Derechos Humanos

Ciberataques: la gran amenaza de las ‘smart cities’

La Europol ha dicho que es el mayor ciberataque perpetrado a nivel global. Empresas y hospitales han visto bloqueados sus servidores, y solo recuperarán sus datos si pagan un rescate.

¿QUIERES COLABORAR CON ETHIC?

Si quieres apoyar el periodismo de calidad y comprometido puedes hacerte socio de Ethic y recibir en tu casa los 5 números en papel que editamos al año a partir de una cuota mínima de 30 euros, (IVA y gastos de envío a ESPAÑA incluidos).

COLABORA
12
May
2017
Pedro M. Gómez

«Nos han ordenado que apaguemos los ordenadores, incluso las luces. Estamos paralizados», contaba este mediodía a Ethic el programador web Tahiche Guillén. Trabaja para una gran compañía de servicios de internet radicada en Madrid, con más de mil empleados. Mientras se escriben estas líneas, esta situación se repite en una decena de miles de empresas de todo el mundo, una decena en España, entre ellas la sede de Telefónica: se trata, posiblemente, del mayor ciberataque sufrido a escala global. Los hackers anónimos han introducido un virus en miles de servidores de diferentes organizaciones, en el caso de Reino Unido, 16 hospitales, para inutilizarlos, y han enviado un correo electrónico en el que exigen una cantidad de dinero si quieren recuperar sus datos.

Recientemente, unos hackers dejaron a oscuras al 20% de la ciudad de Kiev

Precisamente, hace poco, el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) publicaba un artículo en el que alertaba de la vulnerabilidad de nuestras ciudades, cada vez más ‘inteligentes’ y dependientes de la red, frente a este tipo de ciberataques. Cuentan el caso de reciente de la ciudad estadounidense de Dallas: alrededor de las 23:40, se activó la alarma de huracanes: 156 sirenas de emergencia, todas ellas al unísono. Pasó 15 veces más, en ráfagas de unos 90 segundos, hasta que por fin se silenciaron hacia las 1:20 de la madrugada del sábado. El New York Times confirmó que habían sido activadas por un hacker que puenteó las medidas de seguridad del sistema. Los técnicos se fueron incapaces de frenar al perpetrador, por lo que tuvieron que apagar el sistema al completo para acallar las alarmas y que los residente de Dallas pudieran volver a conciliar el sueño.

«No hubo que lamentar daños más allá del insomnio, las quejas y el doble de llamadas al servicio de emergencias a medida que el pánico hacía mella en algunos residentes», cuentan desde el MIT, y añaden: «Pero sí sirve de recordatorio de la importancia de asegurar las infraestructuras urbanas contra los ciberataques».

Desde el instituto tecnológico explican que los investigadores llevan varios años encontrando vulnerabilidades en el hardware de las ‘smart cities’, desde señales de tráfico hasta contadores inteligentes. «La mayor preocupación reside en que, a medida que se popularizan, con dispositivos cada vez más conectados mediante el internet de las cosas, los hackers identificarán más fallos y podrán utilizarlos para sumir ciudades enteras en el caos», advierten.

Los sistemas de la Agencia Municipal de Transporte de San Francisco fueron secuestrados bajo la exigencia de un rescate

Dan otros ejemplos, como el de Kiev, en Ucrania: recientemente, unos hackers dejaron a oscuras al 20% de la ciudad, tras hacerse con el control de subestaciones eléctricas. Y la red de trenes ligeros de la Agencia Municipal de Transporte de San Francisco, en Estados Unidos, fue secuestrada bajo la exigencia de un rescate mediante randsomware: el mismo sistema que están empleando ahora mismo los ‘hackers’ en las empresas españolas: piden un rescate a cambio de desbloquear sus equipos.

El director de la firma RSA Security explicaba en un artículo para IT Pro Portal: «Lo que le mantendrá despierto por las noches a un líder municipal no es tanto si su ciudad sufrirá una filtración de datos o un apagón sino que las infraestructuras inteligentes como el procesamiento de nóminas, la banca… y los sistemas de recaudación de impuestos se vean afectados».

Desde el MIT, culminan con una advertencia: «En una situación así, en la que múltiples sistemas se vieran comprometidos, la modificación o eliminación de datos podría derrumbar los sistemas financieros sobre los que operan las ciudades. Y con ellos, la vida urbana».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe en tu email nuestras novedades, noticias y entrevistas

SUSCRIBIRME