Es imposible cuidar de la salud de las personas sin cuidar la salud del planeta»

Artículo

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
18
Dic
2020
Yolanda Erburu

Artículo

La pandemia de SARS-CoV-2 ha destapado la fragilidad del ser humano, recordándonos, con una severa lección de humildad, que somos animales listos, pero no dioses. Y nuestras ansias de recursos naturales han hecho enfermar al mundo natural del que también formamos parte. Yolanda Erburu, directora de Comunicación y RSC de Fundación Sanitas, recuerda que si queremos preservar nuestra salud, no podemos olvidar que nuestro bienestar físico, mental y emocional está íntimamente relacionado con el medioambiental. Pero ¿cómo restaurar esta relación tan degradada? 


¿Cómo se está viviendo toda la crisis del coronavirus desde Sanitas? 

Ha sido un año muy intenso en todos los aspectos. En Sanitas nos hemos volcado en la gestión de la pandemia. Anunciamos que íbamos a seguir dando asistencia sanitaria a nuestros asegurados a pesar de la exclusión por pandemia, doblamos plazas de UCI y aumentamos en un 60% el número de camas. En torno al 20% de los pacientes que atendimos procedían de la pública, con la que hemos tenido una colaboración absoluta y muy fluida. Además, gestionamos más de 6.000 plazas residenciales en 47 centros y mantuvimos abiertas 41 clínicas dentales para contribuir a la descongestión hospitalaria de ese tipo de urgencias. En resumen, hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano para formar parte del esfuerzo colectivo necesario para vencer al virus. Hoy lo continuamos haciendo.

Este año, Fundación Sanitas ha obtenido la Acreditación de Transparencia y Buenas Prácticas de Lealtad Instituciones por su labor impulsando el deporte inclusivo. ¿Qué características ha de tener el deporte para ser inclusivo?

El deporte inclusivo promueve la práctica conjunta entre personas con y sin discapacidad con el fin de que la actividad física sea más accesible a las personas con discapacidad, tanto en el deporte de base como en la competición. Para esto, es necesario, entre otras cosas, adaptar los reglamentos actuales de las diferentes federaciones deportivas, una adaptación que se trabaja desde la Cátedra Fundación Sanitas de Estudios de Deporte Inclusivo. Y esta adaptación para llevar la inclusión a la competición ya está pasando. Son varias las federaciones deportivas que ya incluyen una categoría inclusiva dentro de sus campeonatos de España en edad escolar. Más de 35.000 niños que practican bádminton, tenis de mesa, atletismo, campo a través, rugby, triatlón o natación ya saben lo que es competir entre los mejores, sin distinción por las capacidades de cada uno.

«La inclusión en el deporte se producirá si en la escuela se promueve su práctica»

El año pasado también ganasteis el Premio Nacional del Deporte. Ahora que se ha reabierto la antigua polémica sobre si las escuelas deben ser inclusivas o no, ¿cómo visibilizar el deporte inclusivo para que la sociedad, en su conjunto, lo entienda como la norma y no la excepción?

La inclusión en el deporte se producirá si en la escuela se promueve su práctica, si las nuevas generaciones crecen con esa experiencia y esos valores. Por ello, es necesario formar al profesorado. para lograrlo, desarrollamos el programa Deporte Inclusivo en la Escuela (DIE), gracias al cual más de 450 profesores de Educación Física de 241 colegios de la Comunidad de Madrid han tenido la oportunidad de formarse para dar sus clases desde la perspectiva de la inclusión. Además, desde 2020, todos los materiales formativos, vídeos, material docente, etc., están digitalizados y disponibles en abierto para todos los educadores de España. Gracias a este abordaje de la disciplina de Educación Física, todos los niños disfrutan de los beneficios que el deporte tiene en su salud, en las oportunidades de integrarse en el grupo y disfrutar de su ocio, a la vez que redefinen el concepto límite y trabajan su espíritu de superación.

Expertos en neurociencia como David Bueno reivindican la importancia de la práctica de deporte durante la infancia y adolescencia como vía de conocer nuestro propio cuerpo y mejorar la capacidad cognitiva de nuestro cerebro. ¿Cuáles son los beneficios de las escuelas deportivas inclusivas, como la de fútbol para menores con trastorno del espectro autista?

Los beneficios para los niños son innumerables. Como decía, gracias a la práctica conjunta, los niños con discapacidad disfrutan de los mismos beneficios que tiene en su salud la actividad física y la práctica deportiva. Pero también para los niños sin discapacidad es muy útil la práctica conjunta. Personalmente, aprenden que las limitaciones son, en parte, una cuestión de actitud, y entienden en su máxima expresión valores como el espíritu de superación y el trabajo en equipo. Y socialmente las consecuencias positivas son muy relevantes. Una vez que un niño ha aprendido que puede hacer de todo con sus compañeros, independientemente de las capacidades de cada uno, ese conocimiento forma parte de sus valores el resto de su vida. Por otro lado, no hay que olvidar que una sociedad abierta y democrática debe fomentar el acceso de todos sus ciudadanos a la educación en igualdad de condiciones, así como a la salud y a las oportunidades laborales. El deporte inclusivo es una faceta importante para alcanzar ese fin.

Los primeros juegos inclusivos se celebrarán en 2021 tras ser pospuestos por la covid. ¿Cómo han cambiado las prioridades estratégicas de Fundación Sanitas con la pandemia?

La labor de Fundación Sanitas ha consistido en volcarnos con la comunidad médica y la lucha contra la COVID-19. En noviembre celebramos la 24ª edición de los Premios Sanitas MIR, donde quisimos hacer un homenaje al trabajo de toda la comunidad asistencial en la gestión de la pandemia.

Precisamente ese premio que mencionas reconoce el trabajo de los médicos residentes en esa etapa clave de su formación y especialización. Sin embargo, muchos de ellos recuerdan que esa etapa sistematiza la precariedad y los abusos dentro de la profesión. ¿Se reconoce de verdad, en el día a día, a los MIR? ¿Cómo evitar que estos médicos pierdan su vocación durante este duro periodo de formación?

La formación MIR es uno de los logros de la sanidad de nuestro país que nos ha permitido formar a médicos especialistas de altísimo nivel. Somos muchos los hospitales del sistema público y también del privado que participamos en la formación de los profesionales asistenciales en su etapa de especialización. Los MIR son las nuevas generaciones de especialistas que están en vanguardia de la medicina que se ofrece a los españoles. Cualquier esfuerzo por mejorar sus condiciones es una inversión con un claro retorno social y económico. Y por fomentar su formación continua a lo largo de su vida profesional, así como la investigación a alto nivel.

La pandemia nos ha demostrado la importancia de que las ciudades sean sostenibles e inclusivas, algo que se promueve desde Healthy Cities. ¿Cómo puede mejorar nuestra salud la regeneración urbana?

Es imposible cuidar de la salud de las personas sin cuidar la del planeta. Ambas están unidas e interactúan en las dos direcciones. La regeneración del capital natural, en particular en las ciudades, donde se concentra la mayor parte de la población, beneficia de forma directa nuestra salud. A su vez, la contaminación del aire la perjudica seriamente. Todas las medidas que tomemos para reducir el calentamiento global, proteger y regenerar la biodiversidad y reducir la contaminación del aire en nuestras ciudades mejorará el estado de la salud de los ciudadanos. Según datos de la OMS, 7 millones de personas mueren por la contaminación del aire cada año en el mundo. Y por encima de un 24% del total de fallecimientos están relacionados con causas medioambientales. La covid-19 es una enfermedad infecciosa cuyo origen se debe al salto del virus de una especie animal a las personas. Este es el resultado de una biodiversidad degradada que ya no puede protegernos frente a los virus.

«La covid-19 es el resultado de una biodiversidad degradada que ya no puede protegernos frente a los virus»

Estos datos dejan claro que es crucial fomentar los espacios verdes en los entornos urbanos que contribuyan a la mejora de la salud del planeta. Aumentar tan solo en un 10% estos espacios verdes reduciría en un 5% la mortalidad vinculada a accidentes cardiovasculares, que es, por cierto, la principal causa de fallecimiento del mundo occidental, o minimizaría en un 10% los infartos. Incluso la incidencia de la diabetes se reduciría en un 7%. En conclusión, no podemos cuidar de nuestra salud ni de la de los nuestros sin cuidar de la del planeta, y para esto, los espacios verdes en las ciudades son fundamentales. Por eso, desde Healthy Cities promovemos no solo hábitos de vida saludable, sino también entornos urbanos sanos y sostenibles que permitan un mejor desarrollo de la salud de las personas. Este año hemos finalizado la quinta edición y nuestro legado consistirá en crear una zona verde junto con el ayuntamiento de Madrid que pronto anunciaremos. Las empresas hemos de comprometernos y ser motores de cambio para dinamizar el avance de la sociedad. En Sanitas estamos convencidos de que este cambio pasa por poner la salud de las personas en el centro, y para eso necesitamos transformar los lugares en los que vivimos para hacerlos más saludables.

El último programa de Healthy Cities puso énfasis tanto en la salud física como en el bienestar emocional, esta última tan necesaria para superar un año como el 2020. ¿Cuál es la clave para conseguir el bienestar físico y emocional en entornos urbanos donde, muchas veces, se ha deshumanizado la ciudad?

El estado emocional de la población es un aspecto en el que desde Sanitas nos estamos enfocando mucho. La pandemia y los diversos confinamientos están teniendo consecuencias directas en la salud emocional de los ciudadanos, y los que nos dedicamos a cuidar de la salud de las personas hemos de preocuparnos por este aspecto como por una dimensión más de la salud sistémica. En Sanitas elaboramos un estudio sobre las consecuencias emocionales del confinamiento y descubrimos que el 8% de la población afirma que necesitaría ayuda profesional para gestionar las consecuencias psicológicas del confinamiento. Además, cuatro de cada diez españoles afirman que el confinamiento ha supuesto un reto emocional muy duro, y uno de cada diez confiesa que debería haber pedido ayuda profesional para tratar el bienestar emocional durante el estado de alarma. Con el foco dirigido a esta realidad, en Sanitas hemos puesto en marcha un producto enfocado a la salud de las emociones, con un alto componente digital. En un plano más general, sería interesante generar ciudades más compactas, la famosa ciudad de los 15 minutos que, además de reducir la dependencia del tráfico en coche, permite caminar, contar con vías menos rápidas para pasear, relajarse y encontrarse con otros, además de realizar todas las actividades de la vida diaria en un radio razonable a escala humana. Por supuesto, también reducir el impacto medioambiental y generar espacios de convivencia y relacionamiento más fácil.

¿Qué aprendizajes podemos hacer de la pandemia del coronavirus?

La pandemia ha marcado varios temas sobre los que es necesario que realicemos una reflexión profunda y empecemos a trabajar. El primero es, sin duda, que tenemos que revisitar la idea de que el sistema de salud español era el mejor del mundo. Contamos con profesionales excelentes, una buena sanidad pública y también una buena sanidad privada, pero hemos de trabajar unidos para darles a los ciudadanos el mejor sistema de salud posible. Para esto, la colaboración público privada es fundamental. Sanitas ha colaborado de forma directa con las autoridades sanitarias para la gestión de la pandemia, y vamos a seguir haciéndolo. Pero no es tiempo de ser complacientes, hemos de ponernos a trabajar y dotar con más recursos a la sanidad, tanto económicos como humanos. Otro aprendizaje fundamental es que la digitalización en salud es clave para atender a más pacientes y en condiciones complejas, como lo fueron las del confinamiento. En Sanitas pusimos a disposición de nuestros clientes el servicio de videoconsulta para que pudieran gestionar su salud a pesar de las restricciones de movimiento. Los datos nos dejan claro que había una necesidad y nosotros contribuimos a satisfacerla puesto que pasamos de una media de 300 videoconsultas diarias a realizar picos de 5.000 consultas digitales al día.

«No es tiempo de ser complacientes, hemos de dotar con más recursos a la sanidad»

En conclusión, la medicina del futuro ha de ser digital y ha de servirse de las comodidades y ventajas que las herramientas digitales ofrecen tanto al diagnóstico como al seguimiento y al tratamiento. En este sentido, acabamos de lanzar nuestro seguro BluaU, al que llamamos «el hospital digital», porque gracias al uso de wereables podemos tener el mismo nivel de seguimiento de ciertas patologías que tendríamos con pacientes que están ingresados. Un ejemplo, una persona con una cardiopatía está monitorizada 24 horas por su equipo médico gracias al uso de una pulsera digital. Con estos datos, sus médicos pueden adaptarle la medicación, mejorar el diagnóstico o, incluso, anticiparse a una posible crisis cardiaca. Por último, pero no menos importante, la importancia de cuidar del planeta. Como decía antes, la pandemia es un ejemplo de cómo el proceso de zoonosis se ha extremado y ahora los saltos de los virus entre especies son mayores y más rápidos. Es decir, si no continuamos degradando la barrera natural que la diversidad de especies nos brinda, se lo pondremos más difícil a los virus para atacar a la especie humana y tendremos tiempo para estudiarlos antes de que nos puedan afectar. También es importante subrayar que las organizaciones empresariales debemos comprometernos a contribuir a solucionar los retos globales del mundo, debemos ser parte de la solución, ya que contamos con las capacidades organizativas y los recursos necesarios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible obtener más información aquí.