Transparencia

Solo tres partidos políticos aprueban en transparencia

A pesar de que la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno obliga a los partidos políticos a publicar los datos relativos a la organización sin una petición previa, solo tres formaciones logran la categoría de transparentes: Unión del Pueblo Navarro (UPN), Ciudadanos y Podemos.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
26
Sep
2018
Transparencia_partidos

El preámbulo de la Ley de Transparencia, Acceso a la información pública y Buen gobierno aprobada en 2013 establece que «la transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política». Esta ordenanza obliga a las administraciones e instituciones como la Casa Real, el Congreso de los Diputados, el Senado o los partidos políticos, a publicar «datos sobre información institucional, organizativa y de planificación, de relevancia jurídica y de naturaleza económica, presupuestaria y estadística» sin que nadie lo solicite previamente.

A pesar de que la ley reconoce que «sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio (…) podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda participación de los poderes públicos», la transparencia institucional en España no ha empezado a aplicarse hasta hace poco. Ejemplo de ello es que en 2017 nuestro país registrase el peor dato de su historia en el ranking mundial que elabora la ONG Transparencia Internacional.

UPN, Ciudadanos y Podemos: únicos partidos con sello de transparencia

La Fundación Compromiso y Transparencia ha elaborado el séptimo informe sobre el tema: Transparencia, el mejor eslogan 2017. Un estudio para el que han analizado las páginas web de los 23 partidos políticos con representación en las Cortes Generales y las 49 fundaciones y entidades vinculadas a estos, «evaluando que publiquen online información relevante como su código ético, las retribuciones salariales, el número de afiliados, sus programas electorales, informes sobre el cumplimiento o la información económica, en el caso de los partidos, y la misión, actividades, órganos de gobierno, estructura directiva, políticas o información económica, en el de las segundas», explican desde la Fundación. De los resultados se deduce que hay una mejoría general en torno a la transparencia política, aunque solo un 13% de los partidos obtienen el calificativo de «transparentes».

Unión del Pueblo Navarro (UPN) es, según el informe, el partido más transparente con 20 puntos, seguido de Ciudadanos y Podemos, ambos con 19 puntos. Son los tres únicos partidos clasificados como «transparentes». El dato positivo es que el porcentaje de formaciones catalogadas como «translúcidas» ha aumentado 18 puntos hasta lograr ser el 57% del total y, por tanto, los partidos «opacos» se han reducido hasta representar el 30%.

La lista de los partidos «translúcidos» está encabezada por el PSC y Coalición Canaria, ambos con 18 puntos; el PSOE con 17 y el PNV y el PP, los dos con 16. Por su parte, los partidos con una puntuación más baja y, por ende, menos transparentes u «opacos», son Catalunya Sí y EH Bildu, con dos puntos cada uno, y En Comú Podem con tres puntos. El informe muestra una notable mejoría general de todas las formaciones en dos áreas de información concretas: la base social del partido y los datos económicos.

Hay una mejoría notable en la información sobre la base social y los datos económicos

La base social -«Número de afiliados»- es el indicador cuyo cumplimiento más ha aumentado respecto a años anteriores. «Los partidos suelen declarar en mítines y congresos aproximadamente diez veces más afiliados de los que cuentan; por supuesto no hacen público en la web ningún documento que pueda comprometerles oficialmente», denunciaba la fundación en el mismo informe de 2016 al comprobar que solo UPN y Ciudadanos contaban con una base de datos pública. Este año, a esas formaciones se han sumado Coalición Canaria, Coalició Compromís, Izquierda Unida, PNV y PP.

Respecto a la «Información económica» el incremento es palpable, pasando del 42% del anterior informe al 56% de cumplimiento de esta edición. Esto la sitúa como la segunda área más transparente del informe, solo superada por la información de «Quiénes somos». A pesar del dato positivo, «ninguna de las 23 organizaciones políticas analizadas presenta una auditoría externa como complemento a la fiscalización del Tribunal de Cuentas», explica el informe.

Otros datos positivos a destacar son el incremento de casi 20 puntos porcentuales de partidos políticos que publican un código ético (61% de cumplimiento) o el aumento en 13 puntos de la información acerca de las personas del partido (perfil de los cargos electos, declaración de bienes y rentas y retribuciones salariales). Además, 15 partidos de la muestra han mejorado sus puntuaciones respecto al año pasado, siendo Coalición Canaria y Nueva Canarias las formaciones que presentan los mayores avances al conseguir diez puntos más que en la edición pasada.

El 57% de las Fundaciones no tienen página web

La otra cara de la moneda

Este año el informe solicita a los partidos políticos que especifiquen las fundaciones vinculadas que poseen. A pesar de que un 40% de las formaciones cumplen a la hora de aportar dicha información, estas entidades son las que peores datos de transparencia logran. «Estas instituciones constituyen, en la mayoría de los casos, simples instrumentos para captar subvenciones públicas y donativos privados», señala el estudio.

En el último año, el número de fundaciones vinculadas a partidos políticos a las que el informe ha tenido acceso ha pasado de 39 a 49. Un aumento que, según los autores, se debe a que «su control es más laxo que el de los partidos», por lo que, en muchos casos, se usan para «evitar la fiscalización del Tribunal de Cuentas». Solo las fundaciones Popular de Estudios Vascos y Sabino Arana cuentan con un código de buen gobierno.

Una muestra de la falta de transparencia se encuentra en el hecho de que el 57% del total de las entidades no cuentan con una página web donde poder encontrar información. «Esta omisión supone el incumplimiento de la Ley Orgánica 5/2012 sobre financiación de los partidos políticos, que establece que ‘las fundaciones vendrán obligadas a hacer públicas, preferentemente a través de su página web, el balance y la cuenta de resultados de forma que esta información sea de gratuito y fácil acceso para los ciudadanos’», concluye el informe.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME